AYER DEJÓ EL ESCAÑO DEL CONGRESO

Bronca entre Ciudadanos y De la Torre: "Usa la muerte de su padre para dañar el partido"

El exdiputado acusó al líder del partido y la directiva de no haberle dado el pésame cuando falleció su padre y la formación lo desmiente en mitad de una polémica con tintes personales

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), conversa con Paco de la Torre. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), conversa con Paco de la Torre. (EFE)

La marcha de Francisco de la Torre, hasta ayer diputado de Ciudadanos, ha terminando en bronca con la formación, adquiriendo tintes personales de la manera más inesperada. El inspector de Hacienda —que finalmente este jueves renunciaba al acta después de anunciarlo en el mes de julio— concedía esta mañana una entrevista a la 'cadena SER'. Además de repetir los motivos de su decisión, "no comparto la estrategia" (que desgranó con todo detalle en esta entrevista con El Confidencial) aseguró que "la directiva" de Ciudadanos y el propio Albert Rivera no le habían dado el pésame tras la muerte de su padre el 26 de julio.

De la Torre aseguró que no cruza palabra con Rivera desde el mes de junio "a pesar de que haber coincidido varias veces en el Congreso" y después matizaba que tampoco había recibido noticias del presidente del partido a pesar de "haber pasado por circunstancias personales difíciles". Se refirió, en concreto, al fallecimiento de su padre asegurando que ni siquiera en ese momento la directiva se puso en contacto con él, dando a entender que no había recibido el pésame por parte de Rivera y algunos de sus compañeros. Al poco tiempo escribía un mensaje en su cuenta de Twitter rectificando "porque me lo pide el partido" y diciendo que Rivera no le llamó, pero sí le escribió "una línea de WhatsApp". "Simplemente quería explicar que no hablaba con él, ni por teléfono desde junio", zanjaba.

Sin embargo, en las filas naranjas sus declaraciones han sentado como un verdadero jarro de agua fría. Miembros de la ejecutiva aseguran a este diario que la formación "se volcó con él" desde el primer momento con mensajes de apoyo y que entre todos le enviaron una corona de flores para rendir homenaje a su padre.

El propio Rivera reaccionó desde Barcelona a su llegada aun acto programado en el Parlament —no estaban previstas sus declaraciones— y no escondió el enfado: "La discrepancia es legítima en política, pero hay determinadas líneas rojas que no se pueden sobrepasar", aseguró el líder naranja para acusar después a De la Torre "de utilizar la muerte de su padre para atacar al proyecto político de Ciudadanos".

Bronca entre Ciudadanos y De la Torre: "Usa la muerte de su padre para dañar el partido"

"Yo después de recibir una carta de dimisión, lo que hice fue ponerle un mensaje. En política no vale todo. Uno puede dar un portazo, pero lo que no puede hacer es intentar dañar la imagen de un partido usando algo así", concluyó Rivera.

No fue el único. Dirigentes de la ejecutiva y algunos compañeros de escaño se reconocen "indignados" ante las declaraciones de De la Torre e insisten en que se volcaron con él tras fallecer su padre. Creen que no debió sacar a colación un asunto tan personal y difícil en una entrevista para dejar mal al partido y especialmente al líder naranja.


La gota que colma el vaso

En realidad estas declaraciones han puesto punto y final a un camino de desencuentros y decepciones que empezó en julio cuando De la Torre amagó con que se iría en su cuenta de Twitter. Algunos dirigentes del partido no vieron con buenos ojos el amago, que días más tarde cumplía justo al fracasar la investidura de Pedro Sánchez. Hasta ese momento, el partido asegura que el economista hizo otros intentos de marcharse (en las elecciones del 28 de abril, por ejemplo, no estaba de acuerdo con la configuración de la lista por Madrid y exigió ir en un puesto de salida).

De la Torre esgrimé además discrepancias organizativas en la oficina económica en el Congreso. Nunca vio con buenos ojos a fichajes como el de Marcos de Quinto, exvicepresidente de Coca Cola, y sintió que la marcha de Toni Roldán era también un antes y un después. No estaba cómodo con la situación actual del partido y en eso coinciden dirigentes de la formación. En lo que discrepan, explican a este diario, es que realmente no estuviera de acuerdo con la estrategia. "Nunca lo manifestó en una ejecutiva", afirman.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios