INSISTIRÁ HASTA QUE SE AGOTE EL PLAZO

Rivera no modificará su hoja de ruta para el 10-N pese a ofrecer la abstención a Sánchez

Cs insistirá en la oferta hasta que se agote el plazo. Eso sí, tiene claro que se trata de una solución 'in extremis' y que no alterará su estrategia futura: "Volveremos a nuestra posición"

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa tras verse con el Rey. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa tras verse con el Rey. (EFE)

La cuenta atrás hacia unas nuevas elecciones —prácticamente confirmadas después de que el Rey no designara a Pedro Sánchez como candidato a una nueva investidura— se vio eclipsada por la “solución de Estado” propuesta por Albert Rivera este mismo lunes. En resumen, la oferta se abría a una abstención del grupo naranja (y pretendía extenderla al PP) si el líder socialista se comprometía a cumplir tres condiciones: cambiar el Gobierno de Navarra (para expulsar a los nacionalistas de Geroa Bai y a Podemos), tener listo el artículo 155 para aplicarlo en Cataluña y garantizar que no habrá indultos tras la sentencia del 'procés', y suprimir una subida de impuestos en los próximos Presupuestos.

La posibilidad de esa abstención, más allá de los requisitos, terminaba con el veto implacable a Sánchez que Ciudadanos aprobó ya en el mes de febrero en su ejecutiva nacional y que ha defendido en estos meses hasta hace apenas 48 horas. El domingo, este diario publicó una entrevista en la que Rivera avanzaba que si finalmente había una campaña electoral, “Sánchez será el problema y el resto de partidos tendremos que ofrecer una alternativa”. Además, el líder naranja insistía en que si sacaba un voto más que Pablo Casado y había opción de sumar, le llamaría en la noche electoral del 10-N, esperando que si era al revés fuera el líder del PP el que levantara el teléfono. Dejó claro que su socio preferente seguirá siendo Casado.

Dirigentes del núcleo duro de Rivera insisten en que la posibilidad de la abstención respondía exclusivamente “a intentar desbloquear el actual escenario” en una “situación ‘in extremis” y en unas circunstancias muy concretas: lanzaron la oferta el lunes al ver que durante el fin de semana no había ningún avance entre Unidas Podemos y el PSOE y ya se daba por imposible el acuerdo de la izquierda. “Por eso es una solución de Estado. Y por eso pedimos a cambio unas condiciones mínimas que cualquier constitucionalista podría aceptar”, afirman, sacudiéndose las críticas de tacticismo electoral. “Si solo pensáramos en la campaña, habríamos puesto encima de la mesa unos requisitos más complicados de asumir”, zanjan.

De hecho, según confirman a este diario miembros del partido, continuarán con el mismo mensaje hasta el viernes, cuando realmente se cumpla el plazo definitivo para que no haya una investidura. Rivera trasladó al Rey durante su reunión de ayer que “quedaba tiempo” y que continuaría intentando que Sánchez “rectificara” aceptando las condiciones. Aunque el presidente en funciones dio por hecha la repetición electoral, formalmente habría un margen de 48 horas hasta convocar un pleno el viernes, que continuaría el sábado y finalmente el lunes. Ciudadanos insistirá hasta ese momento en su oferta.

Rivera no modificará su hoja de ruta para el 10-N pese a ofrecer la abstención a Sánchez

Lo hará, eso sí, con escasas esperanzas. Desde este martes, el partido naranja cuenta con que el 10 de noviembre los españoles votarán y la maquinaria electoral está en marcha. El partido de Rivera acude a la cita con un marco diferente al del 28 de abril. No solo por el escenario abierto (y la imposibilidad de Sánchez de formar Gobierno), sino por el último giro hacia la posible abstención propuesto por su presidente y que será utilizado por sus rivales políticos.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (Reuters)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (Reuters)

En la cúpula naranja aseguran “no temer” los ataques del PP o Vox (que ya amagan con un nuevo “bandazo” de los naranjas) y aseguran que la “solución de Estado” no alterará su estrategia futura. “Nosotros volvemos a nuestra posición inicial. Esto ha sido exclusivamente un intento de desbloqueo, aportar una solución de Estado y estar a la altura como oposición”, aseguran a este diario, mientras mantienen que su mensaje y su estrategia permanecerán intactos. Dicho de otra manera: continuarán apostando por que Sánchez “es el problema de España” y llamarán a los populares a ser de nuevo sus socios preferentes, como ha ocurrido en CCAA y ayuntamientos de toda España.

Con respecto a la abstención, el partido naranja está convencido de que el giro ha sido “un paso positivo” de cara a la ciudadanía y a la propia campaña. “Nos hemos movido. Hemos demostrado que aparcamos lo que queremos por intentar dar una solución y evitar la repetición electoral”, aseguran. Rivera avanzaba ese mismo mensaje en su comparecencia ayer tras verse con el Rey: “Los que nos decían que no nos movíamos, ¿dónde están ahora?”. “¿Dónde están los dirigentes del PSOE que nos criticaban por no aportar soluciones?”, insistía.

Miembros de la ejecutiva del partido, a la que Rivera comunicó el mismo lunes la decisión de plantear una abstención, coinciden en que era complicado afrontar unas nuevas elecciones quedándose en la inacción y con el cartel del 'no es no' colgado en la frente. El líder de Ciudadanos rechazó verse con el presidente en funciones las dos últimas veces (en los meses de junio y julio) y ha rehusado mantener cualquier contacto con los socialistas en los últimos meses. De ahí que la sorpresa fuera mayúscula al ver que era Rivera el que tomaba la iniciativa y no el PP, que hasta ahora se ha mostrado más partidario del diálogo con los socialistas.

Mientras sus rivales políticos le acusan de “tacticismo” y consideran que se trata de un movimiento a la desesperada por evitar elecciones en vista de lo que dicen las encuestas (apuntan a una bajada de los naranjas), en la formación de Rivera defienden la posición. El líder naranja lo explicaba en la ejecutiva del lunes con sus propias palabras: “Nos ha vuelto a tocar. Somos responsables. Ya nos tocó en 2016”, aseguró a sus filas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios