debate de investidura

Pedro Sánchez y sus frases en la 2ª votación: "¿Es humillante ostentar la Vicepresidencia?"

Previo a la segunda votación durante el debate de investidura, Pedro Sánchez ha tenido diez minutos para pedir apoyo a las formaciones y así poder formar Gobierno

Foto: El candidato socialista, Pedro Sánchez, durante la segunda votación del debate de investidura (Reuters)
El candidato socialista, Pedro Sánchez, durante la segunda votación del debate de investidura (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Después de un primer intento infructruoso, Pedro Sánchez se presenta de nuevo en la palestra del Congreso de los Diputados ante todos los representantes de los partidos políticos para intentar formar Gobierno ha comenzado su intervención, en este caso tasada en tiempo —tiene solo diez minutos—, lamentando la falta de acuerdo con la principal fuerza que el PSOE consideraba su posible socio de Gobierno: Unidas Podemos.

[Sigue en directo la investidura de Pedro Sánchez]

A raíz del desacuerdo, Sánchez ha centrado su intervención en la voluntad del Partido Socialista de llegar a un acuerdo con el partido de Pablo Iglesias —con Pablo Iglesias fuera de la ecuación, debido al veto socialista— y ha criticado a la formación por no haber conseguido alcanzarlo. Asimismo, ha cerrado sus palabras llamando a la confianza para asumir el cargo de presidente, un honor "como ciudadano, como español y como demócrata". Estas son algunas de las frases que ha pronunciado durante su intervención:

Lamento constatar que persiste el bloqueo parlamentario.

► Había una condición previa que era el acuerdo con Unidas Podemos. Debo decir que entre fuerzas de izquierdas la investidura debería estar garantizada desde el primer momento. Los resultados dejaban claro la voluntad del pueblo español de que el Gobierno estuviera encabezado por el PSOE.

► Cualquier persona sensata sabe que esto no significa un cheque en blanco, porque hay que aprobar PGE, leyes... y esto exige acuerdos. El Gobierno habría necesitado siempre a Unidas Podemos no solo para la investidura sino para gobernar. El acuerdo no ha sido posible y lo lamento por dos motivos: no saldrá adelante un Gobierno que es importante que salga; y se desvanece la oportunidad de una fuerza de izquierdas a la izquierda del PSOE dentro del Gobierno.

► Sabíamos que conciliar tradiciones tan distitnas no iba a resutlar sencillo, y propusimos una fórmula que rige en otros países, como Portugal o Dinamarca, una fórmula de gobierno entre socialdemócratas con apoyo de la izquierda, a cambio de un programa.

[España y Malta, los únicos países de la UE sin gobiernos de coalición]

Durante la intervención, Pedro Sánchez ha centrado su discurso en cuatro situaciones que ha podido "constatar" durante las negociaciones previas a este debate de investidura, o en pleno proceso de debate. Las cuatro constataciones, en sus palabras, han sido las siguientes:

1. Existen muchas coincidencias en el programa para el acuerdo con Unidas Podemos (...): nuestras propuestas nunca fueron el problema. En reuniones e intervenciones en el Congreso, el señor (Pablo) Iglesias no ha formulado ni una sola propuesta que no estuviera en el programa de investidura que presenté hace dos días. Nunca el programa fue un problema.

2. Si el problema no es el programa ¿cuál es el problema? Los ministerios: el pasado lunes afirmaba que no se iba a dejar humillar por las propuestas del PSOE; horas antes nos había hecho llegar las suyas. Al conocer sus propuestas nos dimos cuenta de que lo que quería el señor Iglesias era entrar en el Gobierno para controlar el Gobierno. Nunca antes se habái ido tan lejos entre dos fuerzas de izquierdas. Tampoco de otro signo político.

No conozco precedente alguno en el que un dirigente se sienta humillado ante la oferta de una vicepresidencia o de un ministerio. ¿Es humillante ser ministro de Igualdad y Consumo? ¿Es humillante ser ministro de Vivienda y Economía Social? ¿Ser ministro de Igualdad en un gobierno progresista? Le hemos ofrecido una propuesta respetuosa, correcta y sensata; oferta más que razonable temniendo en cuenta que en su formación no hay experiencia en gestión estatal. No hay humillación, hay una oferta de una viocepresidencia social y de ministerios de hondo alcance social.

3. Yo aspiro, y así lo han respaldado los españoles, a gobernar España. Pero no a cualquier precio ni a cualquier gobierno. Debo tener la certeza de que cada responsable tiene capacidad para gestionar. No se puede poner la Hacienda pública en manos de alguien que jamás ha gestionado un presupuesto. Todo lo que se le ocurre es hacer una propuesta en tiempo de descuento diciendo que quieren un ministerio de Trabajo para derogar la reforma laboral y subir el salario. Como si no supiera que dependen de un órgano que es el poder legislativo. Sigue, señor Iglesias, sin querer entender que hace falta un gobierno, un gobierno coherente y cohesionado, no dos gobiernos en un gobierno.

Gobernar es pisar tierra firme, es gobernar con un propósito, ser útil a los que nos votan. De qué sirve una izquierda que pierde incluso cuando gana.

4. Señor Rivera, señor Casado. Pertenezco a un partido orgulloso de sus 140 años de vida. Un partido que trabaja día a día desde miles de alcaldías y gobiernos autonómicos y que cohesiona España porque está presente en el ámbito rural, urbano, en Cataluña, en Euskadi, en las dos Castillas... yo no me atrevería a ser candidato si tuviera mi fuerza parlamentaria en la segunda comunidad autónoma con más población del país con una diputada entre los 48 diputados a elegir (en referencia a Cayetana Álvarez de Toledo, única diputada del PP en la comunidad catalana)

He querido ser leal a mis principios, he cumplido con el encargo del jefe del Estado y de la ciudadanía de someterme a este debate de investidura. Es un honor en nombre de los más de 7 millones de españoles que votaron al PSOE. Pero también desde el nombre de otros de otras formaciones ideológicas que querían un gobierno.

España ha superado unida las peores crisis de su historia. Y volverá a hacerlo otra vez. España ha derrotado los peores pronósticos y vaticinios. Y volverá a hacerlo otra vez. España ha superado los mayores desafíos y retos. Y volverá a hacerlo otra vez. Pase lo que pase en el día de hoy, España puede contar con el PSOE para unir a la sociedad y nunca para enfrentarla. Es, como fuerza más votada, por eso que en el nombre del PSOE les pido su confianza para ser investido, el mayor honor que puedo asumir como ciudadano, como español y como demócrata.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios