La ministra promete más inversiones

Robles quiere seguir en la cartera de Defensa: "Me encuentro especialmente satisfecha"

La ministra de Defensa habla en presente y en futuro de sus proyectos y compromisos al frente del departamento: el primero, aumentar la inversión en las Fuerzas Armadas

Foto: La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. (E. Villarino)
La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. (E. Villarino)

Al margen de la incógnita de si habrá o no repetición de elecciones, Margarita Robles se muestra tan convencida de que Pedro Sánchez será investido presidente del Gobierno como encantada de estar al frente del Ministerio de Defensa. De hecho, habla indistintamente en presente y en futuro de sus proyectos y compromisos al frente del departamento: el primero, aumentar las inversiones y proseguir con la modernización de las Fuerzas Armadas.

Pese a estar en funciones y con la amenaza de seguir así un mínimo de otros cuatro meses, Robles niega en entrevista con El Confidencial que la incertidumbre afecte al funcionamiento ordinario de su ministerio, tampoco por los nombramientos pendientes, como la dirección del Centro Nacional de Inteligencia, cubierta de forma interina desde julio por su secretaria general, Paz Esteban.

La ministra pide que su departamento quede al margen de la pugna de los partidos y se deshace en elogios a los militares: "Nosotros seguimos aprobando programas de futuro, como el del avión de combate europeo que haremos con Francia y Alemania. Hay una cosa fundamental en este ministerio y yo he procurado hacerlo desde el primer día en que llegué aquí: dejarlo al margen del debate político, es un ministerio de Estado. Las Fuerzas Armadas pertenecen a todos los españoles; como ministra, me siento profundamente orgullosa de ellos, los militares son hombres y mujeres profesionales, formados, competentes, un ejemplo en Europa y en el mundo en las misiones internacionales más difíciles; ayer en los incendios y hoy en las inundaciones. No caben posicionamientos partidistas. Estamos haciendo un esfuerzo muy grande para que las FAS sean competitivas, para que tengan los medios que necesiten, proyectos que a su vez son buenos para la industria española".

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. (E. Villarino)
La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. (E. Villarino)

Robles garantiza su apoyo a esos proyectos de inversión, recuerda que ya tiene aprobados los correspondientes techos de gasto para programas "que son plurianuales y desde luego que se van a respetar" y recalca que si algo tiene claro como ministra de Defensa es la apuesta por las Fuerzas Armadas, "porque son paz, libertad, seguridad en el mundo, cultura de defensa, una magnífica imagen de España en el mundo y también puestos de trabajo". También se fija el objetivo de atraer a los jóvenes que están a punto de decidir su futuro, para "que vengan a las FAS, que sepan que son progreso, ciencia, innovación y tecnología".

Sobre la plasmación en los próximos Presupuestos del Estado de esos compromisos y objetivos, sentencia: "Estoy en condiciones de decir que esa es una prioridad absoluta. En este año y dos meses que llevo, he puesto en marcha programas que llevaban paralizados siete años, supongo que por la crisis económica; pero ahí están ahora: el relativo a los Chinook, las fragatas F-110, el submarino S-80 o el avión de combate europeo (FCAS). No son declaraciones grandilocuentes, son hechos concretos. El compromiso con la modernidad de las Fuerzas Armadas es total".

La ministra pide que su departamento quede al margen de la pugna de los partidos y se deshace en elogios a los militares

Robles tiene muy pensada su respuesta a la pregunta de si quiere seguir en Defensa. "Yo estoy encantada en este ministerio, disfrutando y aprendiendo mucho rodeada de unos hombres y mujeres entregados, generosos y bien formados. Después de una larga vida profesional y en varios ámbitos, esta etapa es para mí estimulante y creativa. Me encuentro especialmente satisfecha. Si hay Gobierno, y estoy convencida de que habrá un Gobierno del señor Sánchez, será una decisión suya si estoy, pero en todo caso puedo decir que estoy encantada como ministra de Defensa".

De lo que evita hablar es de los relevos del jefe de Estado Mayor y demás altos mandos militares. "Ya lo veremos cuando llegue el momento, he mantenido a toda la cúpula militar porque este ministerio, como repito, es de Estado. Este Gobierno era consecuencia de una moción de censura, no de unas elecciones, y las FAS necesitaban estabilidad. He trabajado este tiempo codo con codo con todo el mundo y tengo una magnífica relación personal con ellos. Lo importante es que tengamos de una vez un Gobierno, un Gobierno serio y creíble, un Gobierno del Partido Socialista, y luego ya veremos".

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. (E. Villarino)
La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. (E. Villarino)

Robles resta importancia al hecho de que el CNI tenga una directora en funciones desde julio, cuando se acabó el mandato de Félix Sanz Roldán, y destaca que la secretaria general al frente, Paz Esteban, es una mujer "con un gran rigor profesional" que lleva más de 30 años en el centro. "Podemos estar tranquilos, que el CNI funciona y está perfectamente gestionado", remacha.

La ministra de Defensa aprovecha para salir al paso de las insinuaciones de "algunos dirigentes catalanes sobre implicaciones del CNI en los atentados del 17 de agosto" para calificarlas de "calumnias inaceptables". Según la actual responsable política de los servicios de inteligencia, "si hay tres mil y pico hombres y mujeres serios que trabajan por España y son escrupulosos al máximo de la legalidad, son los que trabajan en el CNI".

Sobre el episodio del buque de acción marítima de la Armada Audaz, enviado por el Gobierno para recoger a 15 inmigrantes en Sicilia, Margarita Robles se revuelve contra las acusaciones sobre lo que la oposición consideró una operación de imagen de Pedro Sánchez. Sostiene que desplazar un barco de guerra de 93 metros de eslora en vez de un avión fue una "decisión técnica", que no se puede hablar de derroche "porque el barco estaba e iba a estar en el mar" (en Rota) y que ni siquiera se puede desglosar el coste de la operación porque el Audaz navegaba y actuaba en un programa marco de maniobras que lo iba a mantener en el Mediterráneo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios