en La Manga

El reto viral de defecar en en el agua obliga a cerrar cuatro piscinas en Murcia

Los actos ocurren por la noche en piscinas públicas o comunitarias y obliga a cerrar las piscinas para tomar medidas higiénicas sobre el agua

Foto: Vista general de una piscina municipal. (EFE)
Vista general de una piscina municipal. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

Un supuesto nuevo'challenge' se está extendiendo por España y es escatológico. Se trata de un reto en el que los participantes han de atreverse a defecar en el agua de una piscina pública o comunitaria y que ya ha provocado en La Manga del Mar Menor, en Murcia, al menos el cierre de cuatro piscinas durante el verano, tal y como ha confirmado al periódico La Verdad de Murcia Antonio Ruiz, el propietario de Administraciones Innomar, compañía que gestiona las piscinas de varias comunidades de vecinos de la zona.

Tal y como indica Ruiz, las pruebas apuntan a que "se trata de adolescentes". "No es algo fortuito", explica el gestor, que asegura que no es comparable con los descuidos que pueden tener los niños pequeños, sino que es algo "provocado" que se lleva a cabo con nocturnidad, de tal manera que los excrementos, que contaminan el agua, no son descubiertos hasta la mañana siguiente por el encargado de las piscinas.

Llegado este momento, los responsables de las instalaciones se ven obligados a cerrarlas. "La ley es muy estricta", ha indicado Ruiz al medio murciano, haciendo referencia así a las exigencias del Ministerio de Sanidad, organismo que establece mediante el Real Decreto 742/2013 los criterios técnico-sanitarios de las piscinas. Así, la normativa marca que el agua de estos estanques dedicados al recreo o al deporte debe cumplir unos criterios de calidad que se miden a través del pH, la cantidad de cloro o la turbideza de la misma, y que en caso de que estos no se superen, las instalaciones deben ser cerradas.


Como medidas correctoras, el responsable de Innomar asegura que el procedimiento consiste en cerrar la piscina durante 24 horas y aumentar la cantidad de cloro vertida al agua para que este pueda efectuar su función desinfectante y acabar con las bacterias que desprenden las heces.

También en la Comunidad Valenciana

El supuesto nuevo reto viral no solo ha afectado a los propietarios de piscinas comunitarias de La Manga. Al menos una decena de localidades de la provincia de Valencia, y una de Castellón, se vieron afectadas por estos actos vandálicos en sus piscinas municipales hasta principios de agosto, algo que, junto a otros actos vandálicos como lanzar macetas al agua, obligó a cerrar las instalaciones de Catarroja, Massanassa, Rafelguaraf, Paiporta, Almàssera, Tavernes Blanques, Museros, Riba-roja de Túria, Barrio del Cristo y Segorbe, tal y como recogía el Levante-emv.

Destaca entre ellos el caso de Massanassa, donde la presencia de heces en el agua ha obligado a los técnicos municipales a cerrar la piscina pública hasta tres veces durante el verano, la primera de ellas el 5 de julio, recién estrenada la temporada de baño.

Ante los hechos, los ayuntamientos de estos municipios valencianos han tomado medidas como, en el caso de Tavernes Blanques o Catarroja, registrar las pertenencias de los usuarios cuando acceden a las instalaciones, pues según algunas informaciones, los vándalos podrían introducir las heces en tápers para luego lanzarlas al agua de las piscinas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios