BÉJAR HA DECLARADO ESTE VIERNES

El fiscal pide una fianza de medio millón para el presidente de DCN por el caso Villarejo

En la pieza se investigan los contratos que durante cerca de 13 años la entidad que presidía Francisco González suscribió con empresas del comisario jubilado a cambio de cantidades millonarias

Foto: Antonio Béjar (EFE)
Antonio Béjar (EFE)

Antonio Béjar, antiguo responsable de Riesgos del BBVA y actual presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de Operación Chamartín, ha comparecido este viernes como investigado ante el juez del caso Villarejo. Aunque la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado como medida cautelar que se le imponga una fianza de medio millón de euros para seguir en libertad, el magistrado Manuel García Castellón todavía no ha respondido a la solicitud y Béjar ha salido a pie del juzgado, explican fuentes conocedoras de la investigación. El juez tampoco ha resuelto por el momento la otra petición que lanzó Anticorrupción esta semana, cuando requirió la imputación del BBVA como persona jurídica por cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios.

Béjar ya acudió a declarar como investigado el 4 de julio, pero las pesquisas han vuelto a poner el foco sobre él ante la sospecha de que la empresa que preside pudo destruir información clave sobre el caso el pasado junio, justo después de que el magistrado reclamara documentación al banco. En la pieza 9, en la que se encuentra imputado, se investigan los contratos que durante cerca de 13 años la entidad que presidía Francisco González suscribió con empresas del comisario jubilado a cambio de cantidades millonarias, lo que ha llevado al juez a indagar en la posible destrucción de archivos que reflejaran esta relación, tal y como adelantó 'El País'.

Entre los servicios prestados por el comisario al BBVA, destaca la operación que se llevó a cabo en 2004, cuando la entidad contrató a Villarejo para frustrar el asalto de Sacyr y el PSOE al banco, un trabajo que se centraba en investigar a los principales promotores de la operación y que, según las primeras pesquisas, se materializó en la intervención de más de 15.000 llamadas de miembros del Gobierno, empresarios, instituciones y periodistas, lo que derivó en la renuncia en marzo de Francisco González como presidente de honor.

Además de Béjar, en la pieza se encuentran también como investigadas otras ocho personas por cohecho activo y descubrimiento de secretos: Ángel Cano, exconsejero delegado del banco; Julio Corrochano, exjefe de seguridad de la entidad; Rafael Redondo, abogado y socio de Villarejo; Ignacio Pérez Caballero, director de Red de Banca Comercial de BBVA; Javier Malagón Navas, ex director general de Finanzas; Ricardo Gómez Barredo, ex responsable de contabilidad y supervisión; Inés Díaz Ochagavía, exjefa de seguridad tras la marcha de Corrochano, y Nazario Campo Campuzano, jefe de equipo del banco. En el caso de Corrochano, el juez le impuso una fianza de 300.000 euros como condición para seguir en libertad.

"El análisis de la documentación en soporte papel y digital incautada en los registros practicados en el mes de noviembre del año 2017 y de la documentación aportada por BBVA acreditarían que la contratación y los pagos presuntamente ilícitos a la mercantil CENYT, titularidad del entonces funcionario del Cuerpo Nacional de Policía en activo José Manuel Villarejo Pérez, afectaron a varias áreas sensibles del banco y a diversos ejecutivos de la entidad durante un prolongado período temporal", explica Anticorrupción.

Respecto a la implicación de altos cargos del BBVA en la contratación de Villarejo, el Ministerio Público explica que "alguno de los directivos investigados habría percibido dádivas del entorno del Grupo CENYT por la facilitación de tales contrataciones (delito de corrupción en los negocios)". Un audio grabado por el propio comisario al que ha tenido acceso El Confidencial en una investigación conjunta con 'Moncloa.com' implica además a Francisco González en al menos una de las operaciones de espionaje.

Según se desprende de la cinta, el expresidente del BBVA habría ordenado personalmente que la entidad contratara al comisario Villarejo para investigar al constructor Fernando Martín, principal accionista de Martinsa Fadesa, un encargo que se produjo a finales de 2009 para recuperar la deuda de unos 80 millones que el empresario arrastraba con la entidad. Así lo reveló el entonces jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, en una conversación grabada por Villarejo a finales de ese mismo año.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios