POR CEDER SUPUESTOS LOCALES

El TSJC archiva la causa contra el 'conseller' Buch por desobediencia en el 1-O

En su declaración ante el juez del pasado 16 de julio, Buch negó que diera instrucciones para ceder edificios municipales de cara al referéndum cuando era alcalde de Premià de Mar

Foto: El conseller de Interior, Miquel Buch. (EFE)
El conseller de Interior, Miquel Buch. (EFE)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha archivado la causa contra el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, por los delitos de desobediencia y prevaricación. La Fiscalía presentó una querella contra el político catalán por haber cedido locales municipales para el 1-O cuando era alcalde de Premià de Mar, pero el magistrado instructor de la Sala Civil y Penal, Jordi Seguí, considera que "no cabe apreciar (...) indicios de conducta criminal" en su actuación. La decisión todavía puede ser recurrida por el Ministerio Público.

El TSJC ya archivó en enero la causa contra Buch y la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Neus Lloveras, por un presunto delito de desobediencia grave por su apoyo al 1-O, pero en abril fue reabierta para que el 'conseller' se pronunciara sobre si en su condición de edil cedió locales el 1-O. La sala acordó esta medida después de que la Fiscalía recurriera la decisión del instructor, para lo que alegó que Buch no solo fomentó el 1-O como presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), sino también como alcalde de Premià, cargo que le llevó a firmar el 7 de septiembre de 2017 un decreto en el que ofrecía locales como centros de votación.

El 'president' Quim Torra y miembros de su Govern arropan a Buch a su llegada al TSJC. (EFE)
El 'president' Quim Torra y miembros de su Govern arropan a Buch a su llegada al TSJC. (EFE)

En su declaración ante el juez del pasado 16 de julio, Buch negó que diera instrucciones para ceder edificios municipales, asegurando en todo momento que no firmó decreto alguno tras la suspensión del Constitucional. Según aseguró a los medios tras su salida del juzgado, al que acudió arropado por el 'president' Quim Torra y otros miembros del Govern, los colegios no se abrieron el 1-O porque se diera orden desde los ayuntamientos, sino porque "la sociedad se movilizó para tener las escuelas abiertas".

Tras escuchar al 'conseller', el magistrado Jordi Seguí ha optado por el archivo de la causa. "Practicadas las actuaciones de averiguación que se han estimado pertinentes en orden a los hechos objeto de las referidas Diligencias de Investigación, no cabe sino reproducir el archivo decretado por auto de 28 de enero pasado", señala el magistrado. Respecto al decreto que firmó Buch el 7 de septiembre, el juez recuerda que ese mismo día el Tribunal Constitucional emitió una providencia en la que instaba a los alcaldes catalanes a "impedir o paralizar cualquier iniciativa que supusiera ignorar o eludir la suspensión" del 1-O, pero subraya que esta medida no fue notificada al político catalán hasta la mañana del 12 de septiembre.

"No consta resolución, oficio u otro acto administrativo del alcalde de Premià de Mar de fecha posterior a la notificación de la providencia antedicha del Tribunal Constitucional, en el que dicho representante municipal hiciese referencia a la utilización de los tres locales de titularidad municipal en los que se desarrolló el referéndum ilegal del 1 de octubre o de los otros cinco centros escolares utilizados esa jornada", explica el magistrado. "Tampoco aparecen indicios de la intervención de ese alcalde en la preparación del referéndum con actuaciones de cualquier género –aun en forma de meras vías de hecho, como por ejemplo indicaciones a empleados municipales, singularmente policías locales- vinculadas con la disposición o habilitación de los mencionados ocho locales para aquella finalidad".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios