La sesión mantuvo un tono sosegado

Felipe González lo tuvo más fácil que Sánchez: así fue su investidura hace 33 años

Tal día como hoy, hace 33 años, Felipe González, era investido presidente del Gobierno de España por segunda vez consecutiva gracias al apoyo de sus 184 diputados.

Foto: Felipe González en una conferencia (EFE)
Felipe González en una conferencia (EFE)

La segunda jornada del debate de investidura del actual presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha terminado con una votación que deja a Pedro Sánchez a esperas de lo que ocurra en 48 horas: el socialista ha sido tumbado a la primera y solo se pudo refugiar en su grupo y en el apoyo del único diputado del PRC —Unidas Podemos finalmente se abstuvo—. No obstante, no siempre ha sido tan difícil formar gobierno para un candidato socialista.

[Sigue en directo la investidura de Pedro Sánchez]

Tal día como hoy, hace 33 años, Felipe González era investido presidente del Gobierno de España por segunda vez consecutiva gracias al apoyo de sus 184 diputados. El por aquel entonces portavoz del Gobierno socialista de Felipe González, Eduardo Sotillos, tiene claro que la situación de hoy nada tiene que ver con aquella, que vivió desde la tribuna del Prensa del Congreso, "pendiente del impacto social que iba a generarar el discurso del presidente". "El primer objetivo de Sánchez es conseguir apoyos de otras formaciones políticas", recuerda a este periódico. "En el caso de González, el objetivo era continuar su proyecto político".

Hoy, investidura sin apoyos

A diferencia del actual presidente, González conseguía su investidura por la vía rápida con el apoyo exclusivo de los diputados de su formación, ya que el resto de la cámara formada por la Coalición Popular de Manuel Fraga, el Centro Democrático y Social (CDS) del expresidente de Gobierno Adolfo Suarez, Convergència i Unió (CiU) de Miquel Roca y la coalición de Izquierda Unida (IU) de Gerardo Iglesias votaba en contra. Solo seis diputados del PNV de Iñaki Anasagasti se abstuvieron para lograr la investidura del presidente socialista.

A Sánchez no le ha valido el apoyo exclusivo de sus diputados: a pesar de contar con su grupo, solo ha obtenido el apoyo del único diputado del Partido Regionalista de Cantabria en el primer intento de formar gobierno.

El discurso

En una intervención de hora y media, el por aquel entonces secretario general del PSOE, ofreció un discurso de investidura basado en el consenso con las demás formaciones políticas en aspectos clave como el terrorismo de ETA o el esfuerzo económico que España tenía que afrontar para entrar en la Comunidad Europea (CE) “y sobre el terrorismo" un tema que consideraba, había que hablar "entre todos". Sobre esto se pronunció el líder de Coalición Popular, Manuel Fraga, al proponer diez medidas concretas de carácter legislativo para combatir el terrorismo. Además, fue en esta sesión donde el líder del PNV, Iñaki Anasagasti, empleó por primera vez el término 'terrorismo' para referirse a las acciones de ETA.

Asimismo, el presidente expresó la voluntad de su Ejecutivo de impulsar y potenciar la concertación social entre trabajadores y empresarios. “En un momento en que la recuperación económica es posible, yo quiero manifestar la voluntad del Gobierno de impulsar esa concertación social, imprescindible para que haya una evolución salarial adecuada”.

González pidió la colaboración de las comunidades autónomas para poder así ejercer las obligaciones del Gobierno de España. Con anterioridad el Gobierno ha hecho una propuesta de convenio de cooperación. Esperamos que esta propuesta, este instrumento que hemos querido poner a disposición de las domunidades, reciba una respuesta favorable que permita que, efectivamente haya una coordinación entre las Comunidades Autónomas y el Gobierno de la nación”.

En materia económica, el líder socialista no reflejó grandes cambios en su discurso respecto a la política económica marcada por su ministro de industria, Carlos Solchaga, durante su primera legislatura. Algunos de los objetivos se basaban en el control de la inflación, la reducción de gastos de la Administración, la creación de empleo juvenil y el fomento de las inspecciones fiscales para perseguir con mayor dureza a aquellos que defraudasen a Hacienda.

Otro de los apartados finales de su intervención estuvo centrado en la corrección de las desigualdades, la lucha contra el desempleo, la protección de la mujer, la sanidad pública y la potenciación del deporte al tomar como objetivo la celebración de las Olimpiadas del 92 en Barcelona.

El presidente utilizó varias veces el término 'socialismo democrático', expresado como esa ideología que persigue los objetivos de igualdad, justicia, libertad y corrección de desigualdades. “El Partido Socialista tiene la vocación de hacer una política de corrección de las desigualdades, señorías, implícita en la propia ideología del socialismo democrático”.

Rifirrafe con la izquierda

La sesión mantuvo un tono sosegado en la mayor parte de la investidura, a excepción del enfrentamiento entre González y el representante de IU, Gerardo Iglesias, que antes de la sesión de investidura veía como la mesa del congreso le denegaba la formación de su grupo propio. Este hecho irritó a Iglesias, que ante un comentario del presidente sobre su ideología política explotó: "Es perfectamente demostrable que su gestión ha estado presidida por el fraude político".

"El ambiente político de antes era extraordinario, asistí al traspaso de poderes en La Moncloa y había una corrección política intachable" concluye Eduardo Sotillos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios