CUENTA ATRÁS PARA LA DISOLUCIÓN DE LAS CORTES

Iglesias pide al Rey una labor de "mediación" para evitar elecciones con una coalición

Si Sánchez le vuelve a realizar la misma oferta que le lanzó en julio, renunciando por su parte a las políticas activas de empleo, "es cuestión de horas que nos pongamos de acuerdo"

Foto: El líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias, interviene en el pleno del Congreso este miércoles. (EFE)
El líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias, interviene en el pleno del Congreso este miércoles. (EFE)

A escasas 72 horas de que se inicie la definitiva ronda de consultas del Rey con los líderes políticos para determinar si habrá investidura o nuevas elecciones, el líder de Unidas Podemos ha hecho un nuevo llamamiento a Pedro Sánchez para que "reflexione" sobre su última propuesta y rectifique su rechazo. Confía todavía en un pacto de "último minuto", como ha vuelto a insistir durante una entrevista en La Sexta, dado que todavía queda margen temporal, aunque escaso, y "un candidato no puede dejar que las últimas horas pasen sin intentarlo hasta el final". En esta lína ha conminado al PSOE a que este fin de semana analice la propuesta que les hacemos porque es enormemente ventajosa para ellos".

Si no varía la situación tampoco habrá apoyo gratuito, y la intención de Iglesias pasa por trasladarle a Felipe VI, según ha avanzado, que su posición es favorable a la estabilidad, "que hemos hecho todas las ofertas cediendo lo que nunca se ha cedido. Le explicaré la propuesta que le hice de una coalición temporal, que garantice la investidura y la mayoría suficiente para aprobar los Presupestos". Sin sorpresas. No habrá apoyo gratuito -como ya se conjuró el núcleo duro del partido en un reciente encuentro-, aunque los propios socialistas también han renunciado a esta opción, alegando que buscan un Gobierno de estable a través de un acuerdo programático.

Para Iglesias, al Rey le tocaría ahora una labor de "arbitraje y mediación", pues entiende que la coalición es una "fórmula natural" de Gobierno cuando ninguna fuerza tiene mayoría. "Creo que el Rey debería hacer entender al candidato que tiene más apoyos que la coalición da estabilidad al sistema parlamentario. España no se debe permitir otras elecciones más".

El tiempo se agota y el balón vuelve a estar en el tejado de La Moncloa, de quien Iglesias dice esperar una llamada de cara a desbloquear la situación. De hecho, ha vuelto a ratificar que si Sánchez vuelve a realizar la misma oferta que le lanzó en julio, consistente en una vicepresidencia y los ministerios de Igualdad, Sanidad y Vivienda, renunciando por su parte a las políticas activas de empleo, "es cuestión de horas ponernos de acuerdo. Pero hacen falta tres horas".

Iglesias mantiene su disposición a aceptar el veto a su persona y no formar parte del Consejo de Ministros, asegura que ofrecerá estabilidad, que renunciará a tener un peso proporcional al de su grupo parlamentario -aceptando la oferta del PSOE de julio- y, sobre todo, que se mantendrá leal con respecto a Cataluña. "Lealtad y respeto a su liderazgo", ha concluido en referencia al presidente en funciones socialista, añadiendo un lacónico "no sé que más podemos hacer".

El último portazo del PSOE a Unidas Podemos se produjo este jueves, durante una conversación telefónica de 10 minutos entre Sánchez e Iglesias. El presidente en funciones rechazó la propuesta de negociar una coalición, con base en las últimas propuestas de ambos para formar un Ejecutivo compartido, y revisarla al cabo de un año con el compromiso de apoyar igualmente los Presupuestos para garantizar la estabilidad. Asimismo, se cerró la puerta a una negociación cara a cara, como pretendía el líder morado, buscando tomar las riendas personalmente tras el fracaso de los equipos negociadores. Como ya sucedió con el acuerdo para los Presupuestos, que acabaron de pulir ambos después de largas negociaciones de sus respectivos equipos.

El rechazo inmediato de Sánchez a la última oferta del líder morado para salvar las conversaciones, llevó a una parte de la dirección de Unidas Podemos a ratificar su desconfianza sobre el hecho de que el PSOE esté buscando forzar unas nuevas elecciones para conseguir un puñado de escaños más, como expresó en Twitter el jefe de los negociadores del grupo confederal, Pablo Echenique.

El aroma a precampaña comienza a impregnar los discursos de los líderes políticos, y en el caso de Iglesias se deja sentir en su afán por resaltar la inacción de Sánchez y en descargar sobre éste las culpas ante una cada vez más previsible repetición electoral. Criticó que en julio quisiese negociar una coalición en "dos días", y que posteriormente "perdió 90 días, por eso no es lógico irse de vacaciones", le afeó. Advirtió también a Sánchez, recogiendo el ejemplo "aleccionador de Italia", que "los ciudadanos suelen castigar cuando ven que un político quiere llevarlos a las urnas" y se comprometió a que, “si vamos a elecciones y nos va mal, pondré mi cargo a disposición de Podemos”. En esta línea, el secretario general de Unidas Podemos puso en duda la identidad de izquierdas del PSOE, "que es especialista en utlizar la palabra izquierda y luego hacer políticas que poco tienen que ver con ello. Hay un contraste entre lo que se dice en campaña y lo que se hace después".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios