TRAS CASI CINCO HORAS DE NEGOCIACIONES

La reunión PSOE-Podemos acaba en fracaso y solo sirve para constatar sus diferencias

Toda una tarde de negociaciones y ningún avance. "Las diferencias" que existen entre PSOE y Unidas Podemos han quedado rubricadas, pero no tiran la toalla: habrá más encuentros

Foto: Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidas Podemos, este 5 de septiembre tras la reunión con el PSOE en el Congreso. (EFE)
Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidas Podemos, este 5 de septiembre tras la reunión con el PSOE en el Congreso. (EFE)

Casi cinco horas de reunión y ningún avance. La investidura de Pedro Sánchez sigue bloqueada tras la reunión de los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos esta tarde en el Congreso y la amenaza de una repetición electoral se acrecienta. Al menos esta es la impresión que han trasladado desde Unidas Podemos, antes de que los socialistas hiceran lo propio. La diputada morada, Ione Belarra, ha destacado ante los medios de comunicación, a su salida del Congreso de los Diputados, que están "sinceramente preocupadas" porque los socialistas habrían mantenido en todo momento una posición "inamovible", centrándose únicamente en presentar "un programa electoral", sin abrirse a explorar otras vías ni a atender sus demandas programáticas.

La portavoz socialista, Adriana Lastra, ha constatado, después de que lo hiciese Unidas Podemos, "las diferencias" que existen entre ambas fuerzas y que parecen haber quedado rubricadas en esta reunión, aunque lo ha hecho con un tono más suave que el de su homóloga. Pero no de forma definitiva. Como ha destacado la propia Lastra, ninguna formación va a tirar la toalla y seguirán intentándolo en más reuniones durante los próximos días. El pacto aún es "factible", ha defendido. Menos escueta también que Belarra, la portavoz del PSOE ha argumentado que "en una negociación no puede haber reproches, tampoco vencedores ni vencidos".

El esperado encuentro, el primero desde la fracasada investidura del pasado mes de julio, solo ha servido para constatar las hondas diferencias entre ambas formaciones. Fuentes del partido han lamentado así que "el PSOE no quiere negociar un Gobierno, solo han venido a presentarnos su documento". A falta de 18 días para la disolución automática de las Cortes si antes no ha habido una investidura, la tensión y el fuego cruzado sigue sin cesar a pesar del corto margen temporal.

A pesar del manifiesto desencuentro, ambos equipos se han emplazado a seguir manteniendo reuniones en los próximos días

Los morados han criticado asimismo que desde el PSOE habrían insistido en explorar una tercera vía que para Unidas Podemos se trata en realidad de una "primera vía", en alusión a la oferta original tras las elecciones generales de ocupar cargos en organismos públicos, sin formar parte del Consejo de Ministros. Un modelo de "partido único", como lo ha denominado el equipo negociador morado. La posición de Unidas Podemos sigue siendo, como remarcaba ya esta mañana el líder del partido, Pablo Iglesias, la de formar un Gobierno de coalición.

Los socialistas, sin embargo, han insistido en que "la participación de Unidas Podemos en la gobernanza del país" se centraría, según su propuesta, "en otros puestos que no sean en el Consejo de Ministros". Esto es, "algo intermedio a lo que proponíamos unos y otros y en eso vamos a seguir trabajando", concluía Lastra en declaraciones a los medios en la carrera de San Jerónimo.

La reunión PSOE-Podemos acaba en fracaso y solo sirve para constatar sus diferencias

Críticas, entre otras, a "telePSOE"

Con todo, y a pesar del aparente fracaso de las negociaciones en esta primera toma de contacto tras el regreso de las vacaciones, ambos equipos se han emplazado a seguir manteniendo reuniones en los próximos días. Sin fecha, ni hora ni lugar, por el momento. La distancia y las desconfianzas mutuas siguen dificultando una salida al bloqueo político y acercando aún más la repetición electoral.

Las hondas discrepancias y el fuego cruzado siguen sin cesar, a pesar del corto margen temporal que resta para que se disuelvan las Cortes

Esta misma mañana, Iglesias ya había rechazado públicamente la oferta que los socialistas han ido deslizando para cerrar un acuerdo de investidura y que consistiría en que miembros de la formación morada ocupen cargos en organismos públicos, como la CNMV, el CIS, RTVE o el Defensor del Pueblo. Se trataría de una "concepción patrimonial" del Estado, ha criticado el líder de Unidas Podemos en una entrevista en Telecinco, añadiendo que apuesta por que sean "profesionales de reconocido prestigio" quienes ocupen estos cargos en lugar de que, por ejemplo, la televisión pública sea "ahora mismo 'telePSOE'", según afeó.

Con un discurso con sabor a precampaña, Iglesias también repudiaba la creación de una comisión de seguimiento de un hipotético pacto programático, no de Gobierno. "¿De qué vale una comisión de seguimiento si el presidente no cumple su palabra?", se preguntaba recordando la experiencia como socios parlamentarios prioritarios tras la moción de censura.

La reunión PSOE-Podemos acaba en fracaso y solo sirve para constatar sus diferencias

Prácticamente a la misma hora, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aseguraba, en la inauguración de los Desayunos Efeminista, que "saber negociar es querer voluntar. No imponer, sino acordar". O sea, que se requiere voluntad política, básicamente. En una buena negociación, siguió, "no puede haber vencedores ni vencidos", y "siempre se abre paso una salida intermedia". La solución está ahí, dijo, en "un camino intermedio", en la "tercera vía".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios