Echenique pide negociar "cuanto antes"

PSOE y Podemos se acusan de "tacticismo" y alejan la posibilidad de un acuerdo

La pelota está en el tejado de Podemos y el reloj están en marcha. Las agujas corren a favor de Sánchez de aquí al 23 de septiembre. O eso al menos es lo que le han asegurado

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (Cordon Press)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (Cordon Press)

"No nos parece sensato que el PSOE se pase tres meses sin negociar y luego precipite unas negociaciones en apenas 48 horas antes de votar la investidura. El tacticismo no es la manera, no tenemos que convertir la política en una telenovela para adolescentes". El número tres de Podemos, Pablo Echenique, acusaba a Pedro Sánchez de aplazar las negociaciones para presionar con la convocatoria de las elecciones, mientras que la ministra de Hacienda y Función Pública en funciones, María Jesús Montero, respondía instantes después de que fue Unidas Podemos quien abusó del "tacticismo" al rechazar la "magnífica" propuesta que le hizo el PSOE el pasado julio.

Unos y otros han usado los micrófonos de la Cadena SER esta mañana para lanzarse acusaciones mutuamente y dar la sensación de que la posibilidad de un acuerdo entre PSOE y Podemos está, hoy por hoy, muy lejana. En palabras de Miguel Ángel Revilla, cuyo partido fue el único al que Sánchez convenció para apoyarle en la investidura, la posibilidad de unas nuevas elecciones "está hoy por encima del 80%".

Sea como fuere, y más allá de las acusaciones, lo cierto es que el presidente del Gobierno en funciones se ha tomado esta semana a modo de inventario y no habrá nuevas negociaciones. Para el PSOE, es Podemos quien "no quiere sentarse a hablar del acuerdo programático" ahora y no quiso tampoco en julio, en aquel momento porque quería que previamente se garantizase la presencia de Pablo Iglesias en el Ejecutivo y ahora porque sigue insistiendo en que se conforme un Gobierno de coalición, ha aseverado la ministra en su entrevista recogida por Ep. Pero "volvemos a hacer un llamamiento a que nos sentemos a hablar de los problemas de la gente", ha añadido.

Para Podemos, todo el retraso responde al "tacticismo" de Sánchez, que ha querido dejar "para el último minuto" las negociaciones, "presionar y dilatar los tiempos" y que la espada de Damocles de una nueva convocatoria electoral —en la que, según todas las encuestas, a Podemos le iría francamente mal— haga recapacitar a Iglesias, este renuncie a un Gobierno de coalición y admita una investidura de Sánchez bajo un acuerdo programático.

En este sentido, Echenique ha instado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a que retome las negociaciones con Podemos "cuanto antes" para "tomarse el tiempo necesario" para formar un Gobierno estable y "abordar los problemas de la gente". "Llevar las negociaciones al último minuto responderá a una táctica de partido".

Mientras Echenique insiste en volver a negociar ya, el Gobierno quiere que Unidas Podemos sienta la presión del tiempo corriendo. Para la ministra Montero, este tiempo ha de servir para que Iglesias y su gente recapaciten, ya que "quizá se arrepientan ahora de no haber aceptado la magnífica" oferta que les hizo en su momento el PSOE de una Vicepresidencia de carácter social y tres Ministerios —Vivienda y Economía Social, Igualdad y Sanidad y Consumo—. "Me parece un despropósito que se siga calificando esa propuesta como decorativa", ha insistido.

El reloj está en marcha

En el fondo, el gran dilema para Unidas Podemos es que el PSOE sabe que las encuestas le siguen dando un aumento de diputados, y que la presión a Podemos —agitando el fantasma de un apoyo abstencionista de Ciudadanos, a quien los mismos sondeos auguran una bajada en unas nuevas elecciones— es un argumento "de peso" para que Iglesias "recapacite".

Echenique no lo ignora y denuncia que el PSOE juega con las mejores cartas en esta negociación, "o bien un acuerdo con Ciudadanos, un Gobierno en solitario acaparando todo el poder o la repetición electoral". La pelota está en el tejado de Podemos y el reloj están en marcha. Las agujas corren a favor de Sánchez de aquí al 23 de septiembre. O eso al menos es lo que le han asegurado quienes le asesoran.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios