EN VOTO DIRECTO, LOS SOCIALISTA CAEN

Tezanos rectifica por tercera vez y vuelve a la cocina para enmascarar la caída del PSOE

Como cada vez que se acerca una cita electoral, el CIS aplica la denostada cocina. El PSOE cae en intención directa de voto respecto al barómetro de julio

Foto: José Félix Tezanos. (EFE)
José Félix Tezanos. (EFE)

El CIS ha vuelto a cocinar en su barómetro para ofrecer una estimación de voto. Como hace cada vez que se acercan elecciones, José Félix Tezanos ha olvidado su tradicional método crudo, que tanto ha defendido y que beneficiaba tradicionalmente al PSOE. Con el método Tezanos, el PSOE obtendría un 37,6% del voto, pero con la cocina lo baja al 34,2%, con lo que sigue por encima de otras empresas privadas pero no tanto. El cambio enmascara una caída del PSOE. Comparando el voto directo, el PSOE cae: en julio obtenía el 30,5% y ahora el 27%, en línea con lo que pronostican ya Ipsos o GAD3, lo que convertiría la repetición electoral en un gran peligro para Pedro Sánchez.

El guion se repite. Hace un año, el CIS sorprendió con un nuevo sistema que obviaba la cocina para dar la estimación de voto. Entonces, Tezanos, catedrático de Sociología y hasta poco antes miembro de la ejecutiva del PSOE, defendió que el CIS debía publicar el dato crudo, lo que responden los encuestados. Mediante una simple regla de tres, lo trasladaba a estimación. Hasta entonces, el CIS hacía lo que los expertos llaman cocina, tomar lo que sale en la respuesta de los encuestados y ponderar los resultados mediante el recuerdo de voto. Como la muestra del CIS tradicionalmente sobrerrepresenta al PSOE, se preguntaba a quién habían votado en las pasadas elecciones. Así se veía de alguna forma qué partido estaba infrarrepresentado y se equilibraba (cocinaba) la estimación de voto.

Tezanos llegó con el discurso de que esa ponderación de voto frenaba los cambios de voto en un tiempo de multipartidismo y voto volátil y que lo mejor era dar el dato crudo. Aplicaba una regla de tres sobre la intención de voto más simpatía sin cocina. Eso hacía subir al PSOE y hundía al PP. De media, y aplicado a los últimos años, el método ampliaba la brecha PSOE-PP en siete puntos respecto al sistema de cocina.

El método Tezanos se iba a poner a prueba en las elecciones andaluzas de diciembre, pero entonces, justo antes de los comicios, volvió a la cocina. En el preelectoral andaluz, rectificó y aplicó un modelo de estimación tradicional. No predijo que el PSOE pudiera perder la comunidad, pero nadie lo hizo y además la encuesta es de antes de la campaña.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. (EFE)

En abril, antes de las generales, el CIS volvió a cocinar y, entonces sí, dio una encuesta preelectoral que se acercó a los resultados finales. Con la cocina, el CIS bajaba al PSOE cuatro puntos respecto a lo que le habría dado con el método Tezanos.

Ahora se trata de un barómetro mensual, no del preelectoral con una muestra enorme, pero aun así regresa la cocina. El CIS justifica que hay elecciones a la vista, aunque cuando se realizaron las preguntas los comicios no estaban convocados. En la ficha técnica, que desde que está Tezanos cambia periódicamente, se explica que "se recogen los resultados de aplicar un modelo de estimación a los datos directos de opinión proporcionados por la encuesta. La finalidad de este modelo es determinar la configuración y peso de los electorados en España en una convocatoria electoral determinada".

Al aplicar cocina, el PP sale beneficiado. Con el método de Tezanos obtendría 2,6 puntos menos de lo que le da el CIS con cocina. Aun así, respecto a julio, el PSOE cae tres puntos en voto más simpatía.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios