REUNIÓN EN FERRAZ CON SÁNCHEZ

El PNV estudia pasar al sí y no bloqueará la investidura, aun sin acuerdo PSOE-UP

Los nacionalistas ruegan a los dos partidos de la izquierda que lleguen a un entendimiento, sin prejuzgar la fórmula, pero advierten de que ese pacto debe ser "respetuoso" con el autogobierno vasco

Foto: Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar, con José Luis Ábalos, Idoia Mendia y Aitor Esteban, este 4 de septiembre en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar, con José Luis Ábalos, Idoia Mendia y Aitor Esteban, este 4 de septiembre en Ferraz. (EFE)

“Una cosa es el deseo y otra la realidad. El deseo es que no haya elecciones. Y la realidad... Pues ya lo veremos mañana. Como decía [Ernesto Sáenz de] Buruaga, esta es la realidad y así se la hemos contado”.

Esta última reflexión del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, vertida justo después de entrevistarse en Ferraz con Pedro Sánchez, condensaba la temperatura actual de la política española. Decía mucho. Una España bloqueada en la que los partidos insisten en que no quieren ir a las urnas el 10 de noviembre pero que se ve abocada más a elecciones cada día que pasa. Porque PSOE y Unidas Podemos retoman su diálogo este jueves, sí, con el subrayado público de que puede ser posible el acuerdo, pero con la constatación en privado de que no hay más salida que ir a nuevas elecciones y lanzar los dados otra vez.

El PNV, no obstante, como todos, no quiere situarse aún en esa pantalla cuando quedan menos de tres semanas para que las Cámaras se disuelvan de manera automática si no hay presidente del Gobierno elegido para el 23 de septiembre. Este miércoles, Andoni Ortuzar, acompañado del portavoz de su partido en el Congreso, Aitor Esteban, se reunió en la sede socialista de Ferraz, en Madrid, con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez; su secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y la líder del PSE, Idoia Mendia.

El encuentro discurrió por los cauces esperados. El PNV no será ningún "obstáculo" para una investidura de Sánchez. En julio ya se abstuvo y ahora está dispuesto a evolucionar al sí en función del acuerdo al que puedan llegar el PSOE y Unidas Podemos, siempre que este sea "respetuoso" con el autogobierno vasco.

Casi nos atrevemos a rogarles [a PSOE y Podemos], a conminarles, que se sienten a negociar cuanto antes para un acuerdo


Ortuzar, como ya había hecho horas antes el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, reclamó a las dos formaciones progresistas, a los "actores especiales" de la investidura, que se sienten a la mesa, que actúen con "responsabilidad", porque el PNV también lo hará. "Creemos que es importante que lleguen a un acuerdo. No prejuzgamos cuál debe ser la fórmula, si un acuerdo programático [como quiere el PSOE] o de coalición [como exige Pablo Iglesias], porque en Euskadi hemos puesto en práctica ambas con experiencias satisfactorias. Solo les pedimos eso. Casi nos atrevemos a rogarles, a conminarles, que se sienten a negociar cuanto antes para llegar a ese acuerdo", subrayó el dirigente 'jeltzale'.

No al vaciamiento estatutario

Pero no es ese el único ruego: también han de acordarse de que ese pacto ha de ser "aceptable" para el resto de fuerzas minoritarias que son imprescindibles para que la investidura prospere. En ese sentido, Ortuzar añadió que su formación había analizado el documento programático abierto presentado este martes por Sánchez en Madrid, y les causó "cierta decepción".

El líder del PNV subraya que el programa del PSOE les causó "decepción" porque "muchas" medidas contempladas invaden competencias de las CCAA

En primer lugar, porque los nacionalistas vascos esperaban "una apuesta más valiente" sobre el modelo territorial del Estado —el PSOE plantea un Estado de las autonomías "fuerte y cohesionado", en el que la "diversidad, la igualdad y la solidaridad sean valores compatibles" y en el que "no tiene cabida" el referéndum de autodeterminación—. Y en segundo término, porque "muchas" de las medidas que se contemplan en el texto, que se traducirían en leyes o en políticas sectoriales, "son materias que en estos momentos están en manos de las comunidades autónomas". "No nos gustaría que por la vía de un programa de gobierno o de leyes sectoriales se vaciaran los estatutos de autonomía, tampoco el de Gernika, que no está completado" y que el Gobierno entrante debería desplegar en su integridad.

El PNV estudia pasar al sí y no bloqueará la investidura, aun sin acuerdo PSOE-UP

Ortuzar no adelantó el sentido del voto de su partido en caso de que se convocara una segunda sesión de investidura. Dependerá, dijo, de la postura de los demás partidos. Estará en función del dúo Sánchez-Iglesias: "Hace falta un acuerdo que garantice que los votos de Podemos sí van a estar. Si estuvieran y fuera un acuerdo escrupulosamente respetuoso con nuestro autogobierno, valoraríamos pasar de la abstención al sí", señaló. En el debate de julio, la formación 'jeltzale' se abstuvo en primera y segunda votación, no solo porque no había un acuerdo con el PSOE, sino también porque no había una entente entre los dos principales socios, socialistas y morados.

El PNV ha sentido que el documento redactado por Ferraz no estaba tanto dirigido a ellos como sí encaminado para seducir a Iglesias, por lo que no tenía la "finezza' suficiente para darse cuenta de que otros" han de asumir en parte ese programa. "Se han llevado una sorpresa [...] pero han tomado nota y nosotros esperamos que haya una respuesta positiva y una corrección, porque nos han dicho que es un documento abierto aún y esperamos que se salvaguarden las competencias autonómicas".

Ábalos, en declaraciones posteriores a la prensa en el 'hall' de Ferraz —el mismo lugar en el que había hablado Ortuzar—, señaló que no habrá "problema" en resolver esa pega. "Nosotros estamos claramente comprometidos con el modelo descentralizado en España. Podemos salvarlo incluyendo una salvaguarda en las medidas", precisando que no irán "en perjuicio" de las competencias autonómicas. No obstante, el ministro precisó que hay algunas iniciativas que simplemente persiguen "garantizar" un derecho en toda España. Puso el ejemplo de un sector que conoce bien, por sus atribuciones en el Gobierno, la vivienda: tenerla es un derecho pero la gestión es un poder de las CCAA. "El hecho de que el Estado fortalezca ese derecho no significa que vaya a invadir [competencias de las comunidades], porque la gestión siempre la tendrán que hacer las autonomías", apuntó. Para el PSOE, el PNV es un "aliado estratégico".

"Pesaría como una losa"

Hay una hipótesis que podría darse, y es la de que Iglesias entregara el voto sí de sus 42 diputados a cambio de nada, sin pacto de por medio con Sánchez, con el único fin de evitar unas nuevas elecciones el 10 de noviembre. En ese contexto, el PNV tampoco será el "obstáculo". "Si en el último minuto todo depende del PNV, saldrá adelante. Lo que pasa es que todos los miércoles habrá que venir al Congreso [en las sesiones de control] y hará más complejas las relaciones y la vida de un Gobierno en el futuro, pero si esas son las condiciones que se dan, allí estaremos", respondió Ortuzar. Es decir, que aunque no hubiera acuerdo PSOE-Podemos, los nacionalistas vascos no votarían en contra de Sánchez.

"Si esas son las condiciones que se dan, allí estaremos", dice Ortuzar sobre la hipótesis de que Iglesias cediera gratis sus 42 votos al PSOE

El dirigente 'jeltzale' cree que unas segundas elecciones no serían un buen negocio para nadie, porque la correlación de los bloques (izquierda-derecha) "no sería muy diferente, escaño arriba, escaño abajo". Los interlocutores de PSOE y Podemos, salvo que cambiaran las tornas, tendrían que reanudar un diálogo "cimentándolo sobre un fracaso" anterior, "y eso en política no suele ser bueno", ya que "las cosas se pondrían peor". "La experiencia pasada sería muy negativa y yo creo que pesaría como una losa en la negociación". Esa sería, cierto, una consecuencia lógica de una repetición electoral: socialistas y morados tendrían más complicado sentarse a la mesa y planearía sobre ellos el desencuentro anterior.

El PNV estudia pasar al sí y no bloqueará la investidura, aun sin acuerdo PSOE-UP

Con los encuentros de Ábalos y Adriana Lastra de este miércoles por la mañana con ERC en la Cámara Baja, y las reuniones del presidente con el líder del PRC, Miguel Ángel Revilla —ambos compartieron almuerzo en Santander—, y con el jefe del PNV, Andoni Ortuzar —por la tarde en Ferraz—, el PSOE completó la serie de entrevistas previas al encuentro decisivo de este jueves con Unidas Podemos en el Congreso. Según indicó el ministro, el hecho de que los morados acepten sentarse ya es en sí "una buena respuesta", así que el PSOE está "esperanzado" y confía, al menos en público, en que UP acepte su oferta y aleje la posibilidad de elecciones. En ese sentido, el secretario de Organización agradeció la colaboración del PNV y deseó que ese sentimiento de responsabilidad "se haga extensivo" a otros partidos.

Pedro Sánchez y el presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, durante su almuerzo de este 4 de septiembre en Santander. (EFE)
Pedro Sánchez y el presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, durante su almuerzo de este 4 de septiembre en Santander. (EFE)

Con la propuesta programática presentada, dijo Ábalos, los socialistas persiguen subrayar que han puesto sobre la mesa "la prioridad de la política". Y junto a ella, han ofrecido garantías "mucho más eficaces" de cumplimiento del acuerdo que la entrada de Podemos en un Gobierno, y además se plantea que cargos morados participen de organismos e instituciones importantes, de suerte que puedan formar parte de la "gobernanza".

El primer control al Gobierno, el día 11

El Congreso vuelve a su actividad normalizada la semana próxima, después de más de seis meses sin control al Ejecutivo por el parón electoral y el bloqueo político que siguió a los comicios del 28-A. 

El próximo martes, 10 de junio, se debatirán en el pleno de la Cámara Baja la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de Murcia, una proposición de ley (en este caso, del grupo mayoritario, el PSOE, y sobre la regulación de la eutanasia), dos proposiciones no de ley (de PP y Cs), la dación de cuentas de la Diputación Permanente de la anterior legislatura y la propuesta de creación de varias comisiones. 

El miércoles 11, coincidiendo con la Diada de Cataluña, habrá comparecencia por partida doble del presidente. Primero, para dar cuenta de los Consejos Europeos del 20-21 de junio y del 30 del mismo mes, y también para informar del Brexit. Y después, él y su Gobierno se someterán a la primera sesión de control de esta XIII Legislatura. En la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces de este miércoles ya quedó fijado el cupo de preguntas de cada grupo: nueve las hará el PSOE, cinco el PP, cuatro Cs, tres Unidas Podemos, dos Vox y una ERC, PNV y el Mixto. En total, habrá 26 preguntas al Ejecutivo cada miércoles. 

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, llevó a la Mesa y a la Junta su planificación de plenos en este periodo de sesiones. Se sigue el calendario habitual: plenos todas las semanas, menos la primera de cada mes y la primera y la última de diciembre. Pero todo ese cuadrante puede venirse abajo si no hay un presidente investido el 23 de septiembre: entonces el día 24 el Rey disolverá las Cortes con el refrendo de Batet y España irá a elecciones el 10 de noviembre. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios