Intervenido en la clínica Quirón en Madrid

La operación del rey Juan Carlos concluye tras implantarle "con éxito" tres 'baypass'

La técnica del 'bypass' coronario se utiliza en pacientes con obstrucciones de las arterias coronarias para mejorar el riego sanguíneo al miocardio, el tejido muscular del corazón

Foto: El rey Juan Carlos a su llegada este viernes a la Clínica Quirón. (EFE)
El rey Juan Carlos a su llegada este viernes a la Clínica Quirón. (EFE)

La operación de corazón a la que se ha sometido el rey emérito Juan Carlos ha sido "un éxito" y se ha desarrollado "sin incidencias". En la intervención le han implantado tres 'bypass' aortocoronarios, ha explicado la directora gerente del grupo de hospitales Quirón en Madrid, la doctora Lucía Alonso, que ha leído el parte médico tras la operación, que ha concluido a las 15.00 horas.

La técnica del 'bypass' coronario se utiliza en pacientes con obstrucciones de las arterias coronarias para mejorar el riego sanguíneo al miocardio, el tejido muscular del corazón. El 'bypass' es la cirugía cardiaca más común y permite crear un nuevo camino o desvío en una arteria bloqueada para que la sangre llegue al corazón.

Felipe VI y su madre, la reina Sofía, se desplazaron a primera hora de la tarde al centro hospitalario para aguardar allí el final de la intervención y ser informados por los médicos de los pormenores de la operación y del estado de salud de don Juan Carlos. Ambos se han mostrado "muy contentos" por el resultado de la operación y han afirmado que "ha ido todo perfecto".

El monarca ha señalado que no ha habido ninguna preocupación durante la intervención y que está "muy contento" con el trabajo del equipo médico y cirujano. Por su parte, la Reina emérita ha afirmado que está tranquila y que su marido está perfecto, aunque ni ella ni el Rey Felipe VI han señalado durante cuánto tiempo se quedará hospitalizado.

Ambos han sido acompañados también, entre otros responsables de Zarzuela, por el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín; el secretario general, Domingo Martínez Palomo; y el consejero diplomático de Felipe VI y exsecretario del rey Juan Carlos, Alfonso Sanz Portolés.

Sánchez celebra que la operación de don Juan Carlos "se haya desarrollado según lo previsto", a través de su cuenta de Twitter:

Operación programada

Don Juan Carlos se sometió los días 11 y 12 de junio a una revisión médica en la que, según la Casa Real, se constató la necesidad de programar esa intervención para finales de agosto.

El encargado de realizar la operación ha sido el jefe de servicio de Cirugía Cardiaca del hospital, Alberto Forteza, quien es a la vez jefe del servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, en Madrid.

La operación estaba programada desde junio, pero eso no ha impedido al anterior jefe del Estado que patroneara en aguas finlandesas el velero "Bribón Movistar", que el 9 de agosto se proclamó vencedor en la división de Clásicos del Campeonato del Mundo de la clase 6 Metros.

Casi una veintena de operaciones

Con esta operación, ya son casi 20 las intervenciones quirúrgicas a las que se ha sometido el rey emérito. La última de la que se tenía constancia tuvo lugar en abril, cuando fue intervenido quirúrgicamente de un tipo de cáncer de piel, un carcinoma basocelular. En aquella ocasión, la Casa del Rey no informó de la intervención hasta que una aparición pública del rey con un hematoma en la cara hizo saltar las alarmas.

Detalle de la infografía de la Agencia EFE 'Operaciones afrontadas por don Juan Carlos'.
Detalle de la infografía de la Agencia EFE 'Operaciones afrontadas por don Juan Carlos'.

Justo un año antes, en abril de 2018, el rey Juan Carlos fue intervenido en la Clínica Universitaria Sanitas La Moraleja. En aquella ocasión se trataba de sustituirle la prótesis artificial que se le había implantado en la rodilla derecha hace algo menos de ocho años.

El propósito de la intervención fue entonces permitir a don Juan Carlos, que cumplió 81 años el pasado 5 de enero, "una mayor movilidad y estabilidad" con una "prótesis de última generación" que reemplazara a la que se le había implantado en junio de 2011.

Aquella operación de cadera, que sirvió (dicho sea de paso) para limar asperezas públicas entre las reinas Letizia y Sofía tras el famoso rifirrafe, era la decimoquinta a la que se sometía Juan Carlos I a lo largo de su vida y la primera tras la de noviembre de 2013, en la que el cirujano Miguel Cabanela y su colaborador en la Clínica Mayo de Minnesota (EE.UU.) Robert Trousdale le implantaron una prótesis definitiva en la cadera izquierda. La prótesis que lleva en la rodilla derecha le fue implantada el 3 de junio de 2011 por el traumatólogo Ángel Villamor en el Hospital San José de Madrid para resolver el deterioro provocado por la artrosis.

El 4 de septiembre de aquel año se sometió a una cirugía, en el mismo centro sanitario y sin hospitalización posterior, por la rotura del tendón de aquiles del pie izquierdo, ocurrida poco después de que dejara las muletas que utilizaba para recuperarse de su operación de rodilla.

El 14 de abril de 2012, el doctor Villamor le implantó una prótesis en la cadera derecha, afectada por la artrosis y fracturada en tres fragmentos como consecuencia de una caída durante su polémico viaje privado a Botsuana.

El monarca saliendo del Hospital San José tras el accidente de Botsuana. (Getty)
El monarca saliendo del Hospital San José tras el accidente de Botsuana. (Getty)

Dos semanas después, el mismo equipo médico tuvo que solventar en el quirófano una luxación al desajustarse aquella prótesis de cadera por un mal movimiento durante una audiencia concedida en la Zarzuela al ministro emiratí de Asuntos Exteriores.

En noviembre de ese mismo año, Villamor le implantó asimismo una prótesis en la cadera izquierda, desgastada por la artrosis, y tres meses después también tuvo que solucionar en ella un problema de luxación.

Además, ese implante acabó por provocarle una infección, de modo que el 24 de septiembre de 2013 volvió al quirófano, en esta ocasión en el Hospital Universitario Quirón de Madrid, donde Cabanela y Trousdale le sustituyeron la prótesis por una provisional tras limpiar el tejido infectado y, dos meses más tarde, le implantaron una nueva definitiva.

Además, el rey ha sido operado de otras dolencias. En abril de 2010 le extirparon al rey un nódulo en la parte superior del pulmón derecho. Se trataba de un tumor benigno.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios