LE ACUSAN DE NARCOTRÁFICO

El jefe de Inteligencia de Chávez rechaza su entrega a EEUU: "Quiere derrocar a Maduro"

Hugo Carvajal tiene una carrera militar de más de 30 años, pero el 21 de febrero se convirtió en enemigo de Maduro tras reconocer al opositor Juan Guaidó como "presidente encargado"

Foto: Imagen de archivo del exjefe de Inteligencia de Chávez junto a Maduro. (EFE)
Imagen de archivo del exjefe de Inteligencia de Chávez junto a Maduro. (EFE)

"En la Justicia de Estados Unidos no confío. No voy a tener derecho a defensa de ningún tipo". El que fuera jefe de la Inteligencia de Venezuela durante ocho años, Hugo Carvajal, se presentó este jueves ante la Audiencia Nacional como una víctima de "persecución política" para frenar su extradición a Estados Unidos, país que le reclama por sus supuestos vínculos con el narcotráfico y la guerrilla colombiana de las FARC. La abogada del exgeneral, que fue detenido en España el pasado abril, aseguró al juez que se siente "amenazado" tanto por Caracas como por Washington, para lo que cargó de forma directa contra el gobierno norteamericano: "La única forma que el general Carvajal tiene de eludir la cadena perpetua es proporcionar información del régimen de Maduro para derrocar ese régimen. Con lo cual, lo único que quieren es coger información, no coger a un delincuente"

Carvajal tiene una carrera militar de más de 30 años a sus espaldas y fue jefe de la Inteligencia militar de Venezuela, pero el pasado 21 de febrero se ganó la enemistad de Maduro después de grabar un vídeo en el que reconocía como "presidente encargado" al líder opositor Juan Guaidó. Tras este anuncio, el exgeneral emprendió su huida hasta llegar a Madrid, donde fue detenido por la orden que pesa contra él en Estados Unidos, que le acusa de colaboración con organización terrorista, narcotráfico, pertenencia a organización criminal y tráfico ilegal de armas de guerra entre los años 1999 y 2019. "Es una artimaña bastante inteligente el decir: 'Te dejo sin ningún arma de defensa y vienes aquí para lo que yo quiero, que es información'", sostuvo su defensa este jueves.

Carvajal se presentó ante el juez como un exgeneral que siempre siguió "las órdenes del presidente de la República". Sobre su relación con las FARC, aseguró que se limitaba a sus funciones como jefe de la Inteligencia venezolana y como parte de una "comisión" que Colombia también había autorizado: "Es absurdo que digan que yo andaba con grupos armados en Venezuela protegiendo a las FARC. Claro que los estaba defendiendo, era mi responsabilidad". Y en cuanto a los delitos de narcotráfico, mantuvo que "son meras especulaciones que no tienen ningún tipo de asidero", para lo que defendió que la expulsión de Venezuela de agentes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) se produjo a raíz de las "ilegalidades que estaban cometiendo".

Mientras el exgeneral se desmarcaba de los delitos que pesan contra él en Estados Unidos, su abogada denunció los supuestos motivos por los que el gobierno norteamericano le persigue en realidad, situación que tachó como un "abuso de derecho". La línea de defensa se basó así en presentar a Carvajal como una víctima de persecución política que, si es entregado a Washington, no tendrá un juicio justo. "Los testigos están muertos, presos o no tienen posibilidad de salir de Venezuela", criticó la abogada, apuntando además a que "el material clasificado de Venezuela no se lo van a dar porque no puede sacar ni un solo papel que pueda demostrar su inocencia". El mensaje fue claro: "Era mucho más fácil para él quedarse en Venezuela. No apoya a Guaidó, se queda con Maduro, tiene servicio de chófer, tiene de todo.... Si Estados Unidos presenta esta extradición a Venezuela, Maduro le hubiera apoyado".

Pero sus argumentos no convencieron al fiscal, que se mostró a favor de extraditarle. "Parece que le está reclamando Venezuela, pero le está reclamando EEUU, la democracia más antigua del mundo. Creo que no hay duda sobre la protección de los derechos fundamentales", afirmó. También sostuvo que se han cumplido los requisitos formales que establece la legislación para facilitar su entrega, insistiendo además en la gravedad de los delitos de narcotráfico y tenencia de armas que se le imputan. "No le reclama Venezuela, le reclama Estados Unidos. Si fuera Venezuela el país reclamante, podríamos hacer otras valoraciones", concluyó el representante del Ministerio Público.

Su extradición queda ahora en manos Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, pero en el caso de que el tribunal dé luz verde a la entrega, la decisión final seguiría dependiendo del Gobierno, que pude paralizar la medida sin importar el pronunciamiento judicial. Tras su detención en abril, Carvajal aseguró al juez que podía aportar información que vincularía al gobierno de Nicolás Maduro con el partido-milicia libanés Hezbolá y las guerrillas colombianas de FARC y ELN, entre otros grupos terroristas, promesa que no se ha materializado por el momento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios