LA INVESTIDURA SERÁ ESTE JUEVES Y VIERNES

Bildu exhibe su control del Gobierno navarro dejando a Chivite en manos de su militancia

El partido organizó entre las 00:00 y 21:00 de este martes una consulta para que sus bases decidieran si votan no a la candidata socialista o despejan su llegada al Palacio de Navarra vía abstención

Foto: La secretaria general del PSN y candidata a presidir Navarra, María Chivite. (EFE)
La secretaria general del PSN y candidata a presidir Navarra, María Chivite. (EFE)

A las 10:00 de este miércoles, la socialista María Chivite sabrá si su investidura como presidenta de Navarra sale adelante. A esa hora, EH Bildu anunciará los resultados de la consulta celebrada este martes entre sus bases para decidir si votan no o se abstienen, lo que permitiría a los socialistas hacerse con la comunidad foral en el pleno de investidura de este jueves y viernes. La cúpula de EH Bildu abogó esta semana por la abstención para despejar la llegada de la candidata del PSN al Palacio de Navarra, postura que defendió asegurando a sus militantes que "tienen claro que somos sus interlocutores prioritarios y tienen el compromiso de mantener relaciones continuadas con nosotras". Con este razonamiento sobre la mesa, ahora queda por ver si la izquierda 'abertzale' da su visto bueno a Chivite.

En la consulta realizada este domingo por el PSN, un 89% de sus afiliados respaldó el acuerdo alcanzado con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezquerra para la formación del Gobierno de Navarra, decisión que Chivite celebró al considerar que demuestra su apoyo a un Ejecutivo de izquierdas. Un día después, Podemos organizó su propia votación y la militancia también dio luz verde a formar un Gobierno de coalición junto al PSN y Geroa Bai. El pacto, sin embargo, deberá contar necesariamente con el apoyo implícito de EH Bildu vía abstención: los cuatro partidos no alcanzan los 26 votos que fijan la mayoría en el Parlamento, lo que deja la presidencia de Navarra en manos de los diputados de la izquierda 'abertzale'.

EH Bildu sabe que tiene la llave para despejar la investidura de la socialista Chivite y, ante el riesgo de que les acusen de impedir un Gobierno de izquierdas, organizó entre las 00:00 y 21:00 de este martes una consulta para dejar la decisión en manos de sus bases. Quienes acudieron a votar tuvieron que responder a la siguiente pregunta: "¿Cuál consideras que debería ser la postura de EH Bildu en el pleno de investidura para la elección de la presidencia de Nafarroa ante la candidatura de María Chivite, que plantea la formación de un Gobierno de coalición entre PSN, GB y Podemos, con el apoyo de IE?". El partido solo dio dos opciones entre las que elegir: voto negativo o abstención.

Aunque desde EH Bildu explican a El Confidencial que en Navarra cuentan con "cerca de 2.500" militantes, al mismo tiempo apuntan que este martes habilitaron centros de votación presenciales, abriendo así la puerta a que nuevas personas se inscribieran para participar en la consulta. A través de una carta enviada este fin de semana, el partido reclamó a sus militantes que apoyen la abstención porque ya han cerrado "varias garantías" para ello, decisión que basan en "la información referente a las relaciones mantenidas estos últimos días" con las otras tres formaciones que apoyan a la candidata del PSN. Pese a ello, Chivite tendrá que esperar hasta la mañana de este miércoles para conocer la decisión final de las bases de EH Bildu.

Víctimas del terrorismo critican el acuerdo

Mientras Bildu celebraba este martes su consulta, la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Navarra (Anvite) emitió un comunicado en el que acusó a Chivite de haber "cruzado una línea roja que dijo que nunca atravesaría: la línea de la ética y de la moral". De esta forma, "dan la espalda a todas las víctimas de ETA, entre las que hay también socialistas, generando un dolor añadido totalmente injustificable", sostiene la asociación en el texto. "Hoy sentimos impotencia, frustración y vergüenza porque EH Bildu es una formación política que nunca ha condenado el terrorismo. Nos sentimos tristemente traicionados".

Las críticas de Anvite se suman a las lanzadas a lo largo de la semana por Navarra Suma, la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos, que ganó las elecciones. Aunque Chivite llegó a decir después de los comicios que la abstención podía llegar desde la coalición de derechas, el líder de Navarra Suma, Javier Esparza, ha descartado una y otra vez esta posibilidad. Si Chivite quiere convertirse en presidenta de Navarra, tendrá que esperar a las 10:00 de este miércoles para conocer la decisión de la izquierda 'abertzale'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios