ESTÁ EN LA LISTA DE MOROSOS Y SE FUE A MIAMI

César Vidal, otra muesca para Hacienda: 1,7 millones por facturar mediante una sociedad

César Vidal, escritor y periodista, es la última muesca de famosos en la culata de Hacienda. Ha perdido en la Audiencia Nacional pero anuncia pelea: "No renuncio a mis derechos"

Foto: El escritor y periodista César Vidal
El escritor y periodista César Vidal

César Vidal es la última muesca de famosos en la culata de Hacienda. El prolífico escritor ha perdido en la Audiencia Nacional un contencioso de 1,7 millones de euros por cobrar sus derechos de autor y sus trabajos en la radio a través de una sociedad, Osobelena, lo que le permitía tributar menos. El locutor, ahora residente en Miami, es un fijo de la lista de grandes morosos de Hacienda, y defiende que seguirá luchando y confía en ganar el procedimiento. Contra la sentencia cabe recurso y Vidal se muestra "moderadamente optimista" porque, dice, ha ganado en otras tres ocasiones a Hacienda.

El uso de sociedades entre las estrellas de la televisión y la radio ha sido algo generalizado durante lustros. Al usar empresas, tributaban alrededor del 25%, la mitad que si hubieran recibido sus millonarios salarios a través de salario. Hacienda emprendió una exitosa campaña hace años que está dando frutos en los tribunales. Muchos firmaron en conformidad y otros recurrieron después a la justicia. Entre ellos, Ernesto Sáenz de Buruaga, Nuria Roca, Lobato, Màxim Huerta, Jesús Vázquez y muchos otros que han perdido en los tribunales. No eran solo estrellas de la comunicación. Actores como los de 'La que se avecina' (Fernando Tejero, José Luis Gil y Loles León) perdieron en la misma modalidad. El de Gerard Piqué es un caso primo hermano, porque usó una sociedad para tributar menos por sus derechos de imagen.

"Como estoy convencido de que tengo la razón jurídica me siento moderadamente optimista"


El último en perder en la Audiencia Nacional es César Vidal, locutor durante años de la Cope y Libertad Digital, uno de los referentes de la derecha en España, y prolífico escritor de superventas. El pasado 26 de junio, la sección cuarta de lo contencioso desestimó su recurso contra la resolución de Hacienda que le obligaba a pagar 1,22 millones por la renta de 2007 y 2008 más 512.048 euros de sanción.

Vidal usaba su sociedad, Osobelena, para cobrar sus trabajos en la radio y sus derechos de autor. En su caso, la empresa no pagaba un sueldo al propio Vidal. "En los ejercicios 2007 y 2008, la entidad Osobelena no satisfizo al demandante cantidad alguna en concepto de rendimientos de trabajo", según la sentencia. Para Hacienda, con ese sistema "el beneficio para la persona física es obvio" porque no tributa por IRPF sino por sociedades y lo hace "aplicando incentivos en el tipo de gravamen como empresa de reducida dimensión, y engrosando además indebidamente el capítulo de gastos".

La defensa del escritor argumentó, entre otras cosas, que el uso de sociedades es una opción legítima, y que ese dinero tarde o temprano acabaría en manos del socio como dividendos y que entonces tributaría. "La prestación de servicios a través de una sociedad es una opción libre a disposición del demandante que trae consecuencias que no pueden conectarse con la elusión fiscal a la que alude la Administración".

La Audiencia desestima las alegaciones de Vidal. Considera que es una opción usar una sociedad para facturar siempre que se haga correctamente, pero que en este caso la firma "no tenía otra actividad que la que se realizaba a través del demandante, ni disponía de medios específicamente afectos al ejercicio de esta actividad personalísima del demandante, de modo que su única justificación era el ahorro fiscal" para el locutor. Osobelena no tenía empleados ni medios. Los pocos presentadores que han ganado, como María Teresa Campos, demostraron que su empresa no era solo una ficción, sino una productora con actividad real y empleados.

Vidal, que ha trasladado su residencia a Miami, es uno de los famosos que aparece en la lista de grandes morosos de Hacienda. Cuando en 2015 su nombre surgió por primera vez, se justificó en Facebook. "El defraudador es un delincuente y todos los de la lista se encontrarían ahora mismo en el banquillo si lo hubieran sido. El moroso es el que no ha abonado en tiempo una deuda. Sucede, sin embargo, que para abonarla tiene que existir una resolución previa al respecto y en este caso, al menos en lo que a mí se refiere, no existe. No solo eso. Llevo pleiteando con esta situación desde la época de ZP. Porque, primero, fue ZP y luego Montoro". Y ahora Montero.

También atacaba que su nombre apareciera en la lista sin que hubiera resolución. En otro caso, la Audiencia Nacional ha avalado la publicación de la lista con el argumento de que los que quieran ver su nombre protegido solo tienen que ponerse al día con el fisco.

"Nada es seguro en los tribunales españoles donde la justicia europea anda enmendando sentencias del propio Supremo"


A preguntas de este diario, el escritor minimiza la importancia de la sentencia de la Audiencia Nacional: "Hay varias acciones judiciales en marcha ahora mismo debido a que se fueron sumando inspecciones durante el tiempo que he estado viviendo fuera de España. Aunque todo indica que esto puede durar años todavía, los tribunales ya me han dado la razón en tres ocasiones y la última resolución de la que tengo noticia incluso podría significar que todos los procedimientos de Hacienda en mi contra queden resueltos a mi favor. Digo que podría y no lo afirmo taxativamente porque nada es seguro en los tribunales españoles donde la justicia europea anda enmendando sentencias del propio Supremo".

Sobre este fallo adverso, cuya cuantía es de 1,7 millones, anuncia que previsiblemente recurrirá al Supremo. "La sentencia de la Audiencia Nacional no es el final del camino al quedar la vía del recurso. Como yo he decidido hacer valer mis derechos, como las sentencias contra Hacienda se pronuncian a cada rato aunque los medios generalmente no informan sobre ellas —aunque yo sí suelo hacerlo— como la Agencia Tributaria pierde más del 51% de las causas en los tribunales y como estoy convencido de que tengo la razón jurídica, me siento moderadamente optimista".

Vidal es el último de una larga lista en el que, pese a las quejas, los tribunales dan la razón mayoritariamente a la Agencia Tributaria. Después de que este diario desvelase el caso de Jesús Vázquez (2,8 millones, una de las de mayor cuantía), el presentador se justificó en Instagram diciendo que ya había consignado el dinero y, como otros, sostuvo que todo se debía a un cambio de interpretación de la inspección: "Con carácter retroactivo, Hacienda cambió el criterio con el que la mayor parte de presentadores y colaboradores de televisión, actores y artistas tributaba. Hasta entonces, por consejo de nuestros asesores, confiábamos en que era la forma aceptada y correcta de tributar".

La mayoría de los cazados critica ese cambio de criterio retroactivo, pero los tribunales no lo están considerando así. De los pocos que ha achacado el problema a los asesores ha sido el cocinero Pepe Rodríguez (Masterchef), que declaró a 'Cinco días': "A mí ya me ha perseguido. Hacienda somos todos. Lo que sucede con la gente de la tele es que hay un vacío legal que no te enseñan desde el primer día. Hasta hace poco te decían que podías tener una sociedad y tributar tu trabajo a través de ella, y nadie te decía nada de que no se hacía así, pero ahora se ha dado la vuelta a todo. Ningún asesor te lo decía. Nos han asesorado mal".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios