por el cobro de "importes millonarios"

El juez abre otra pieza para investigar los delitos fiscales de Villarejo y sus empresas

"Estas mercantiles, junto con otras de la estructura empresarialmente conocida como Grupo Cenyt, constituyen un entramado de entidades fiduciarias opacas", sostiene el magistrado en su auto

Foto: El comisario Villarejo, en 'Salvados'.
El comisario Villarejo, en 'Salvados'.

La Audiencia Nacional ha abierto una nueva pieza en el caso Villarejo para investigar al comisario jubilado por delito fiscal. En un auto fechado el 2 de agosto, el juez Manuel García Castellón atiende la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción y ordena incoar la pieza separada número 13 ante la sospecha de que se haya "podido incurrir en delitos contra la Hacienda Pública", para lo que pone el foco en José Manuel Villarejo y sus empresas Stuart & McKenzie, Global Sinapsis y Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (Cenyt).

El juez sostiene que a través de Cenyt y Stuart & Mckenzie, Villarejo cobraba "los pagos correspondientes a los servicios pactados, que alcanzaron en los periodos 2014, 2015 y 2016 importes millonarios que superan el límite impositivo para calificar los hechos como constitutivos de delito". Ambas empresas, junto a Global Sinapsis, reflejan además "sólidos indicios de la comisión de múltiples delitos de cohecho como consecuencia de una prestación de servicios contratados", línea de investigación a la que ahora se suma la de posibles delitos contra la Hacienda Pública.

"Estas mercantiles, junto con otras de la estructura empresarialmente conocida como Grupo Cenyt, constituyen un entramado de entidades fiduciarias opacas, en muchos casos constituidas sin objeto ni actividad real, con cuentas bancarias que sirven en unos casos para el trasvase de fondos controlados por los obligados tributarios (los investigados como autores de múltiples delitos de cohecho que les han reportado unos ingresos millonarios) o que se utilizan en otros casos para titular el patrimonio inmobiliario, evitando con estos mecanismos el conocimiento del patrimonio y ganancias afloradas", explica García Castellón en el auto.

La Agencia Tributaria investigaba ya los negocios del comisario jubilado, pero García Castellón ordena ahora paralizar los procedimientos de inspección en curso "por concurrencia de prejudicialidad penal en relación con los riesgos fiscales que pudieran derivarse de la presente investigación penal". El magistrado trata así de centrar las pesquisas en el Juzgado Central de Instrucción número 6, del que es titular, y al mismo tiempo se dirige a la unidad de auxilio judicial de la Agencia Tributaria-Onif para que "se encomiende la práctica de diligencia".

Las empresas, en manos de la Audiencia

El entramado societario de Villarejo se encuentra en manos de la Audiencia Nacional desde el pasado febrero, cuando García Castellón dictó un auto con el que puso bajo su tutela las empresas del comisario y sus cuentas bancarias, decisión que tomó para evitar la "pérdida irremisible" de su valor de cara a una responsabilidad civil en caso de condena que solo por los delitos de blanqueo que se le imputan podría superar los 78 millones de euros.

En el auto, el juez avanzaba entonces que "se han revelado las implicaciones internacionales y la posible desviación de fondos a paraísos fiscales extraños a la acción de la Justicia española", apuntando así a que las empresas no eran más que "el elemento más visible de la organización", que tendría "ramificaciones internacionales" de las que aún se desconocen "su contenido y alcance". Tras la apertura de una nueva pieza, que ha sido bautizada como 'pieza de investigación Agencia Tributaria número 13' y que pondrá el foco en el entramado del comisario, ahora queda por ver si se aclaran estos supuestos contactos internacionales y sociedades ocultas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios