A LAS ONCE DE LA MAÑANA EN EL CONGRESO

Calvo llama a Echenique y acuerdan retomar la negociación PSOE-Podemos este martes

La vicepresidenta cierra con el jefe del equipo morado un segundo encuentro después de un fin de semana en blanco y sin avances. Las posiciones siguen estando muy alejadas

Foto: Carmen Calvo, el pasado 5 de septiembre a su llegada a la reunión en el Congreso. (EFE)
Carmen Calvo, el pasado 5 de septiembre a su llegada a la reunión en el Congreso. (EFE)

A las 11 de la mañana de este martes. En el Congreso. Será en ese momento cuando vuelvan a reunirse los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos. Pero con las mismas malas expectativas de acuerdo. Ambos partidos siguen hablando idiomas diferentes. Los morados piden retomar las conversaciones donde se dejaron en julio, mientras que los socialistas se niegan por completo a una coalición.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, jefa del equipo designado por Pedro Sánchez, llamó a su homólogo en Podemos, Pablo Echenique, a primera hora de la tarde de este lunes, según informaron fuentes próximas a la dirigente. En la conversación, acordaron volver a citarse para este 10 de septiembre. El propio Echenique también publicitó el encuentro a través de su cuenta de Twitter. Con una coda relevante: "Le he dicho que ningún problema por nuestra parte [para la reunión] y le he reiterado que seguimos pensando que, si retomamos la negociación donde la dejamos en julio, el acuerdo es cuestión de horas".

Pero ahí está el foco de la discordia. El PSOE no quiere regresar al punto que abocó a la investidura fallida, cuando llegó a ofrecer una vicepresidencia social para Irene Montero y tres ministerios para Unidas Podemos. La vicepresidenta, ayer domingo, en 'El objetivo', y este lunes, tanto la número dos como el tres del PSOE, Adriana Lastra (en TVE) y José Luis Ábalos (en Antena 3), insistían en que no se podía retornar sobre los pasos del pasado. No habrá coalición, "y ellos lo saben", advertía Calvo, porque en la cita del pasado jueves, de casi cinco horas, las negociadoras socialistas —ella misma, Lastra y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero— machacaron una y otra vez que no había ninguna pose, que la determinación era firme: la opción del cogobierno quedaba descartada. Muerta y enterrada. Calvo confirmaba en La Sexta que, desde ese encuentro, no había habido más contactos entre los dos equipos porque se quedó en que los morados estudiaran la propuesta. Faltaba la "respuesta" de los de Pablo Iglesias.

La reunión llega tras cuatro días en blanco, después de que la cita del pasado jueves acabara sin avances y no haya habido más contactos


Podemos, sin embargo, sigue empujando en la misma dirección. La portavoz del partido, la diputada Noelia Vera, apremiaba al PSOE a retomar las conversaciones al punto en que se quedaron. "Estamos dispuestos a llegar a cualquier tipo de acuerdo, pero lo teníamos en la punta de la mano... Nadie puede entender que lo que en julio valía ahora no vale", aseguró.

El "desgaste" sufrido por Sánchez

Tras las palabras de Vera, Ábalos, desde Valencia, adelantó que su partido llamaría a Podemos este lunes para emplazar a sus dirigentes a una siguiente reunión. La llamada se produjo poco después entre Calvo y Echenique, y ambos concertaron la cita. La vicepresidenta canceló entonces el viaje que tenía previsto a Marruecos para preparar la cumbre de seguridad hispano-marroquí que se celebrará en Madrid el próximo 26 de septiembre, viaje que había motivado su ausencia en el pleno de control del miércoles. Ahora sí podrá estar en la Cámara Baja.

El secretario de Organización y ministro de Fomento había reiterado el no a la idea lanzada por la portavoz morada: es una "falta de rigor" que la propuesta que antes era "humillante" para Iglesias, la de julio, ahora sea "determinante". "Si efectivamente la oferta era seria, tenía que haberse acogido con la misma seriedad y no exponer a un candidato a ese desgaste [una sesión de investidura fallida], y también poner a España pendiente de que se aclare esta situación", sostuvo el jefe del aparato socialista.

Los socialistas creen que Podemos tuvo un problema de "gestión de expectativas", porque siempre dijeron no a la coalición en septiembre

También Lastra señalaba en 'Los desayunos de TVE' que el problema que arrastra Unidas Podemos es de "gestión de expectativas", porque el PSOE es un partido "previsible, confiable, predecible", que ya dijo en julio que si rechazaba la propuesta de vicepresidencia y tres ministerios, esta caducaba de manera automática. Que los de Iglesias tumbaran a Sánchez supuso la "quiebra" de la confianza entre las dos formaciones. Por tanto, ahora no se pueden reanudar las conversaciones donde estaban, porque las diferencias entre PSOE y Podemos no se han reducido —sobre Cataluña, por ejemplo— y su "maximalismo impide llegar a ningún acuerdo". Los socialistas continúan reprochando a los morados que no hayan cambiado de posición, al no renunciar a un Ejecutivo de coalición, que no es posible porque lo que Iglesias persigue son "dos gobiernos en uno".

De modo que el único margen de negociación que ofrecen los socialistas es sobre la propuesta última que planteó Sánchez hace una semana: acuerdo sobre un programa, triple garantía de cumplimiento de lo firmado —una oficina de vigilancia del gasto en Hacienda, sendas comisiones de seguimiento en Congreso y Senado y fiscalización de la sociedad civil— y puestos de responsabilidad en instituciones y organismos. Esa oferta puede "generar el espacio de confianza necesario para superar esta situación", según Ábalos. A los socialistas les duele la actitud de "desconfianza y hostilidad" de Unidas Podemos desde la investidura fallida. El último ejemplo, según el número tres, fue lo sucedido con RTVE, que ha adelantado los trámites para la contratación de decorado y luces del estudio del debate electoral y del programa especial del 10 de noviembre, gesto que en la corporación explican que es por "previsión" y que para los morados obedece a una indicación del Gobierno.

Calvo llama a Echenique y acuerdan retomar la negociación PSOE-Podemos este martes

Esta es la semana decisiva para la investidura de Sánchez. Para bien o para mal. Se prevé que para el 16 o 17 de septiembre arranque la ronda del Rey con los representantes políticos, en la que tendrán que manifestar el sentido de su voto en una hipotética nueva sesión en el Congreso. Si el lunes 23 no hay nuevo presidente elegido, las Cámaras se disolverán de manera automática y España pondrá rumbo a elecciones el 10 de noviembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios