"Sin Papeles"

Tres gráficos para entender de dónde vienen las pateras y a qué provincias llegan

El Ministerio del Interior no facilitaba el desglose de los "sin papeles" por nacionalidades. Pero, por fin, ha proporcionado una auténtica radiografía del fenómeno migratorio desde 2014

Foto: Los usuarios del centro MENA disfrutando de actividades deportivas al aire libre. (Foto: Fernando Ruso)
Los usuarios del centro MENA disfrutando de actividades deportivas al aire libre. (Foto: Fernando Ruso)

Más de 96.000 inmigrantes irregulares llegaron por mar a España en el último lustro (2014-2018) y si a esa cifra se añaden los que desembarcaron en los siete primeros meses de este año el número total supera con creces los 110.000. El porcentaje de menores aumenta año tras año.

Sobre los que llegaron en lo que se siguen llamando "pateras" —prácticamente ya no existen ese tipo de embarcaciones— se sabía hasta ahora muy poco. Para no herir la susceptibilidad de las autoridades de Marruecos, el Ministerio del Interior no facilitaba el desglose de los "sin papeles" por nacionalidades —los marroquíes son la mayoría relativa— ni tampoco el número de mujeres, ni de menores de edad que ponían pie en España. Ni siquiera indicaba en qué puertos o provincias desembarcaban.

El mes pasado se produjo un milagro. El Gobierno proporcionó una auténtica radiografía del fenómeno migratorio desde 2014 exceptuando a los subsaharianos que saltaron las vallas de Ceuta y Melilla. El Ejecutivo, es decir en este caso Interior, lo hizo en respuesta a una batería de preguntas escritas formuladas por Jon Iñarritu, diputado de Bildu. Los datos globales que suministró no coinciden del todo con los pocos que figuran en la web de Interior, pero aun así permiten hacerse una idea bastante precisa de cómo ha evolucionado el fenómeno migratorio estos últimos años.

La inmigración irregular por mar no ha parado de crecer desde 2014 (4.568 llegadas) a 2018 (56.145 llegadas), el año en el que se batió el récord histórico y en que España se convirtió en la principal puerta de entrada de "sin papeles" a través del Mediterráneo. En los siete primeros meses de 2019 el flujo ha disminuido un 40% (13.326 llegadas), con relación al mismo periodo del año anterior, probablemente porque Marruecos ya recibe la ayuda de la Unión Europea (140 millones de euros) y consiente a hacer mayores esfuerzos para controlar sus costas. A este ritmo es probable que 2019 sea el segundo peor año de la historia migratoria después de 2018.

La inmigración irregular por mar no ha parado de crecer desde 2014, con 4.568 llegadas, a 2018, con 56.145 llegadas

Por nacionalidades, los marroquíes son siempre los más numerosos. En 2018 fueron casi el 23% del total (12.871 "sin papeles") y en los seis primeros meses de este año alcanzan prácticamente el 30% del total. Les siguieron de cerca en 2018 los ciudadanos de Guinea Conakry (11.626), Mali (10.730), Costa de Marfil (4.594) y Argelia (4.342). En general, con la excepción de Gambia (2.851), es el África francófona la que cruza el Estrecho para llegar a España. La anglófona sigue otros derroteros para emigrar.

El número de marroquíes y argelinos que desembarcan en las costas de España es probablemente mayor a lo que indican los datos de Interior. A diferencia de los subsaharianos, a los que es muy difícil expulsar, los magrebíes corren el riesgo de ser repatriados a Marruecos y Argelia. Algo más de un tercio de los que ingresaron en los Centros de Internamiento de Extranjeros lo fueron en 2018. Por eso, cuando ponen pie en España, tratan a toda costa de sortear a las fuerzas de seguridad.

Los usuarios del centro MENA disfrutando de actividades deportivas al aire libre. (Foto: Fernando Ruso)
Los usuarios del centro MENA disfrutando de actividades deportivas al aire libre. (Foto: Fernando Ruso)

Interior no revela cuántos, entre los inmigrantes marroquíes, son originarios de la región del Rif. Ese porcentaje es ahora alto, según aseguran los rifeños que llevan años asentados en España. Desde que las autoridades de Marruecos reprimieron con dureza, a finales de la primavera y en el verano de 2017, la rebelión de esa región septentrional, muchos jóvenes, sobre todo activistas, han optado por marcharse.

No solo los africanos atraviesan el Mediterráneo rumbo a las costas españolas. La estadística arroja alguna sorpresa. El año pasado se colaron en las pateras un puñado de ciudadanos de países asiáticos como Bangladesh, Pakistán, India, Sri Lanka, Myanmar, Filipinas, Nepal, India. Desembarcó incluso en España un menor de Arabia Saudí, un país con una renta per cápita no muy alejada de la española.

El porcentaje de mujeres en esas embarcaciones tan precarias osciló entre del 11,1% en 2014 al 9,9% en 2018, sin que sea posible establecer una tendencia clara. El de menores de edad sí está constantemente en auge hasta el punto de que hoy en día son más numerosos que las mujeres. Fue del 8,1% en 2014, del 11,2% en 2017 y el año pasado alcanzó el 13,9% (7.800 menores). Las tres cuartas partes de los menores son marroquíes y un 7.9% de los adolescentes y los niños son chicas.

Una de los menores sentado en uno de los dormitorios donde convive con otros MENA. (Foto: Fernando Ruso)
Una de los menores sentado en uno de los dormitorios donde convive con otros MENA. (Foto: Fernando Ruso)

A día de hoy, hay en España 12.300 menores tutelados por diversas comunidades autónomas, según la última actualización, en abril, del Registro de Menores Extranjeros No Acompañados del Ministerio del Interior. Hace 16 meses los tutelados eran solo la mitad (6.414). La estadística tampoco coincide en este caso con los datos que proporcionan las propias comunidades autónomas. Interior coloca a la cabeza de los acogimientos a Andalucía con 5.183 niños y adolescentes, seguida por Cataluña (1.938) y Melilla (1.067 o el 1,26% de la población de la ciudad), pero la Generalitat catalana asegura, según la agencia EFE, que sus tutelados eran en junio 4.203, más del doble de los que les asignaba Interior.

Por provincias de arribo, Cádiz figura siempre en cabeza. En 2018 fue el lugar de desembarco de 18.875 "sin papeles", seguida por Almería (12.327), Málaga (10.652). Al Levante español (Murcia y Alicante) y a las Baleares llegaron el año pasado 2.351, el 4,1% de las llegadas por mar. Ese es aproximadamente el porcentaje de inmigrantes que zarparon desde las costas de Argelia. De los que llegaron a Canarias (1.323 o el 2,35% del total), la mayoría proceden del sur de Marruecos o del Sáhara Occidental, bajo control marroquí, y solo una pequeña parte iniciaron su travesía en Mauritania.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios