VOX SE ESTRENA DESDE EL GALLINERO

El debut de Abascal en la tribuna: palos a la "izquierda sectaria" y el golpe en Cataluña

El líder de Vox lleva días trabajando con su equipo en la que será su primera intervención en el Congreso. Insistirá en la "emergencia nacional" que existe en España y en atacar a Sánchez

Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal. (EFE)
El líder de Vox, Santiago Abascal. (EFE)

Santiago Abascal se estrena en el debate de investidura de Pedro Sánchez. El líder del Vox está decidido a llevar su programa electoral a la tribuna del Congreso e insistirá en señalar la "emergencia nacional" que atraviesa España en estos momentos, con énfasis en la "necesidad de restaurar el orden constitucional" en Cataluña. El "golpe" del 1-O y la responsabilidad de los políticos secesionistas tendrán un espacio destacado en su discurso, que desde hace días prepara rodeado de su núcleo duro. Los secretarios generales del partido y grupo parlamentario, Javier Ortega Smith e Iván Espinosa de los Monteros respectivamente, saben que es su primera oportunidad real en las Cortes y no puede desaprovecharla.

Aunque el principal hándicap será hacerse hueco en la oposición por la que pelean Pablo Casado y Albert Rivera, en Vox son conscientes de que gran parte de las miradas estarán puestas en Abascal. Nada puede salir mal y no quieren dejarse ningún asunto importante en el tintero. Además de denunciar la crisis catalana y arremeter contra los grupos separatistas —ERC y JxCAT—, abordará la "urgencia social para hacer frente a la crisis demográfica" —un asunto clave en su programa— e insistirá en la grave situación económica que muchos españoles siguen atravesando: "No encuentran un trabajo digno, no pueden independizarse o formar una familia", enumerará.

El líder de Vox, Santiago Abascal (c), acompañado por algunos de sus diputados. (EFE)
El líder de Vox, Santiago Abascal (c), acompañado por algunos de sus diputados. (EFE)

Abascal aprovechará su aterrizaje en la tribuna para insistir en "el tamaño desorbitado" del Estado que, a su juicio, "actúa como si sus recursos fueran ilimitados sin la más mínima delicadeza hacia quienes hacen posible ese estado del bienestar". En realidad, el programa de Vox incorporaba una drástica reducción del gasto político, entre las que estaban eliminar cargos y organismos duplicados, "ideológicos o por cualquier otra razón prescindibles", cerrar organismos destinados a crear "estructuras paralelas al Estado", e incluso las televisiones autonómicas, defensores del pueblo, Consejos Consultivos o agencias meteorológicas.

De hecho, el ideario del partido de ultraderecha defendía la eliminación de las autonomías. "Transformar el Estado autonómico en un Estado de Derecho unitario que promueva la igualdad y la solidaridad en vez de los privilegios y la división. Un solo gobierno y un solo parlamento para toda España", dice el punto seis del texto, apostando como paso previo por la devolución inmediata de las competencias de Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia al Estado.

En la parte de confrontación política, Abascal pretende endurecer su discurso denunciando "el totalitarismo sectario de la izquierda", y mencionará algunas de las políticas aplicadas por gobiernos autonómicos y por el de Sánchez en el último año, cargando especialmente contra el socialista y sus socios preferentes de Unidas Podemos. No faltará una de las frases estrella de la formación: "La voz de la España viva llega al Congreso", y habrá tiempo para lanzar alegatos a favor de las clases medias y desfavorecidas, "absolutamente olvidadas por la acción política", una de las acusaciones más repetidas durante las campañas andaluzas, de generales y las autonómicas y municipales.

Los 24 diputados de Vox ocuparán por primera vez sus asientos oficiales—situados en el gallinero y sin apenas opciones de tiro a cámara— después de que en la sesión constitutiva madrugaran para sentarse en la bancada socialista, quitándole el sitio a representantes de primer nivel como la portavoz Adriana Lastra o la ahora presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Ambas se tuvieron que conformar con la quinta fila. El único 'superviviente' de la jornada constitutiva, en la que los asientos no están aún distribuidos, fue el diputado José Zaragoza, que logró hacerse un hueco entre Abascal y Espinosa de los Monteros.

Que los diputados no cobren

La semana pasada el grupo lanzó una de sus primeras propuestas en la Cámara, encaminada a denunciar el bloqueo que existe desde el 21 de mayo, cuando las Cortes se constituyeron: que los diputados no cobren "sobresueldos" por estar en las comisiones parlamentarias hasta que éstas se pongan en marcha en el mes de septiembre. Según el régimen económico de los diputados, todos reciben una asignación idéntica mensual de 2.981 euros. A esta asignación se añaden otras cantidades, en concepto de gastos de representación por formar parte de alguna comisión. Los presidentes reciben 1.516 euros mensuales más; los vicepresidentes y portavoces 1.108 y los secretarios y portavoces adjuntos 739 euros más al mes.

Abascal, el socialista José Zaragoza y Espinosa de los Monteros durante la sesión constitutiva. (EFE)
Abascal, el socialista José Zaragoza y Espinosa de los Monteros durante la sesión constitutiva. (EFE)

La idea de Vox pasa por que estas remuneraciones adicionales solo deberían abonarse cuando comience el funcionamiento "efectivo" de las comisiones, dado que agosto es inhábil. Además, el partido estudia presentar una iniciativa que congele el sueldo de los diputados hasta la formación de un nuevo Gobierno, medida que se podría extender a todos los parlamentos autonómicos que vivan situaciones de bloqueo idénticas.

El momento en el que intervendrá Abascal en la tribuna es todavía una incógnita. El lunes comenzará hablando el presidente del Gobierno a las doce de la mañana con la aspiración de ganarse la confianza de la Cámara. Por la tarde el pleno se reanudará a las cuatro con los distintos líderes de los grupos parlamentarios (de mayor a menor) por un tiempo de 30 minutos para cada uno y opción de réplica por otros 10 minutos. Eso sí, Sánchez podrá también responder por un tiempo limitado cuando ellos acaben. En función de lo que tarden Casado, Rivera e Iglesias, se verá si el líder de Vox hablará el lunes o ya el martes por la mañana con el inicio de la segunda sesión.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios