en tres embarcaciones

Mientras Italia veta al Open Arms, llegan a Lampedusa otros 108 migrantres en 48 horas

El Open Arms ha centrado toda la atenciónde la opinión pública, pero el drama de la inmigración continúa: en 48 horas han llegado a Lampedusa otros 108 migrantes

Foto: Guardia Costiera italiana (Reuters)
Guardia Costiera italiana (Reuters)

Los llaman "desembarcos fantasma" por el poco ruido que hacen y el poco revuelo mediático que generan. Mientras los focos están puestos en conocer el desenlace de la situación de bloqueo creada en torno al Open Arms, han llegado a Lampedusa (Italia) al menos otras tres embarcaciones con 108 migrantes a bordo en las últimas 48 horas, que han alcanzado la costa sin impedimentos y han sido socorridos por la Guardia de Finanza y la Guardia Costiera italiana.

Los medios italianos como La Repubblica, hacen hincapié en el empecinamiento del ministro del Interior, Matteo Salvini, de no dejar desembarcar al Open Arms mientras no cesa el flujo de migrantes que desde las costas del Magreb se lanzan al mar para alcanzar las costas italianas.

El último "desembarco fantasma" en Lampedusa se produjo ayer, cuando un grupo de migrantes fue rescatado por una embarcación de la Guardia de Finanza italiana. Pero esa misma noche habían llegado otros 16 tunecinos a bordo de un barco de madera, que fueron capaces de eludir los controles hasta la Islas Pelagias, cerca de la zona donde está fondeado el Open Arms. En este caso, fue también una embarcación de la Guardia de Finanza la que acompañó a los migrantes al puerto de Favaloro.

El domingo, otras 57 personas llegaban a las costas de la isla italiana sin ser salvados por ninguna ONG de salvamento. Según la española, esta insistencia en no dejar desembacar los migrantes rescatos mientras se suceden las llegadas por otras vías no obedece a una política de "puertos cerrados" para todos, sino una "campaña contra Open Arms" liderada por Matteo Salvini, el poderoso ministro del Interior italiano.

La oenegé ha sido acusada en varias ocasiones de promover la inmigración ilegal, sobre todo por parte de las autoridades italianas. De hecho, el pasado año, el 16 de abril, un juez instructor de la localidad siciliana de Ragusa ordenó la liberación del barco después de permanecer un mes retenido en el puerto siciliano de Pozzallo con motivo de una investigación por favorecer la inmigración ilegal.

Miembros de la Policía italiana, de los servicios de Guardacostas y un oficial de la operación de la Unión Europea FRONTEX interrogaron durante varias horas a su capitán, Marc Reig. Por su parte, el juez instructor de Catania confirmó la incautación del barco pero desestimó el delito de organización criminal, por lo que el caso pasó al Tribunal de Ragusa, en Sicilia. Entre tanto, el 27 de marzo, Oscar Camps denunció en el Parlamento Europeo la "criminalización" que sufren las ONG presentes en el Mediterráneo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios