el soberanismo lo aprovecha para crear alarma

Una imagen de legionarios bebiendo cerveza en Barcelona desata la polémica

Rufián no ha dudado en comentar la imagen e ironiza con la irresponsable actitud de los miembros del ejército: "Seguro que después de la cerveza el rifle automático pesa menos"

Foto: Un grupo de legionarios toma cervezas con sus armas en el suelo.
Un grupo de legionarios toma cervezas con sus armas en el suelo.

Desde este sábado la polémica está servida por una fotografía en la que aparece un grupo de legionarios sentado en la terraza de un bar de Vilafranca del Penedés (Barcelona), tomando cerveza y con las armas en el suelo. La imagen se ha viralizado a través de una cuenta de twitter independentista en la que se publicaban más imágenes que mostraban a este grupo comprando también en un supermercado con las armas colgadas. Un portavoz del Ejército de Tierra ha confirmado a este diario que por parte de la Unidad "se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades disciplinarias si las hubiese".

Gabriel Rufián se ha hecho eco de esta publicación ironizando a través de un mensaje en Twitter acerca de los inconvenientes que puede conllevar la mezcla entre el uso de armas y la ingesta de alcohol:

Tras la polémica generada, las respuestas al tweet del diputado de ERC indicaban que quizás se trataba de una despedida de soltero, en la que un grupo de amigos estaba disfrutando de un descanso para después jugar una partida de 'Airsoft'. Desde las redes, muchos usuarios señalaban que en esa zona es muy común encontrar a gente con ese atuendo por la localización de una de las mayores tiendas de Airsoft de Barcelona: TotAirsoft. Desde esta tienda afirman a El Confidencial que los hombres que aparecen en la foto no son ni han sido clientes suyos porque "los jugadores de airsoft no pueden mostrar las armas en público, es denunciable". "Las armas de airsoft son réplicas exactas en tamaño y forma" y no pueden salir con ellas a la calle para evitar crear alarma, entre otras cosas.

Fuentes del Ejército consultadas por este periódico han confirmado que se trataba de una "unidad tipo compañía que volvía del norte de Francia de un ejercicio que tuvo lugar del 15 al 26 de septiembre", que al bajar a España realizaron una parada obligatoria para los conductores de los autobuses (entre las 11.45 y 12.20) por lo que, prosiguen explicando las mismas fuentes, "el personal debe bajar de los vehículos portando su armamento, libre de munición, mientras los vehículos iban a repostar". Las mismas fuentes explican que durante el repostaje, los autobuses pararon en las inmediaciones de un supermercado, "de esta forma podían comprar además algo de comida para el resto del viaje, dado que hasta las 01.30 horas de la madrugada no se preveía la llegada a Ronda" y ratifican que durante la citada parada en ningún momento se produjo ningún incidente.

Un portavoz del Ejército de tierra asegura a El Confidencial que "dado que en una de las fotografías se ve a personal portando armamento y al parecer bebiendo cervezas, por parte de la Unidad se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades disciplinarias si las hubiese".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios