TUVIERON QUE RECIBIR CURAS EN EL HOSPITAL

Los miembros de la 'manada murciana' reciben una paliza nada más ir a la cárcel

Un grupo de presos les acorraló y "formaron un remolino" para golpearles en una zona en la que no había cámaras

Foto: Fachada del inmueble donde se produjo la presunta violación
Fachada del inmueble donde se produjo la presunta violación

Solo 24 horas después de ingresar en la prisión de Sangonera, en Murcia, tras la orden emitida por el Juzgado de Instrucción número 5, los tres miembros de la ya conocida como la ‘manada murciana’ han sido agredidos por otros presos del centro penitenciario. Los hechos ocurrían este lunes, cuando regresaban del paseo por el patio, y en una zona en la que no hay cámaras según adelanta el diario La Opinión.

Fuentes de la prisión han explicado al medio murciano que fueron muchos presos los que “formaron un remolino” para agredir a los tres hombres, de raza negra, tras acorralarlos. Les propinaron golpes y patadas que les provocaron múltiples heridas, por las que tuvieron que ser trasladados al hospital Virgen de la Arrixaca, desde donde regresaron a la cárcel tras recibir las correspondientes curas.


Los tres hombres han sido enviados a un módulo especial con la categoría de refugiados, donde estarán más vigilados para que estén “especialmente protegidos” de otros posibles ataques por parte de otros internos. La cárcel de Sangonera suele recibir a personas que están en situación de prisión preventiva, antes de juicio.

Los presos eligieron una zona sin cámaras de vigilancia para agredir a los presuntos violadores

Los tres hombres fueron enviados a prisión el pasado domingo, después de ser acusados de violar y golpear a una mujer de 41 años en una céntrica calle de la capital murciana. Fue un viandante, tras ver a la mujer sola y ensangrentada, quien llamó a la policía, que se presentó en el lugar junto a una unidad médica de emergencia.

La mujer relató que tres personas la habían retenido y dos de ellas la penetraron. Fue trasladada a un centro de salud y, posteriormente, a un hospital, donde confirmaron la agresión sexual tras una exploración Los hechos sucedieron en el barrio de Santa Rita, muy conocido en Murcia por problemas de drogas, y la policía detuvo poco después a las tres personas de color en el mismo lugar en el que se había producido la agresión.

Además de los tres presuntos violadores, la policía arrestó también a una mujer por un delito de omisión del deber de socorro, ya que habría presenciado los hechos y no habría hecho nada por evitarlo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios