Ocho exdirectivos ya están imputados

La Fiscalía Anticorrupción pide imputar al BBVA por el caso Villarejo

Se investigan los contratos que durante cerca de 13 años la entidad que presidía Francisco González suscribió con empresas del comisario jubilado a cambio de cantidades millonarias

Foto: La sede del banco BBVA (Foto: iStock)
La sede del banco BBVA (Foto: iStock)

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido este miércoles imputar al BBVA como persona jurídica en el caso Villarejo. Después de que el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, citara a declarar como investigados a ocho directivos y exdirectivos de la entidad este mismo mes, entre ellos el que fuera consejero delegado del banco Ángel Cano y el exjefe de seguridad de la entidad Julio Corrochano, el Ministerio Público va un paso más allá y pide ahora la imputación del banco por cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios. Fuentes jurídicas explican a El Confidencial que con esta solicitud se espera cerrar la puerta a que el BBVA pueda ejercer como acusación particular al presentarse como parte perjudicada.

En la pieza 9 del caso Villarejo se investigan los contratos que durante cerca de 13 años la entidad que presidía Francisco González suscribió con empresas del comisario jubilado a cambio de cantidades millonarias. Entre los servicios prestados, destaca la operación que se llevó a cabo en 2004, cuando el banco contrató a Villarejo para frustrar el asalto de Sacyr y el PSOE al banco, un trabajo que se centraba en investigar a los principales promotores de la operación y que, según las primeras pesquisas, se materializó en la intervención de más de 15.000 llamadas de miembros del Gobierno, empresarios, instituciones y periodistas, lo que derivó en la renuncia en marzo de Francisco González como presidente de honor.

"El análisis de la documentación en soporte papel y digital incautada en los registros practicados en el mes de noviembre del año 2017 y de la documentación aportada por BBVA acreditarían que la contratación y los pagos presuntamente ilícitos a la mercantil CENYT, titularidad del entonces funcionario del Cuerpo Nacional de Policía en activo José Manuel Villarejo Pérez, afectaron a varias áreas sensibles del banco y a diversos ejecutivos de la entidad durante un prolongado período temporal", explica Anticorrupción. El Ministerio Público subraya además a la "incompatibilidad de los encargos asumidos por el entramado empresarial Grupo CENYT con la condición de funcionario policial en activo de José Manuel Villarejo (delito de cohecho activo)", así como a "una reiterada injerencia en los derechos fundamentales de las personas mediante seguimientos personales y acceso a sus comunicaciones o a su documentación bancaria, lo que constituirían múltiples delitos de descubrimiento y revelación de secretos".

Respecto a la implicación de altos cargos del BBVA en la contratación de Villarejo, el Ministerio Público explica que "alguno de los directivos investigados habría percibido dádivas del entorno del Grupo CENYT por la facilitación de tales contrataciones (delito de corrupción en los negocios)". Un audio grabado por el propio comisario al que ha tenido acceso El Confidencial en una investigación conjunta con 'Moncloa.com' implica además a Francisco González en al menos una de las operaciones de espionaje. Según se desprende de la cinta, el expresidente del BBVA habría ordenado personalmente que la entidad contratara al comisario Villarejo para investigar al constructor Fernando Martín, principal accionista de Martinsa Fadesa, un encargo que se produjo a finales de 2009 para recuperar la deuda de unos 80 millones que el empresario arrastraba con la entidad. Así lo reveló el entonces jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, en una conversación grabada por Villarejo a finales de ese mismo año.

En la grabación se escucha a Corrochano explicarle a Villarejo cómo se habían producido los movimientos internos que habían desencadenado otra vez su contratación. Además de a FG, la cinta salpica a Ángel Cano, antiguo consejero delegado de la entidad y jefe directo de Corrochano en ese momento. Este último afirma en el audio: “Ángel [Cano], en un momento dado, me comenta: 'Oye, estos son unos gilipollas' [en referencia a Kroll] (…) Bueno, de hecho, lo dije, y cogieron y se fueron al otro lado. Es que no lo entiendo. Yo creo que les han pegado el tirón de orejas, porque además les insistió mucho, porque yo creo que estaban acojonados por segunda vez. Cogió el presidente [Francisco González], la primera que le llamaron y cuando él se entera y les dice: 'Pero bueno, ¿habéis hablado con Julio? ¡Hablad con Julio!'”.

A falta de que el magistrado Manuel García Castellón decida si imputa al BBVA, en la pieza se encuentran ya como investigadas nueve personas: Ángel Cano, exconsejero delegado del banco; Julio Corrochano, exjefe de seguridad de la entidad; Rafael Redondo, abogado y socio de Villarejo; Ignacio Pérez Caballero, director de Red de Banca Comercial de BBVA; Javier Malagón Navas, ex director general de Finanzas; Antonio Béjar, ex responsable del área inmobiliaria; Ricardo Gómez Barredo, ex responsable de contabilidad y supervisión; Inés Díaz Ochagavía, exjefa de seguridad tras la marcha de Corrochano, y Nazario Campo Campuzano, jefe de equipo del banco. Ante la posibilidad de que el BBVA trate de ejercer como acusación particular, la Fiscalía descarta por el momento que "pueda ser considerada como perjudicada por los hechos investigados, por lo que ha interesado que se desestime su solicitud de personarse en la causa".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios