A UN DÍA DE LA REUNIÓN CLAVE

El PSOE ofrece a Podemos cargos en órganos tipo CNMV o CIS o elegidos por las Cortes

La cúpula afina la oferta a los morados, aunque sin entrar en el detalle: se trata de puestos fuera de la estructura del Gobierno, pero que pueden ser "determinantes", como el CGPJ o el Defensor del Pueblo

Foto: Pedro Sánchez saluda a Carmen Calvo y Adriana Lastra durante la presentación de su 'Programa común progresista', este 3 de septiembre en Madrid. (Eva Ercolanese | PSOE)
Pedro Sánchez saluda a Carmen Calvo y Adriana Lastra durante la presentación de su 'Programa común progresista', este 3 de septiembre en Madrid. (Eva Ercolanese | PSOE)

Un mínimo paso en la precisión. Sin bajar totalmente al detalle pero sí para orientar la discusión. El PSOE afinó este miércoles su oferta a Podemos. Pedro Sánchez planteó una "activa y reforzada" participación de los morados en la gobernanza del país, "ejerciendo altas responsabilidades en instituciones muy relevantes que complementan la labor del Consejo de Ministros". Instituciones y órganos, añadió, "no supeditados al Consejo de Ministros". O sea, fuera de él. Los socialistas piensan en puestos en entidades como la Comisión Nacional del Mercado de Valores o el Centro de Investigaciones Sociológicas o en órganos de extracción parlamentaria como el Consejo General del Poder Judicial o el Defensor del Pueblo.

De nuevo, fue Carmen Calvo, vicepresidenta del Ejecutivo y jefa del equipo negociador socialista, quien se encargó de dar ese mínimo paso, y lo hizo en una entrevista en 'Hoy por hoy', en la SER. Ella fue la que ayer envió al secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, la 'Propuesta abierta para un programa común progresista' antes de que se hiciera pública y la que contactó con él posteriormente para concertar la reunión de los dos equipos negociadores, que será este jueves, 5 de septiembre, a las 16:30 horas y en el Congreso.

En ese encuentro, le decía la conductora de 'Hoy por hoy', Àngels Barceló, los morados preguntarán a los socialistas en qué cargos en instituciones piensa Sánchez. "¿De qué estamos hablando, de la CNMV, del Defensor del Pueblo, del CIS?", le inquirió. "Sí, sí, estamos hablando de instituciones y de organismos y de órganos en los que nosotros tenemos una proporción muy importante en la conformación parlamentaria de esos órganos donde por cuota ellos quizá no tuvieran que estar", respondió.

Los socialistas señalan que en el último año han cedido sillas a sus socios, como en el CSN, en el Consejo de Estado o en la Mesa del Congreso


Calvo defendió que el PSOE ya ha cedido asientos a Unidas Podemos en estos meses, como en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) —Francisco Castejón— o en el Consejo de Estado —Jordi Guillot—. "Ya lo habíamos hecho, pero estamos dispuestos a abrir paso en esas estructuras donde por cierto se hace a veces un trabajo muy interesante y muy determinante, porque sin estar en la primera línea de fuego política a veces se influye casi más", añadió.

No hay una "lista"

La vicepresidenta, pues, daba "por buenos" los órganos citados por Barceló. Todos fuera de la estructura del Ejecutivo, como ya avanzaba este diario. Porque la clave es que el PSOE sigue rechazando un Gobierno de coalición, y tampoco recupera íntegramente su propuesta anterior, la de un Gabinete de cooperación con hombres y mujeres de UP en los segundos niveles de la Administración. La número dos apuntó que si los dos equipos están de acuerdo en el programa, con un cronograma de aplicación, no será "difícil" cerrar cómo "compartir esas responsabilidades".

Ábalos advierte de que se plantea a Podemos la "participación o representación" en esos órganos, pero no necesariamente "el control"

"Hemos hecho diez meses muy positivos", subrayó, refiriéndose a la experiencia de colaboración entre los dos grupos desde la moción de censura. Ahora, por tanto, se trataría de reproducir ese esquema, con ciertas correcciones. En primer lugar, porque ahora se abren algunas instituciones a Podemos. El segundo, porque sobre la mesa está un acuerdo programático amplio. Y el tercero, los tres niveles de garantías, para asegurar el cumplimiento del pacto (una oficina dependiente del Ministerio de Hacienda, comisiones de seguimiento en Congreso y Senado y una fiscalización de la sociedad civil). "Acordemos un programa y encontraremos los elementos donde ellos puedan acceder al ejercicio del poder", abundó.

En 'Más de uno', en Onda Cero, convergió en el mismo punto el secretario de Organización y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos. El Gobierno podría asumir propuestas de Unidas Podemos para órganos que elige él directamente —como los miembros de la CNMV o el presidente del CIS— o bien incorporar los nombres que los morados dieran en esas instituciones escogidas por las Cámaras. Se trataría de instituciones, órganos y organismos reguladores que "completa el sistema institucional" del país. No hay una "lista" cerrada de entes, dijo, pero podrían ser la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) o el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), este último pendiente de renovación. Ábalos recordó que Unidas Podemos tiene dos miembros en la Mesa del Congreso, cuando solo le correspondía uno, gracias a su acuerdo con el PSOE.

El número tres introdujo un matiz clave. El PSOE ofrece la "participación" en instituciones, "no el control". "Una cosa es la participación o la representación, pero no el control", precisó el ministro. Poco más tarde, la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, tras su reunión con su homólogo de ERC, Gabriel Rufián, y en la que participó también el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, tampoco quiso bajar al detalle, a la espera de que la concreción se explique a sus interlocutores morados. Sí dejó claro que no regresará la oferta de Gobierno de cooperación puro —secretarías de Estado, direcciones generales...—, porque ahora la negociación se encuentra en un punto "distinto". El proceso que comenzó justo tras las generales y que concluyó con la investidura fallida se liquidó. "Esta es nuestra oferta", señaló Lastra, dando a entender que no habrá más. No se recuperará, claro, la oferta de coalición porque no existe la "confianza" necesaria. En todo caso, lo primero y prioritario, añadió, es comenzar a hablar de contenidos, de programa.

El PSOE ofrece a Podemos cargos en órganos tipo CNMV o CIS o elegidos por las Cortes

Los socialistas creen que hay margen para el acuerdo. Calvo, de hecho, señaló que ayer encontró receptividad en Echenique cuando charló con él (Pablo Iglesias había comentado en TVE que algunas medidas no le sonaban mal). Así que ahora lo importante es avanzar primero sobre el programa a partir de la propuesta presentada ayer por el jefe del Ejecutivo.

Calvo niega la presión del sector del automóvil

Ayer martes el PSOE tuvo que rectificar en apenas unas horas la redacción de la medida 256 de su 'Programa común progresista'. En la primera versión proclamaba que se prohibiría a partir de 2040 la venta de turismos y vehículos comerciales ligeros contaminantes. El sector montó en armas, pero también el Ministerio de Industria hizo gestiones ante Ferraz para que se cambiara el texto. Y se hizo. En la última versión, se asegura que se adoptarán las medidas necesarias para que los turismos y automóviles ligeros reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que, "no más tarde de 2040", sean vehículos con emisiones de cero gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Desaparece la palabra prohibir. 

Carmen Calvo aseguró que cuando se hace un documento de 370 medidas, que bebe tanto del programa electoral de los socialistas, del discurso de investidura de Pedro Sánchez, del texto remitido por Unidas Podemos y de las aportaciones de los colectivos, se obtienen distintas "redacciones de algunas cosas" y "no siempre se acaba conformando de manera exacta" el texto final. 

La redacción definitiva de la medida 256 conecta con lo hecho por el Gobierno, defendió. Porque el de Pedro Sánchez es un Ejecutivo que ha asumido compromisos con la transición ecológica y la emergencia climática, pero también reconoce que la industria de la automoción "está haciendo sus tareas".

"Nosotros somos conscientes, como Gobierno y como partido, que tendremos que manejar con equilibrio intereses muy diversos, que son el de los ciudadanos que tiene esos coches, que se pueden todavía seguir comprando, porque ya contaminan menos; el de la industria, que se tiene que adaptar, y que tendremos políticas y ayudas para que haga esa adaptación, pero también de cumplimiento de objetivos con esos compromisos" con Europa de reducción de emisiones. "A veces te baila una redacción u otra, pero nada más". 

La vicepresidenta negó que el PSOE rectificara presionado por las quejas del sector. No hubo, por tanto, causa-efecto. "Entre otras cosas porque ahí hay dos ministerios, también el de Transición Ecológica y el de Industria, que han estado trabajando juntos… A nadie se le escapa que a veces hay posiciones que tienen que ajustar", remachó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios