No interfiere en su agenda

El TSJC recuerda a Torra que su agenda política está despejada en las fechas del juicio

El tribunal desestima el recurso presentado por su defensa en relación al señalamiento de la vista, prevista los próximos 25 y 26 de septiembre.

Foto: Quim Torra. (EFE)
Quim Torra. (EFE)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña no ve motivos para variar las fechas previstas para celebrar el juicio contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por desobediencia. En un decreto, el Letrado de la Administración de Justícia de la sala Civil y Penal del TSJCat desestima el recurso presentado por su defensa en relación al señalamiento de la vista, prevista los próximos 25 y 26 de septiembre.

El escrito descarta los argumentos de Torra sobre la falta de consideración hacia su cargo a la hora de fijar el juicio. "Respecto a la manifestación de si la diligencia de ordenación recurrida se ha dictado sin tener en consideración la condición de President de la Generalitat de Catalunya del investigado y no se ha procurado no interferir en su agenda, no cabe sino manifestar que al tiempo de dictarla se consultó la agenda del Parlament de Catalunya que, en aquella fecha y aún hoy, para la semana del 23 al 29 de septiembre no tenía ni tiene programada ninguna actividad", indica.

También destaca que el presidente de la Generalitat no ha acompañado documentación alguna "que justifique realizar una valoración distinta respecto del señalamiento efectuado". Por su parte, la defensa del president asegura que las sesiones parlamentarias que coinciden con los días del juicio están señaladas desde el pasado 1 de julio y destaca que no les consta que el Tribunal Superior se haya puesto en contacto con el Parlament para contrastar este extremo.

El presidente ha comenzado a sembrar dudas sobre si acudirá a la citación. Dede juzgársele por su negativa a retirar lazos amarillos y otra simbología de los dificios oficiales en periodo electoral. Como adelantó este medio, el presidente catalán contempla muy seriamente ausentarse de las sesiones del juicio. Así lo confirman personas de su entorno en la administración catalana, que advierten que el 'president' podría confirmarlo de manera oficial en su discurso previo a la Diada que dará el próximo martes 10 de septiembre. Torra está animado para dar en persona el pistoletazo de salida a lo que ha de ser, a su juicio, el gran otoño de la desobediencia civil en Cataluña.

La incomparecencia del 'president' tendría repercusiones que quedarían en manos del Tribunal Superior. Los magistrados tienen tres opciones y la primera de ellas implica un arresto de Torra. La Ley de Enjuiciamiento Criminal establece claramente en su artículo 487 que si la persona citada "no compareciere ni justificare causa legítima que se lo impida, la orden de comparecencia podrá convertirse en orden de detención". No obstante, esta previsión debe coordinarse con lo establecido en el Estatuto de Autonomía de Cataluña. En su artículo 57, el texto indica que los miembros del Parlamento son inviolables y "durante su mandato tendrán inmunidad a los efectos concretos de no poder ser detenidos salvo en caso de flagrante delito". Jurisprudencia posterior ha acotado esta especial protección a las detenciones gubernativas.

La segunda de las posibilidades es la más favorable para Torra. La ley prevé determinados supuestos de celebración del juicio en ausencia del imputado y el delito por el que se le acusa, desobediencia, encaja en ellos. La vista puede celebrarse sin el acusado siempre que la pena solicitada no sobrepase los dos años, si es privativa de libertad, o los seis si es de cualquier otra naturaleza. Por ello, el TSJC podría decidir continuar sin que esté presente. La tercera alternativa es enviar una notificación y fijar otra fecha. Esta opción desmontaría la coartada de una inevitable presencia en un trámite parlamentario.

Sin firma

Además en una providencia, el TSJC pide a Torra que subsane defectos del escrito en el que recusa a dos de los jueces que deben juzgarle. Por ejemplo, señala que no llevan firma. También indica el tribunal, en esta ocasión en el decreto, que el presidente no facilita fechas alternativas para la celebración de la vista, "un cambio de fechas podría afectar a la actual conformación del tribunal y si existen circunstancias o motivos de fuerza mayor –que no se han concretado en el escrito presentado- que impidan la presencia del acusado o comprometan su derecho de defensa", dice.

Mientras tanto, el Parlamento ha decidido mantener en esas fechas su debate de política general, a petición del propio Torra. El PSC, con el apoyo de PP y Ciudadanos, solicitaron cambiarlo al apreciar en el movimiento una estrategia de confrontación, pero su solicitud no ha prosperado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios