"LE TENDRÉ QUE LLAMAR YO"

Iglesias pide a Sánchez que ambos se sienten a negociar tras el fracaso de sus equipos

No hay demasiadas expectativas, pero el relato manda y el "por nosotros no será" se impone ante la necesidad de tener que exculparse de los nuevos comicios ante el electorado

Foto: El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Llamamiento in extremis de Pablo Iglesias desde la tribuna del Congreso a Pedro Sánchez para salvar las negociaciones, tendiendo la mano para que ambos se vuelvan a sentar sobre la base de las propuestas intercambiadas en julio previamente a la investidura fallida. Tras el fracaso de los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos, que ayer rompieron las negociaciones por sus profundas discrepancias -Gobierno en solitario frente a Gobierno de coalición-, la única vía pasa ahora porque Sánchez e Iglesias tomen directamente las riendas. No hay demasiadas expectativas, y desde el PSOE descartan más movimientos, pero el relato manda y el "por nosotros no será" se impone ante la necesidad de tener que exculparse de los nuevos comicios ante el electorado.

El líder de Unidas Podemos avanzó que un hipotético acuerdo nunca sería satisfactorio para ninguna de las partes, por sus inevitables cesiones y abandono de posiciones de máximos, "pero si llegamos a ese acuerdo creo que la estaría ganando la ciudadanía española y se podría recuperar la esperanza de un Gobierno decente. Le vuelvo a tender la mano, señor Sánchez", remató Iglesias su intervención en la tribuna del Congreso en su turno de réplica a la comparecencia del presidente en funciones sobre los consejos europeos y el Brexit. Tono suave y conciliador. PNV, Bildu o Compromís se sumaron a las presiones emplazando a ambos líderes políticos a llegar a un acuerdo.

Dando la vuelta al discurso de Sánchez sobre la necesaria "estabilidad", y tratando de apropiarse de su traje de hombre de Estado, Iglesias se centró primero en trasladar al presidente en funciones que tomase nota de "las lecciones italianas". Tanto porque "es preferible siempre un Gobierno de coalición, antes que una repetición electoral", en referencia a la caída de Salvini tras intentar forzar nuevos comicios auspiciado por las encuestas, como porque los socialdemócratas del PD y los grillinis del Movimento 5 Stelle acordaron un cogobierno a pesar de que "había más dureza entre ellos que entre nosotros".

Iglesias pide a Sánchez que ambos se sienten a negociar tras el fracaso de sus equipos

Aprovechó también las turbulencias europeas señaladas por el propio Sánchez, principalmente las consecuencias de un Brexit duro, para asociar la estabilidad necesaria para enfrentarlas con un gobierno de coalición."Dice que hay que estar preparados para cualquier escenario. Difícil que un gobierno en funciones o sin mayoría parlamentaria sólida pueda afrontar con el rigor y solidez necesaria" esta situación. Un tanto de lo mismo con respecto a las señales sobre una futura recesión económica, que si bien no la mencionó Sánchez, el líder de Unidas Podemos volvió a insistir en la idea de que "si llega nuestro país necesitará un gobierno estable y con una base parlamentaria sólida".

Los eslóganes que se escucharon durante los días previos la investidura fallida volvieron a resonar en el Congreso: "Vuelva a mirar a su izquierda" o "se equivoca si hace caso a los asesores que le dicen que por algún escaño más le convienen". Sí afeó Iglesias al presidente en funciones su gestión de la crisis este verano del Open Arms porque "un gobierno que defiende los derechos humanos debe defender a la ONG que hace el trabajo que deberíamos estar haciendo los Estados".

Tono conciliador, por tanto, a la espera de una segunda intervención durante la sesión de control en la que Iglesias interpelará directamente a Sánchez. Desde su entorno se asegura que se mantendrá la suavidad y la mano tendida. Reflejo de ello, durante el pleno de este martes, Unidas Podemos ya salvó al Gobierno de una derrota parlamentaria al cambiar a última hora el sentido de su voto con respecto a la iniciativa del PP sobre financiación autonómica. “No paramos de movernos”, decía una diputada, "para facilitar las cosas". Y es que comenzaron la mañana en el 'sí', luego se plantearon abstención tras la negativa del PP a aceptar su enmienda, y finalmente, poco antes de votar, se cambió al 'no', evitando una derrota del PSOE en el Congreso.

Nueva llamada

El líder morado subió el tono en su segunda intervención, reprochando a Sánchez su negativa a reunirse, como le respondió desde la tribuna, al tiempo que le reprochó su insistencia en pedir el apoyo de PP y Ciudadanos a su investidura. "40 minutos para dirigirse a la bancada de la derecha y solo cinco a nosotros, lo que revela con quien quiere ponerse de acuerdo", criticó, además de que alertó que "le haría un favor" a la derecha "si obliga otra vez a los españoles a votar". Iglesias también reprochó a Sánchez que lo que vale en las seis comunidades autonómicas en las que cogobiernan, "no vale para el Gobierno del Estado".

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, es ovacionado por los miembros de su partido. (EFE)
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, es ovacionado por los miembros de su partido. (EFE)

Finalmente, mostró su tono más agrio contra el presidente en funciones al cuestionar que el "Gobierno progresista" que pretende formar "no puede representar a los casi cuatro millones que nos votaron a nosotros. ¿Así los desprecia?", cuestionó, para concluir que no es razonable "faltar el respeto así a los votantes de izquierda que no le han dado su apoyo" al PSOE. Con todo, volvió a tender la mano y emplazar a su potencial socio de Gobierno o parlamentario a retomar las negociaciones en el mismo punto en el que se quedaron hace mes y medio. "Yo me retiré, asumo que en este momento ese veto forma parte de la condición de posibilidad para que tengamos Gobierno. Dijo que era el único escollo. Sigo en la misma posición, le pido que al menos respete su palabra" para que "ni usted ni yo nos echemos atrás" para no llevar al país a lecciones. Para ello anunció que "le tendré que llamar yo", aun saltándose el protocolo de que sea el candidato quien tome la iniciativa para su investidura.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios