ENTREVISTA

Carmona: “Hablar en urdu acojona, pero más duro es un congreso del PSOE”

El político socialista agita Pakistán tras pronunciar un discurso en urdu. Hablamos con él sobre lo divino y lo humano. Oriente y Occidente. Fascismo y robótica. Purgas y folclore

Foto: Antonio Miguel Carmona, durante la entrevista. (Roberto Gómez)
Antonio Miguel Carmona, durante la entrevista. (Roberto Gómez)

Si usted va ahora a Pakistán y pregunta por sus españoles favoritos, quizás Antonio Miguel Carmona sería el más votado, por delante de Rafa Nadal y Julio Iglesias. Carmona participó el pasado fin de semana en la multitudinaria convención de musulmanes de Pakistán, celebrada en Londres, y sorprendió a todos pronunciando un discurso en urdu. “Venimos a abrirles la puerta de nuestro corazón. El futuro es un horizonte cuyo camino es la paz. Nada sin ella. Amar es el único lugar donde queremos encontrarnos”, dijo Carmona en urdu. Y la tuitosfera pakistaní se vino abajo.

Algunos tuiteros pakistaníes despistados se refirieron a Carmona como “el alcalde de Madrid”, puesto que nunca ha ocupado, aunque lo intentara en 2015. El político del PSOE se ha apartado recientemente de la primera línea de su partido (apostó a caballo perdedor en las primarias entre Pedro Sánchez y Susana Díaz), pero cada vez que aparece en público, sube el pan.

Quedamos con Antonio Carmona —profesor universitario de economía— en una terraza frente a la sede de Telecinco para hablar sobre lo divino y lo humano. Oriente y Occidente. Fascismo y robótica. Purgas y folclore.

PREGUNTA. La ha liado usted buena con su discurso en urdu...

RESPUESTA. Lo primero es denunciar la vergonzosa persecución de los ahmadíes [comunidad musulmana de origen pakistaní] en el mundo y defender la libertad religiosa. Aunque yo no coincida con el islam, porque soy agnóstico, sí defiendo los derechos humanos. Durante la convención, pasé largo rato hablando sobre teología con el califa.

P. ¿No le dio vértigo lanzarse a hablar en urdu?

R. Ante 40.000 personas y millones de espectadores viéndome desde sus casas en Pakistán… Acojona… Impone… Pero más duro fue el congreso del PSOE (risas).

P. Se le veía suelto…

R. La verdad es que la gente se entusiasmó. Empezaron a gritar y a abrazarme. Ha sido un honor.

P. Un día se pone a hablar urdu. Otro sale corriendo detrás de un caco en plena calle. ¿No conoce usted el miedo?

R. Ese día estaba cenando con Pedro Ruiz y con el presidente de Cantabria…

P. ¿Con Revilla?

R. Sí… Revilla se acababa de ir cuando un chico agredió a una chica y le robó el móvil delante nuestro. Salí corriendo detrás de él. Cualquiera hubiera hecho lo mismo. No tiene ningún mérito.

P. Cambiando de tema: usted anunció hace poco su conversión en un militante de base más del PSOE. ¿La noche en que Susana Díaz perdió las primarias comprendió que su carrera en el PSOE había acabado mientras durara el sanchismo?

Soy tan del PSOE que renuncié a ser alcalde de Madrid para seguir siendo del PSOE

R. No, no, al contrario. Yo he ganado dos primarias en el PSOE de Madrid, a senador y a candidato a alcalde, y en las municipales de 2015 saqué un 15% de los votos —el mayor porcentaje del partido en las grandes ciudades— en un contexto muy adverso: el PSOE sacó sus peores resultados históricos en toda España.

P. Su 15% de voto se interpretó como que el partido había tocado fondo en Madrid… hasta que llegó Pepu...

R. Me han llegado a decir que conmigo de candidato hubiéramos sacado cuatro o cinco concejales más en mayo… No lo creo. Somos un equipo. Soy un jugador de club. La dirección del partido ha decidido no contar conmigo ahora para la primera línea y no tengo problema, ahora hago política de otra forma, no necesito cobrar dinero para hacer política, llevo muchos años dando clases de economía en la universidad, no necesito seguir siendo concejal o senador (a pesar de haber ganado las primarias). Yo estoy encantado de ser un militante de base y dedicarme a hacer política con mis alumnos, hablarles de economía, de investigación y desarrollo, de crecimiento.

Carmona, en un momento de la conversación. (Roberto Gómez)
Carmona, en un momento de la conversación. (Roberto Gómez)

P. ¿Ha intentado ficharle otro partido?

R. He recibido ofertas de dos partidos…

P. ¿Uno a la izquierda y otro a la derecha del PSOE?

R. Prometí no contarlo… Yo es que soy del PSOE de toda la vida. Soy tan del PSOE que renuncié a ser alcalde de Madrid para seguir siendo del PSOE. He pasado todas las pruebas del algodón.

P. Al margen de su lealtad al partido, diferencias políticas con el sanchismo sí tiene usted, ¿no?

Tú te puedes quedar mañana sin trabajo por culpa del anormal de Trump

R. El sanchismo no existe. Existe el PSOE… Pero me gustaría que cambiáramos el enfoque para hablar de algo mucho más serio. En los próximos 10 años, la humanidad va a cambiar profundamente. Mi primera tesis doctoral iba sobre desarrollo económico e innovaciones tecnológicas. Tengo mucha relación con la Universidad de la Singularidad, que está en Silicon Valley, fundada por Google, la NASA, Microsoft. En EEUU están investigando cómo conectar el cerebro con la nube. La genética va a alargar la vida casi instantáneamente. La lucha contra las enfermedades es un éxito semana tras semana. La inteligencia artificial está imponiendo cambios drásticos en la vida de los seres humanos y en la productividad de las empresas. El cambio que se nos viene encima es brutal, pero los políticos españoles viven ajenos a esta realidad, nadie habla de esto, porque España es un país atrasado en ciencia e investigación. Nuestros jóvenes investigadores huyen al exterior. Somos un país tercermundista en investigación y desarrollo.

P. Este mirar a largo plazo que reclama usted contrasta con el enredo de la negociación de investidura… Todo es relato, fontanería, filtraciones…

R. Cuando el relato se impone a la realidad, se camina hacia el fracaso. Estar en la realidad es hablar de la cura de enfermedades, de la inteligencia artificial, del coche eléctrico, de la abolición de la pobreza. El relato de la negociación de investidura, de los puestos, ha desbordado a todo el mundo, incluidos los periodistas, ahora somos un poco más mediocres que hace dos meses.

P. Pero al margen del relato: ¿quién lleva la razón?

En el PSOE intentamos hacer las cosas lo mejor que podemos… y, sobre todo: mejor que Podemos

R. No lo digo por nacionalismo de partido, pero la razón la lleva Pedro Sánchez cuando dice que lo relevante no son los puestos sino las ideas. Para dejar de hundirnos en el pozo del relato hay que dejar de cavar. El 90% del discurso político es tangencial o mediocre. La formación de nuestros políticos es muy baja. Los políticos intentan ahora ser más importantes que útiles. Se piensa más en el ser que en el hacer, y la gente no es tonta. En el PSOE intentamos hacer las cosas lo mejor que podemos… y, sobre todo: mejor que Podemos. Pero el PSOE tiene que hacer un esfuerzo para poner lo importante en la agenda política: innovación tecnológica, ciencia, salud, educación…

P. Usted tiene formación económica, pero al mismo tiempo ha cultivado cierto folclorismo, la parte teatral de la política, el desenfado…

R. Sí, porque en el fondo no me importa tanto la política.

P. ¿Se lo toma como un juego?

R. No tanto como un juego. Me explico mejor: la política me importa mucho, lo que no me importa es la pose política. Yo soy una persona muy seria. Llevo 32 años dando clases de economía en la universidad y solo me fío de mis alumnos y de mis alumnas. Son gente rigurosa, científica, de gran honestidad intelectual.

P. A ver si lo entiendo: ¿lo que quiere decir es que no le gusta ponerse solemne cuando se viste de político?

Los de Vox creen que Averroes es un futbolista. Son racistas e ignorantes

R. Bueno, sí me pongo solemne cuando la ocasión lo requiere, con los ahmadíes me puse muy solemne. Yo gasto pocas bromas, pero me gusta vivir la vida con simpatía.

P. El folclorismo es relevante en la política municipal madrileña. Uno de los puntos fuertes de Tierno Galván, cuya sombra sigue siendo alargada, era su perfil folclórico. La conexión costumbrista con el pueblo...

R. Para empezar: según una encuesta de La Sexta, soy el político mejor valorado por los madrileños. Se lo agradezco mucho. Es verdad que el grado de conocimiento ayuda mucho [Carmona participa en tertulias televisivas de alta audiencia], pero entiendo que mis propuestas también tienen algo que ver.

R. Voy a soltar nombres de políticos para que me dé una pincelada rápida. Algo que defina al personaje por la vía rápida.

R. Vale.

Posado de Carmona. (Roberto Gómez)
Posado de Carmona. (Roberto Gómez)

P. Esperanza Aguirre.

R. La madre de la corrupción.

P. Carmena.

R. Una jurista e intelectual a la que quiero mucho.

R. Pedro Sánchez.

R. Un gran compañero.

P. Rocío Monasterio.

R. Una persona políticamente inculta.

P. Isabel Díaz Ayuso.

R. La política superficial.

P. Pablo Iglesias.

R. La política vestida de demagogia.

P. Errejón.

R. Mucho futuro.

P. Albert Rivera.

R. Una decepción.

P. Cayetana Álvarez de Toledo.

R. (Largo silencio) No tengo palabras… Lo he clavado.

P. Ya que insiste usted en hablar sobre los grandes temas. ¿La guerra comercial entre China y EEUU es un calentón previo a un pacto o algo mucho más delicado?

R. Tú te puedes quedar mañana sin trabajo en El Confidencial por culpa del anormal de Trump.

P. Vaya…

R. Mañana mismo, eh. EEUU pone aranceles a China. China responde devaluando su moneda… Y al final la bofetada la recibimos los europeos, porque las exportaciones europeas a China se encarecen… Resumiendo: la medida proteccionista de Trump puede acabar trayendo la recesión a Europa.

P. Si se prolonga en el tiempo…

No es que Ciudadanos blanquee a Vox, es que parece que les da igual todo, por eso digo que Albert Rivera ha sido una decepción

R. Si se prolonga, claro. Si a la guerra comercial le sumamos el Brexit y la no existencia política de Europa… llegamos a la recesión, y tú te puedes quedar sin empleo mañana… Europa no existe: es un grupo de políticos y burócratas que se dedican a mirarse el ombligo, una suma de naciones que van a lo suyo. EEUU, China y Rusia existen. Europa no existe. Nos podemos convertir en el anticuario del mundo.

Carmona, en su salsa. (Roberto Gómez)
Carmona, en su salsa. (Roberto Gómez)

P. Vox parecía que iba a sacar 60 escaños. ¿El cañonazo se ha quedado en petardito?

R. Petardito… Cuidado con los petarditos. De mano, son gente bastante inculta. Cuando he vuelto de la conferencia sobre los ahmadíes han dicho que estoy vendiendo España al islam. Si le preguntas a un dirigente de Vox quién era Averroes, probablemente te diría que es un defensa central de Marruecos. Contra el fascismo: combatir la ignorancia. Esas declaraciones de Abascal pidiendo la deportación de unos argelinos que supuestamente han violado a una chica… Eso es una llamada a que luego alguien agreda a un migrante. En Vox son racistas. Y a los racistas hay que llamarlos por su nombre.

P. ¿Ciudadanos blanquea a Vox?

R, Completamente. No ya es que los blanquee, es que a Ciudadanos parece que le da igual todo, por eso digo que Rivera ha sido una decepción. Al fascismo o se le combate con contundencia o acabas formando parte de él. Yo defiendo a los migrantes, responsables del 32% del crecimiento económico de España entre 2000 y 2006. Suman más que nadie. Para mí es un honor estar junto a otras culturas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios