LE SEGUÍAN COBRANDO EL MANTENIMIENTO

El insólito caso de un octogenario que pagó, durante años, a tres eléctricas a la vez

Iberdrola, Endesa y Naturgy cobraron más de 1.000 euros a un usuario durante cuatro años sin enviarle una sola factura

Foto: Froilán Pérez, durante un viaje en AVE. (Facua)
Froilán Pérez, durante un viaje en AVE. (Facua)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Froilán Pérez y su mujer son un matrimonio octogenario de Medina del Campo, en Valladolid. Tenían contratada la luz y el gas con una tarifa regulada de Naturgy, antes Gas Natural, hasta que en 2014 alguien llamó a su puerta. Era un comercial de Endesa. El hombre les explicó que Gas Natural era una empresa catalana y que el dinero que salía de su bolsillo no iba para España sino para financiar una región separatista.

Froilán aceptó cambiarse a Endesa. A los tres años, se repitió jugada: otro comercial, esta vez de Iberdrola, se presentó en su casa prometiéndole tarifas más bajas en cuanto firmase el documento de portabilidad. De nuevo Froilán, que vive solo de su pensión, volvió a cambiar de compañía.

Sin embargo, lo que este jubilado no sospechaba, porque no se conecta a internet ni tiene demasiado contacto con las tecnologías de la información, es que las tres compañías le estaban facturando simultáneamente. "Un día se acercó al banco y vio que las tres le estaban cobrando: Endesa y Naturgy los gastos de mantenimiento, e Iberdrola todo, el servicio y el mantenimiento", dice Jesús Ulloa, presidente de Facua-Castilla y León.

Pasan facturas pequeñas a la gente mayor que normalmente no se da cuenta hasta pasados varios años

Los comerciales le habían dado de alta en sus servicios, pero habían omitido tramitar la baja de los anteriores. Así, entre 2014 y 2017, Endesa facturó al matrimonio pucelano 362 euros por un servicio que no estaba brindando, y Naturgy les pasó casi 800 euros por el mismo concepto, pese a que el mantenimiento lo estaba realizando otra empresa. Por último, Iberdrola les repercutió 159 euros entre 2017 y 2019. En total, 1.160 de gastos indebidos.

"Esto es habitual, los comerciales a menudo proceden así: lían a personas mayores con ofertas y, una vez han firmado, se llevan su comisión y no vuelven a saber nada de ellos", dice Ulloa. "Piensa que son montantes muy pequeños, de 10 o 12 euros, que normalmente pasan inadvertidos, especialmente para las personas mayores", continúa. Cada vez que se cambiaba de compañía, la antigua dejaba de enviarle facturas, pero le seguía repercutiendo el mantenimiento por vía bancaria, sin necesidad de firmar un nuevo contrato.

Sin factura ni nuevo contrato

Desde Facua, denuncian que se le podrían haber enviado las facturas igualmente, aunque solo fuesen del servicio de mantenimiento, del mismo modo que lo lógico hubiera sido firmar un nuevo contrato para repercutir los nuevos pagos, pero no fue así: "Saben que estas personas tienen pocos gastos domiciliados y van poco al banco, así que aprovechan para facturarles sin que se den cuenta", dice Ulloa.

"Y también es normal que utilicen lo de que Gas Natural es catalana e Iberdrola vasca como argumento de venta. Yo no sé cómo lo hacen, deben reunirse todos en un bar para hablarlo o circular un manual, pero lo cierto es que todos los comerciales de las eléctricas funcionan igual", dice Ulloa. "El de Froilán es un caso de abuso llamativo, porque son tres empresas, pero no es el único ni mucho menos: ahora mismo estoy tratando con una jubilada a la que están pasando las facturas del gas de dos personas que ni conoce. Desde las eléctricas aseguran que es un error, pero lo cierto es que nunca se equivocan no cobrándole a alguien, sino al revés".

Froilán, socio de Facua desde hace décadas, acudió a la asociación de consumidores, que reclamó los pagos indebidos a su nombre. Iberdrola y Naturgy anularon los contratos y devolvieron el dinero, pero Endesa se negó a hacerlo alegando que el usuario había hecho uso del servicio. "Se apoyaban en que, una vez, fue uno de sus técnicos a inspeccionar la instalación, pero eso no justifica que se le cobre por todos los años, así que no conseguimos que se le devolviese el importe de ese año", afirma Ulloa.

Las ofertas comerciales a puerta fría se prohibieron en octubre del año pasado

En Facua animan a los usuarios mayores a que revisen sus facturas, ya que son un objetivo histórico de comerciales sin escrúpulos: "Antes era la revisión del butano. Se te colaban en casa, te ponían una factura en plena cara y se marchaban. En 10 minutos había pasado todo. Ahora no se hace con tanto descaro, pero estamos detectando que las eléctricas y las empresas de telefonía se 'equivocan' bastante con los ancianos, hay que tener cuidado", dice Ulloa. "Que revisen las facturas, aunque sean muy mayores y casi no oigan nada, como le sucede a Froilán; que se las dejen a sus hijos, a sus vecinos, a un amigo, a quien sea. Han llegado a venir a la asociación personas que estaban pagando un piano en 20 plazos, cuando en su casa ni tenían espacio para un piano".

Rubén Sánchez, portavoz de Facua, considera que este es solo un ejemplo de las múltiples irregularidades que se han producido con las ventas a puerta fría, prohibidas el pasado mes de octubre: "En realidad, sigue sucediendo en otros lugares, como los 'stands' que las energéticas ponen en los centros comerciales, o en la publicidad engañosa de televisión, donde nos hacen creer que su servicio es mucho más barato que el que tenemos, cuando en realidad es falso", explica. "En este caso se dan muchos de los vicios de las eléctricas: confundir al usuario con las tarifas, no darle de baja del servicio anterior y, por último, un servicio de atención al cliente que no quiere cambiar las cosas a pesar de que saben perfectamente lo que están haciendo. Lo que falta es que las administraciones multen este tipo de actitudes, porque ahora lo único que conseguimos es recuperar el dinero que han cobrado de forma improcedente", concluye.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios