Pide romper el acuerdo de manera inmediata

Los populares vascos acusan a Sánchez de "traicionar a los navarros"

Este viernes, PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra formalizaron el acuerdo para investir a la socialista María Chivite, pero todavía necesitan la abstención de Bildu

Foto: El presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, durante un mitin. (EFE)
El presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, durante un mitin. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Los pactos para formar Gobierno en Navarra tensan la relación con el Ejecutivo de Pedro Sánchez. El líder popular vasco, Alfonso Alonso, ha acusado este sábado al presidente del Gobierno en funciones de "traicionar a los navarros" por "entregar" el Ejecutivo de la Comunidad Foral a EH Bildu.

La reacción de Alonso, que se ha manifestado así a través de su cuenta de Twitter, llega después de que los socialistas navarros hayan alcanzado un acuerdo con Podemos, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra para la investidura de María Chivite. Con este pacto, el Partido Socialista Navarro contaría con 23 escaños, a tres de la mayoría absoluta, pero requiere que Bildu se abstenga para que la investidura tenga éxito.

Para el líder del PP vasco, el nuevo Gobierno navarro estará "plegado al proyecto de construcción nacionalista". "Para los socialistas lo que importa es el poder. Lo mismo da que el precio lo marquen independentistas, populistas o radicales", ha afirmado Alonso en su perfil de la red social.

Alonso no es el único popular que se ha mostrado en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado en Navarra. Pablo Casado, presidente del partido, también se ha servido de Twitter para manifestar su opinión. El líder popular considera "indignante" pretender que su grupo parlamentario facilite el gobierno de "quienes pactan con Bildu". Según Casado, el acuerdo para investir a Chivite es un pacto "con radicales, nacionalistas y el apoyo de los herederos de Batasuna" y que, tras el fracaso de la investidura de Sánchez esta semana como presidente del Gobierno, "siguen dejando claro quiénes son sus socios".

Por su parte, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, ha pedido al PSOE que rompa de manera "inmediata" el pacto, una exigencia lanzada "desde la legitimidad que da al PP haber promovido Navarra Suma, uniendo a tres partidos constitucionalistas por el bien de la Comunidad Foral". Para Gamarra, Sánchez no puede permitir que la abstención de Bildu sea la que dé la presidencia del Gobierno navarro.

Consultas a la militancia

Los socialistas navarros, Podemos, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra formalizaron el acuerdo que les daría 23 escaños en el Parlamento foral este viernes. El PSN consultará este domingo a sus afiliados si aprueban el acuerdo sellado con las tres formaciones y si los militantes avalan el pacto, como espera la dirección socialista, Chivite llamará al presidente del Parlamento navarro, Unai Hualde, para comunicárselo y poner en marcha una ronda de consultas la próxima semana para proponer a la candidata socialista como presidenta. Si la consulta da luz verde al acuerdo, la sesión de investidura de Chivite podría comenzar el jueves 1 de agosto.

Pero los militantes socialistas no son los únicos que tendrán que dar su opinión al respecto. EH Bildu tiene previsto "posibilitar la investidura" de Chivite pero antes planteará la opción a su militancia para que decida sobre la "posición respecto a la investidura, que ha sido refrendada por la Mesa de Hegoalde".

Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Después de analizar todos los escenarios, los riesgos que comporta cada uno así como las oportunidades que se abren en cada caso para profundizar en nuestro proyecto político, propone la vía de posibilitar la investidura del Gobierno de coalición acordado por PSN, Geroa Bai y Podemos (I-E no formaría parte del Gobierno) a través de las abstenciones que sean necesarias", ha asegurado EH Bildu en una nota. EH Bildu ha explicado que "entre las claves" que ha barajado para fijar esta posición, considera que "hay que evitar la recomposición del Régimen tal y como lo hemos conocido". "Por ello, en esta investidura debemos intentar impedir que eso suceda y cerrar el camino a esa posibilidad", ha añadido.

La Mesa Política de EH Bildu también tiene en cuenta que "no se perderían todos los pasos dados en la legislatura del cambio, no al menos completamente". "Viendo el preacuerdo programático presentado, lo que se aprecian son sobre todo generalidades y poca concreción. En algunos apartados hay también retrocesos, pero en general lo que domina es la ambigüedad", ha afirmado. En cualquier caso, "una de las claves principales" que ha manejado la Mesa Política de EH Bildu es "la capacidad para condicionar e incidir en las políticas del Gobierno, ya que necesitaría nuestros votos en cada una de las cuestiones que quieran sacar adelante a lo largo de la legislatura". "Eso nos daría capacidad de incidir y de inclinar la balanza en algunos temas", ha afirmado.

La formación abertzale ha asegurado que tiene claro que "asumiría el papel de oposición, sin ningún compromiso con respecto a ese Gobierno y con las manos libres para presentar las iniciativas pertinentes y tomar nuestras propias decisiones con base en nuestro programa y las necesidades de la ciudadanía navarra". "Esto nos daría la posibilidad de marcar perfil propio y afianzar nuestra referencia de alternativa de izquierdas", ha indicado.

En todo caso, ha insistido en que será la militancia de EH Bildu en Navarra "la que tome la decisión final, una decisión que será vinculante para definir el sentido del voto del grupo parlamentario". Por ello, EH Bildu ha animado al conjunto de su militancia y base social "a seguir participando en el proceso de debate y tomar parte en la votación".

EH Bildu ha explicado que "lleva semanas en un proceso interno de debate sobre la toma de decisión en la sesión de investidura" y ha asegurado que "desde el mismo día de las elecciones" ha compartido "los análisis y reflexiones con su base social, ofreciendo marcos de debate tanto en asambleas de herrialde como asambleas comarcales".

La formación abertzale ha señalado que la pregunta de la consulta "será clara y concreta y ofrecerá la posibilidad de reflejar la opinión sobre las dos propuestas que se han ido manifestando claramente en los debates: abstención o voto negativo". La fecha de la consulta vinculante así como la pregunta se harán públicas en los próximos días. Las personas que quieran participar en la consulta deberán estar inscritas antes del inicio de la misma. También se habilitarán las sedes de EH Bildu para realizar la votación de manera presencial en los horarios que se harán públicos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios