TEMOR A QUE SIGA LA CORRIENTE CRÍTICA EN UE

Del 'crítico' Nart a la pelea con De la Torre: últimos coletazos de la crisis en Ciudadanos

La baja de Nart como afiliado era esperada, pero ahora retendrá el escaño en Bruselas cinco años más. La marcha de De la Torre como diputado también deja un agujero en el Congreso

Foto: El eurodiputado Javier Nart se da de baja como afiliado de Ciudadanos. (EFE)
El eurodiputado Javier Nart se da de baja como afiliado de Ciudadanos. (EFE)

A finales del mes de julio Ciudadanos daba a conocer la nueva composición de su ejecutiva nacional, reforzada con nuevos fichajes, dirigentes territoriales y con una representación muy mermada de lo que los meses anteriores llegó a denominarse como el sector crítico del partido. Lo componían los miembros que defendían una revisión en la estrategia, especialmente en lo relativo a la investidura de Pedro Sánchez y los acuerdos regionales y municipales que implicaban contar con Vox. El eurodiputado Javier Nart fue uno de los que apostó por cambiar el rumbo en la reunión del 24 de junio. Toni Roldán acababa de dimitir.

La propuesta no salió adelante y por eso Nart también se fue de la ejecutiva nacional. Entendía que no podía seguir en el órgano de dirección que toma las decisiones si no las compartía. Por eso no hubo sorpresas cuando este jueves comunicó oficialmente su baja como afiliado. En la sede naranja lo esperaban. El debate llegó después, al confirmar que no renunciaba al escaño, que seguiría en la delegación europea junto Luis Garicano y defendería el programa electoral con el que se presentaron en mayo. Dejaba de militar porque no se sentía ya cómodo con el partido.

El último movimiento de Nart ha sentado muy mal en las filas de Rivera. El propio líder se lo reprochó a su llegada a Barcelona ayer, instándole incluso a pensar si debía quedarse o no con el acta. Pero eso no es lo único que preocupa a algunos dirigentes, convencidos de que al partido puede perjudicarle su postura si continúa cuestionando las decisiones de Ciudadanos, aunque ya no forme parte de los órganos de dirección.

Entienden que la situación se agrava al formar parte del equipo europeo junto a Garicano, el otro dirigente que planteó en aquella ejecutiva un giro en la estrategia. El portavoz naranja en la Unión Europea tomó la decisión de seguir en el comité ejecutivo, pero hay miembros de peso que temen el daño que podría seguir generando esa corriente crítica si sobrevive.

La desconfianza, según explican, está del todo justificada en vista de la trayectoria de otros dirigentes que decidieron abandonar. Roldán dejó el escaño y la ejecutiva el mismo día, solo 48 horas después de que los rumores sobre su posible marcha comenzaran. Sin embargo, dirigentes de la cúpula naranja le reprochan las críticas y comentarios que continuó haciendo en medios de comunicación y desde su perfil de Twitter después, y que volviera a la carga hace apenas unos días con el nuevo curso debutando en una tertulia de la 'cadena SER' junto a Manuela Carmena.

El otro caso reciente es el de Francisco de la Torre. El economista e inspector de Hacienda dejaba su acta de diputado finalmente este jueves. Ya había anunciado su marcha a finales del mes de julio cuando también abandonó su asiento en la ejecutiva nacional, aunque retuvo el acta hasta hace apenas un par de días. Más allá de las críticas veladas (que apuntan a que quiso seguir en el escaño durante el mes de agosto por interés) el enfado entre los miembros del partido con él ha ido en aumento desde en las últimas semanas.

Primero, por escribir en Twitter que sopesaba abandonar sin haber hablado antes con los dirigentes y, después, por haberse marchado entre durísimas críticas a la dirección por una estrategia que él mismo defendió en todas las ocasiones en las que se debatió. De la Torre insiste en que el "desmantelamiento" de la oficina económica del grupo parlamentario y la "radicalización en las formas" es lo que realmente le hizo dar el paso.

Este viernes la bronca entre el exdirigente y su partido adquirió una dimensión del todo inesperada cuando el exdiputado mencionó el fallecimiento de su padre en una entrevista radiofónica y afirmó que "la directiva" —y Rivera en concreto— no se había puesto en contacto con él ni siquiera "en esas circunstancias personales" tan difíciles. Más tarde matizaba que el líder del partido sí le envió un mensaje dándole el pésame, pero que pretendía poner de manifiesto el largo tiempo que había pasado sin hablar con él.

En realidad, el cruce de declaraciones ponía de manifiesto el deterioro de la relación entre la organización política y el que fue su responsable en materia de fiscalidad. En el partido se han vertido acusaciones sobre él (como que pretendía ser consejero de Hacienda de la Comunidad), que el inspector de Hacienda desmiente por completo.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, Inés Arrimadas (d), y Lorena Roldán (i). (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, Inés Arrimadas (d), y Lorena Roldán (i). (EFE)

Por otro lado, la marcha de De la Torre podría haber causado un 'agujero' para el partido en el Congreso. El ya exdiputado comunicó en julio al secretario general del partido, José Manuel Villegas, que dejaría el escaño en septiembre y que dimitía en aquel mismo momento de todos sus cargos orgánicos. Ningún dirigente habló con él para conocer la fecha exacta ni para explorar otras posibilidades, según afirma a este diario.

Del 'crítico' Nart a la pelea con De la Torre: últimos coletazos de la crisis en Ciudadanos

Dirigentes de peso muestran a este periódico su descontento sobre la situación actual. Al dejar De la Torre su acta, la siguiente persona de la lista por Madrid accedería al escaño. En concreto, la número 9, María Teresa de la Iglesia, que al no salir elegida volvió a su puesto de trabajo en la función pública.

La preocupación para el grupo parlamentario se fundamenta en que a partir de ese número varios de los candidatos son hoy diputados autonómicos en la Comunidad madrileña, concejales en el Ayuntamiento de la capital e incluso viceconsejeros el Gobierno regional. La formación no le encuentra sentido a que uno de ellos abandone su puesto en las instituciones de Madrid para acceder a un escaño que puede desvanecerse en apenas unos días si Sánchez no consigue ser investido. En todo caso, este diario ha confirmado que el partido ha decidido por el momento no sustituir a De la Torre hasta saber si los españoles deben votar el 10 de noviembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios