AL COINCIDIR VACACIONES Y falta DE personal

No quedan citas disponibles: la DGT, "al borde del colapso" por falta de personal

Tráfico sostiene que los problemas se dan en "oficinas puntuales" de Madrid y alrededores y en las zonas de costa, pero admite la pérdida de casi 1.000 funcionarios en los últimos ocho años

Foto: Tráfico a la salida de Madrid. (EFE)
Tráfico a la salida de Madrid. (EFE)

El 26 de julio, a Gustavo le robaron la cartera en Benimaclet, Valencia. Dentro tenía, entre otras cosas, su carné de conducir, y ese mismo día comenzó a hacer las gestiones necesarias para solicitar un duplicado, pero no fue fácil. “Cuando intenté hacer los trámites, me di cuenta del pastelazo que supone”, cuenta a El Confidencial dos semanas después del robo y horas después de haber conseguido, finalmente, cita previa para recuperar el carné.

Primero probó realizar el trámite por internet, pero para obtener un duplicado es necesario tener firma digital y no la tenía. Luego empezó a llamar al 060, el servicio de atención ciudadana del Estado, todos los días. Pero la respuesta de la voz robótica al otro lado de la línea era siempre la misma: “No quedan citas disponibles”. Llamó directamente a la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Valencia, porque quería hablar con una persona y no con una máquina, pero le dijeron que no podían hacer nada. Intentó conseguir cita previa por internet pero no tuvo mejor suerte.

“Me parece una vergüenza que tenga que estar un mes y pico sin el carné de conducir, y además nadie me pueda responder en la DGT”, reclama. Tanto ha insistido en el 060 que le han dado cita para el 5 de septiembre, por lo que estará más de 40 días inhabilitado para conducir.

La DGT afirmó que con menos de 3.800 funcionarios no se podía dar un buen servicio. “Hoy hay menos de 3.200 y seguimos bajando”

Cuando realizó la denuncia del robo, el policía que lo atendió le dijo que si un agente de tráfico lo paraba, le podía poner una multa porque la denuncia no le valía para nada. Gustavo, que prefiere no dar a conocer su apellido, ha decidido correr el riesgo y seguir conduciendo. “Es muy probable que si me parasen no me pondrían la multa. Porque tienen que querer ponérmela”, dice para explicar su decisión de seguir conduciendo mientras espera poder recuperar su permiso de conducción.

El caso de Gustavo está lejos de ser una excepción. En las redes sociales se puede leer a decenas de usuarios quejándose por las demoras para conseguir cita previa en las oficinas de Tráfico de todo el país, y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que la falta de personal es cada vez más notoria. “Esto es una situación normal porque tenemos muchísimos clientes pero no tenemos capacidad para atenderlos porque carecemos de personal”, afirma el coordinador nacional de Tráfico del sindicato, Manuel Santiago.

El dirigente sindical recuerda que hace tres años el secretario general de la DGT, Cristóbal Cremades, dijo que con menos de 3.800 funcionarios no se podía dar un buen servicio. “Hoy hay menos de 3.200 y seguimos bajando”, sentencia, al tiempo que apunta a la clase política por “no saber o no querer” resolver el problema.

Falta de reposición de trabajadores jubilados

Sin embargo, Cremades asegura que los problemas se han presentado en algunas "oficinas puntuales" en la costa, como Barcelona y Girona, y en las de Madrid y alrededores. "Algunas como Asturias o Zamora dan citas para el día siguiente". De todas formas, reconoce que existe una "falta de recursos humanos" para atender de forma adecuada la demanda, ya que en los últimos ocho años han perdido cerca de 1.000 funcionarios por no reponer los puestos de las personas que se jubilan.

El secretario general también señaló las vacaciones del personal como una de las causas que generan este problema y aseguró que "muchas veces" las personas piden cita y luego no van. "Esa cita se pierde y no se puede volver a poner a disposición", lamentó en conversación con El Confidencial. Cremades añadió que el organismo ha implementado "medidas paliativas" en relación con algunos trámites, como el cambio de domicilio o solicitar el permiso internacional, que se pueden realizar por teléfono o a través de internet sin necesidad de solicitar cita previa.

Muchos conductores optan por desplazarse a otras provincias para realizar los trámites de Tráfico en un menor periodo de tiempo

La solución para muchos conductores termina siendo buscar cita lejos del lugar donde residen, con todo lo que ello implica en tiempo y dinero. Es el caso de Marcos Domingo, que a principios de agosto compró una moto a un particular en Navarra. La DGT establece que en menos de 15 días el comprador debe remitir al vendedor una copia del permiso de circulación donde conste el cambio de titularidad. Para ello, Domingo debía pedir cita previa en el organismo estatal. Tras varios intentos, en los que la web de Tráfico daba error o mostraba un mensaje de agenda completa, consiguió cita en Madrid pero para dentro de 45 días. Como el plazo excedía el límite legal, Marcos decidió pedir cita previa en Burgos y viajar hasta allí para concretar el trámite.

Este diario ha intentado en varias oportunidades, durante el 12 y 13 de agosto, conseguir cita previa a través de internet para "trámites de oficina” o “canjes de permiso de conducción” en la Jefatura Provincial de Madrid. La respuesta varió entre “en este momento el sistema no se encuentra disponible: es necesario iniciar el proceso nuevamente” y “el horario de atención al cliente está completo para los próximos días: inténtelo más tarde”.

La DGT también ha identificado, según ha explicado el secretario general, que existen 'bots' que se dedican a conseguir citas previas y luego revenderlas. La oficina estatal está tratando de combatir este problema aplicando distintos filtros en el sitio web, pero asegura que "no es fácil".

Colapso de la página web

El problema por la falta de personal se acentúa en verano por las vacaciones y muchas oficinas se encuentran “al borde del colapso”, según Manuel Santiago, del sindicato CSIF. Y además esta temporada estival sumó un nuevo elemento. El 22 de julio, la DGT reactivó la posibilidad de que los venezolanos residentes en España canjeen sus permisos de conducir, un servicio que llevaba paralizado cerca de un año. "Al día siguiente de habilitar este servicio, el sitio web de la DGT se vino abajo. Era tremendo", explicó Cremades.

Esteban, que prefiere ocultar su nombre real hasta realizar los trámites, llegó a Madrid hace más de un año desde Venezuela. Al poco tiempo, el Gobierno español decidió frenar el servicio de canje de licencias para ese país y no tuvo tiempo de realizar el trámite. La crisis económica que vive Venezuela llevó a que el Ejecutivo de Nicolás Maduro habilitara a los ciudadanos a imprimir el permiso en su casa desde un PDF por falta de materiales para obtenerlo en un carné de plástico. Ese documento impreso no cumple con los requisitos europeos y el Gobierno español decidió cortar con el canje de licencias de ese país. A mediados de julio, la DGT anunció que volvería a canjear los permisos, aunque solo aquellos expedidos en tarjeta de plástico. “No será posible canjear los documentos en formato PDF por no cumplir la normativa europea de permisos de conducción”, advierte el sitio web del organismo.

Tras el anuncio, Esteban, que tiene el carné plastificado, comenzó las gestiones para conseguir su permiso de conducir español. Desde el 22 de julio, llamó todos los días al 060, hasta que el 7 de agosto consiguió que le dieran una cita. Su odisea para canjear el nuevo carné no acabó aquí: deberá esperar hasta febrero y viajar a Ourense para finiquitar su trámite. “Conseguir cita para Madrid era imposible”, lamenta.

Pero este problema no es exclusivo de los venezolanos. Jaime Abad es español, pero durante muchos años ha vivido en el exterior. En 2018 decidió volver a instalarse en Madrid desde Finlandia y lleva un año tratando de conseguir cita para realizar el canje del permiso de conducir sin conseguirlo. “La última vez que llamé a atención al cliente me dijeron que si en dos años de estar en el país no hago el canje me enfrentaré a una multa de 500 euros”, asegura. Por ahora, lleva un año intentando realizar el canje pero sin suerte.

Y Esteban, que sí ha conseguido cita, tampoco quiere ilusionarse. Su solicitud se encuentra como “pendiente” y está a la espera de ser confirmada. Eso sucede con todas las solicitudes de canje y, para que la cita se confirme, el país del solicitante debe contestar la petición de información realizada por España. La solicitud es rechazada si el país de origen indica que no tiene datos sobre esa persona, explica la página de la DGT.

El próximo año, si su cita finalmente se confirma, Esteban deberá pedir días de permiso en el trabajo, recorrer los 500 kilómetros que separan Ourense de Madrid y allí canjear, por fin, su permiso de conducir venezolano. Casi dos años después de su llegada a España.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios