PRIMERA REACCIÓN TRAS LA SENTENCIA

Moncloa ejecutará "cuanto antes" la salida de Franco, para alejarla de la campaña del 10-N

Sánchez y Calvo celebran el fallo del Tribunal Supremo, porque supone pasar una página de la historia y reparar la memoria de las víctimas. Quiere proceder a la exhumación "lo más lejos de la campaña"

Foto: Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, este 24 de septiembre en Madrid. (EFE)
Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, este 24 de septiembre en Madrid. (EFE)

Se hara "cuanto antes" y "lo más lejos posible" de la campaña electoral del 10 de noviembre. El Gobierno en funciones no pone aún día y hora para la exhumación de Francisco Franco y reinhumación de sus restos en el cementerio de Mingorrubio-El Pardo, pero pretende hacerlo sin demora, sin esperar a que pasen las segundas generales. Solo está a la espera de culminar los últimos trámites administrativos, y no cree que la Iglesia, que es custodia de la basílica del Valle de los Caídos, obstaculice la salida del dictador.

Gobierno y PSOE se desplegaron este martes para celebrar la sentencia histórica del Tribunal Supremo, que avala por completo el plan del Ejecutivo de Pedro Sánchez de sacar a Franco de Cuelgamuros y no permitir su enterramiento en la cripta de la catedral de la Almudena de Madrid. Un pronunciamiento de los magistrados adoptado por unanimidad en plena precampaña que fue recibido con total euforia por los socialistas, empezando por el propio presidente, que conoció la noticia en Nueva York, adonde se desplazó para la Cumbre del Clima y la Asamblea General de la ONU el pasado domingo.

"Lo vamos a hacer de la manera más rápida posible porque es lo que nos indica la sentencia y, en ese sentido, cuanto antes mejor, para que esté lo más lejos de la campaña", aseguró a los medios la vicepresidenta, Carmen Calvo, la máxima responsable del expediente administrativo, un proceso que se ha alargado más de un año por la guerra que en los tribunales y fuera de ellos han librado los descendientes del dictador. Calvo se mostró "muy satisfecha" por la decisión del Supremo, que desatiende por completo los argumentos de la familia, y autoriza tanto la exhumación como su posterior reinhumación en el cementerio de Mingorrubio-El Pardo, al oeste de la capital, donde yace la mujer de Franco, Carmen Polo. Es una "dignísima noticia para la democracia, el respeto a la convivencia entre españoles y a las víctimas", enfatizó. Y es un espaldarazo también para el Ejecutivo y el Congreso, que convalidó el real decreto ley impulsado por Sánchez, recordó.

El Ejecutivo ahora intentará ejecutar el fallo "muy rápido, todo lo rápido que los plazos que quedan lo permitan", aunque planea un posible retraso


Calvo valoró, en ese sentido, que el Supremo se haya pronunciado de manera "absoluta", porque la sentencia "dice dónde" han de ser enterrados los restos. No en la Almudena, sí en El Pardo. "Pasamos una página durísima" de la historia. La número dos incidió en que el Gobierno ha conducido el procedimiento de manera "pulcra y garantista". Un itinerario proceloso que buscaba sacar al dictador de un "mausoleo de Estado" donde estaba "enaltecido". Y ahora intentará ejecutar el fallo "muy rápido, todo lo rápido que los plazos que quedan lo permitan".

Sin miedo a Yusty

El Gobierno aprobará en un próximo Consejo de Ministros, no el de este viernes, la nueva fecha de exhumación e inhumación, puesto que la anterior fijada, el 10 de junio, fue paralizada por el Supremo. La pretensión es que se ejecute antes, pues, del arranque de la campaña del 10-N, el 1 de noviembre. Pero primero ha de recibir la comunicación de la sentencia del Supremo.

Y sigue estando pendiente otro escollo: el titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Madrid, José Yusty Bastarreche, suspendió provisionalmente la licencia de obras del Ayuntamiento de San Lorenzo de Escorial para levantar la losa de la basílica. El juez, a quien la Abogacía del Estado intentó recusar (sin éxito) por publicar un artículo en 2007 contra la Ley de Memoria Histórica, consideraba que esa operación, alzar una piedra de 2.000 kilos de peso, puede poner en peligro a los trabajadores. No estaría garantizada su seguridad, estimaba. Calvo señaló que una vez dado el visto bueno del Supremo, el tribunal que se sitúa en la cúspide jurisdiccional del país, no habrá problema. "No hay más" y se trata de aplicar la sentencia: "Exhumar y reinhumar los restos".

Los socialistas no esperan problemas por parte de la Iglesia, ya que ya el secretario de Estado adelantó que el Vaticano no se opondría a la exhumación

Tampoco ve Calvo obstáculos en la Iglesia. Recordó que ella misma se entrevistó con el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y este le trasladó que no obstaculizaría la exhumación, si bien el prior del Valle de los Caídos ya adelantó que no permitiría que los restos del dictador abandonaran la basílica a menos que hubiera permiso judicial. Ahora lo hay. "Lo que toca es ir cumpliendo para que los españoles se levanten un día sabiendo que Franco ya no está en el Valle de los Caídos y las víctimas, de los dos bandos, puedan descansar en paz". Fuentes de la Santa Sede confirmaron este martes que la postura manifestada por Parolin se mantiene y no tiene "más que añadir".

Moncloa ejecutará "cuanto antes" la salida de Franco, para alejarla de la campaña del 10-N

Las obras para acondicionar la cripta en el cementerio municipal de El Pardo ya están culminadas. En mayo, el 'Boletín Oficial del Estado' publicó el real decreto que dispuso que el nuevo propietario del panteón familiar donde será enterrado Franco es el Estado. Se desafectaba así esa tumba de Patrimonio Nacional.

Mensaje de Sánchez

En Ferraz se vivió la noticia con total euforia. "Un 5-0", como decían en la cúpula, ya que el Supremo no solo validó la exhumación del dictador, sino también el plan del Ejecutivo de impedir su inhumación en la Almudena, en pleno centro de la capital. En el cuartel general del PSOE compareció Adriana Lastra, la vicesecretaria general, a quien se le quebraba la voz al recordar a los españoles muertos por defender la democracia y a quienes el régimen asesinó y aplastó [aquí su intervención en PDF]. "Hoy es un día de justicia para todos los demócratas, hoy es un día de recuerdo y respeto para todos los españoles que sufrieron la dictadura, hoy es un día de orgullo para quienes creemos y defendemos los valores de la libertad y la democracia".

"Hoy es un gran día. La lucha y los desvelos han merecido la pena", dice Sánchez a través de Lastra. Los socialistas se sienten eufóricos tras el fallo

"La exhumación del dictador, cuya legalidad ha sido confirmada hoy por el Tribunal Supremo —siguió Lastra—, es una declaración de que en nuestra democracia no caben lugares para la exaltación de aquella dictadura que durante cuarenta años trajo a nuestro país opresión y persecución. Es una decisión que no busca, como dicen algunos, reescribir la memoria sino preservar y hacer justicia a la memoria de aquellos a quienes la dictadura encadenó, persiguió y condenó a un exilio interior mientras se erigían monumentos a la gloria del dictador que nos aplastaba".

La número dos trasladó un mensaje de Sánchez, a quien Calvo despertó —era madrugada en Nueva York cuando el Supremo dio a conocer su fallo— para darle la noticia: “Hoy es un gran día. La lucha y los desvelos han merecido la pena. Hoy es un día para recordar a quienes ya no están, pero que sabemos que estarían orgullosos de todas y todos nosotros". Lastra se había emocionado minutos antes, cuando recordó cómo a la entrada de Ferraz se exhibe un busto del fundador del PSOE, Pablo Iglesias, "que fue escondido por trabajadores socialistas y permaneció enterrado durante más de cuarenta años".

La número dos apuntó que no hay "resquicio legal posible" para que la familia pueda detener la salida de Franco de la basílica, ya que la sentencia del TS es firme. Sí admitió que puede haber retrasos, aunque "más pronto que tarde" el exjefe del Estado acabará abandonando Cuelgamuros gracias a la decisión de un Ejecutivo socialista. También rechazó las acusaciones de electoralismo que han lanzado PP y Ciudadanos, puesto que no ha sido el Gobierno, dijo, el que ha decidido los tiempos de la Justicia. Si por Sánchez hubiera sido, aseguró, la exhumación se hubiera acometido en el verano de 2018. Los socialistas, por tanto, intentarán cumplir el fallo cuanto antes, evitando el momento de la campaña electoral, aunque será complicado por el escollo que supone la suspensión de la licencia de obras adoptada por el magistrado Yusty Bastarreche.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios