BARÓMETRO DEL CIS CON EL DOBLE DE MUESTRA

Las tripas del 'tracking de Tezanos': datos inquietantes para el PSOE y malos para Cs

La fidelidad del PSOE baja nueve puntos en un mes y la de Ciudadanos cae 15 desde julio. Tezanos vuelve a la cocina como antes de cada cita electoral desde que llegara al cargo

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la sede de la ONU. (Reuters)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la sede de la ONU. (Reuters)

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lleva tiempo en modo campaña electoral. El organismo que dirige José Félix Tezanos ha encuestado a 6.000 personas para su barómetro de agosto, el doble de lo normal, a pesar de que se proyectó cuando oficialmente no estaban convocadas las elecciones. Los partidos se han lanzado a mirar las tripas, y deja conclusiones buenas para el PP y Vox, inquietantes para el PSOE y peores para Ciudadanos. Los expertos piden tomar las encuestas con todas las cautelas, porque no incluyen el alcance de la candidatura de Íñigo Errejón y el voto se decide cada vez más tarde. Estas son algunas de las claves del último CIS.

Las tripas del 'tracking de Tezanos': datos inquietantes para el PSOE y malos para Cs

1. Vuelve la cocina y cambia la muestra

Como cada vez que se acercan elecciones, José Félix Tezanos olvida su método de estimación, que beneficia al PSOE, y aplica cocina para ponderar las respuestas de los encuestados. La particularidad es que esta vez lo hace en un barómetro normal, no preelectoral, el gran sondeo que realiza el organismo antes de las elecciones.

Tezanos no solo cambia a menudo la metodología. Al llegar, aumentó la muestra del barómetro de 2.500 personas a 3.000. Esta vez, ha sido de 6.000, un claro síntoma de encuesta preelectoral. Si normalmente las encuestas se realizan los primeros 10 días del mes, esta vez ha sido entre el 1 y el 18 de septiembre, cuando las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos estaban rotas. Eso lo convierte en un 'tracking' electoral, con cientos de encuestas diarias que sirven para medir la evolución del voto.

2. Datos inquietantes para el PSOE

Con el uso de la cocina, el PSOE obtiene el (34,2%), el doble que el PP (17,1%). Si el CIS hubiera mantenido el método Tezanos, el PSOE tendría un 37,6% y el PP, un 14,5%. La cocina reduce en cuatro puntos la brecha PSOE-PP. Pero hay indicadores inquietantes para el PSOE. En intención directa de voto, el PSOE baja tres puntos desde julio. En fidelidad de voto, el porcentaje de los votantes socialistas en abril que dicen que repetirán su voto pasa del 85,1% en julio al 76% en agosto.

No es la primera encuesta que muestra signos inquietantes para el PSOE. GAD3 en 'ABC' e Ipsos en '20' minutos' también han pronosticado en los últimos días un estancamiento del PSOE que podría dejarlo alrededor de los 123 escaños que tiene actualmente. "A Sánchez se le está poniendo cara de Artur Mas", ironiza un profesional de las encuestas, que alude al adelanto electoral que convocó Mas en 2012 con las encuestas a favor y en el que acabó perdiendo 12 escaños. Además, falta por calcular el voto que le puede robar Errejón.

Los socialistas mantienen la calma y afirman que la campaña no ha empezado, que en la repetición electoral de 2016 Rajoy también subió. Consideran que el periodo de frustración de su electorado por el fracaso en la negociación con Unidas Podemos dará paso a la aceptación y al voto útil que los lleve a 140 escaños.

3. Baja fidelidad de Ciudadanos

Si para el PSOE hay datos inquietantes, para Ciudadanos lo son más. El partido de Albert Rivera es el que tradicionalmente tiene los votantes menos convencidos, lógico, por ser de centro. En el barómetro de julio, el 74,1% de los votantes de Ciudadanos se mostraban convencidos de repetir su voto si hubiera elecciones. En el publicado el jueves, ese porcentaje baja al 58,6%, 15 puntos menos. El resto de los demás grandes partidos conserva fidelidades mucho mayores: PSOE (76%), PP (72,6%), Unidas Podemos (75,4%) y Vox (72,6%).

Ciudadanos es el partido con menos fidelidad de voto.
Ciudadanos es el partido con menos fidelidad de voto.

4. Mala percepción de la economía

El PP fía buena parte de su campaña en la economía. Pablo Casado ha moderado su mensaje y lo ha centrado en la economía. Los datos del frenazo económico amenazan el plan electoral de Sánchez. El CIS pregunta por la percepción que tienen los ciudadanos de la economía y si creen que dentro de un año la economía estará mejor o peor. En julio, el 23% consideraba que dentro de un año la economía iría peor, y en agosto sube hasta el 33%. El 18% creía hace dos meses que estaría mejor, y ahora ese porcentaje es de solo el 12%. Al contrario que Zapatero, Sánchez no ha minimizado los problemas de la economía.

5. Vox aguanta

El 28 de abril, Vox irrumpió en el parlamento con 24 escaños. Pese al resultado, para la derecha nacionalista fue una decepción. Sus líderes estaban convencidos de que superarían a Ciudadanos. Aunque el votante de Vox parecía volver a las catacumbas y bajó en las elecciones de mayo, el CIS muestra buenos datos para el partido de Abascal. En intención directa de voto se mantiene, y también en fidelidad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios