COMIENZAN LAS NEGOCIACIONES

El PSOE, "convencido" de que habrá acuerdo con Podemos y Gobierno en una semana

Lastra señala, tras la renuncia de Iglesias, que quedan horas y días de intenso trabajo en los que se hablará del programa y de la "participación" de los morados en el nuevo Ejecutivo

Foto: Adriana Lastra, vicesecretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, este 20 de julio en Oviedo. (EFE)
Adriana Lastra, vicesecretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, este 20 de julio en Oviedo. (EFE)

El PSOE cree que habrá acuerdo con Unidas Podemos. Y que puede haber nuevo Gobierno en una semana. Para eso trabajará a fondo en las próximas horas y días una vez que se ha abierto la ventana de la negociación real tras la renuncia de Pablo Iglesias.

Ese era el mensaje, en positivo, que este sábado quería lanzar la dirección de Pedro Sánchez. Ese y poco más. La encargada de ponerle rostro era Adriana Lastra, la vicesecretaria general del PSOE, y desde Oviedo, hasta donde viajó para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente asturiano, Adrián Barbón. "Se abre una oportunidad a nivel nacional que todos estábamos esperando", dijo nada más tomar la palabra, en referencia al paso al lado de Iglesias, señalado por el jefe del Ejecutivo como el "principal escollo" para su investidura.

La "oportunidad" es la negociación real entre los dos equipos, que a partir de ahora arrancará, aunque no precisó cuándo comenzarán las dos partes las conversaciones, que necesariamente tendrán que ser rápidas porque el lunes Sánchez subirá a la tribuna para defender su proyecto y el martes llegará la primera votación, en la que se requiere de mayoría absoluta, y el jueves, la ronda decisiva, en la que basta la mayoría simple. Ese es el día tope para que prospere un pacto entre las dos fuerzas. "Quedan todavía 48 horas para que empiece el debate de investidura. Tenemos que hablar de muchas cosas, del programa del próximo Gobierno, que tiene que hacer frente a todas esas reformas que necesita nuestro país, y estamos convencidos de que vamos a alcanzar un acuerdo, que además de esperanza dé respuesta a todos los millones de personas que el 28 de abril votaron para que hubiera un Gobierno de progreso", sostuvo.

Vamos a trabajar con discreción y lealtad para que este país la semana que viene tenga un Gobierno a pleno rendimiento


El PSOE, por tanto, no da en absoluto por rotas la relación con Unidas Podemos. "Ahora yo estoy convencida de que va a haber acuerdo —remarcó la también portavoz parlamentaria—. Es en lo que vamos a trabajar en las próximas horas y días. Eso sí, con discreción y lealtad y con el objetivo de que este país la semana que viene tenga un Gobierno a pleno rendimiento". Las conversaciones, pues, pasan de los platós de televisión, donde habían estado instaladas en los últimos días, a los despachos. Lastra lanzaba así un mensaje en positivo después de que el breve comunicado de ayer de Ferraz sonara más a advertencia y a falta de entusiasmo que a otra cosa.

Miembros "reconocidos" de Podemos

Iglesias, en su tuit de ayer, señaló que no quería ser la "excusa" que evitara el primer Gobierno de coalición en España en 40 años de democracia, y que para eso se retiraba de escena, para que comenzara una negociación en la que no haya más "vetos" y se acepte que la presencia de Unidas Podemos en el nuevo Ejecutivo sea "proporcional" a los votos. Y "la propuesta" de ministros "lógicamente la va a hacer Unidas Podemos", avisó. Los morados obtuvieron en las generales del 28-A 3,7 millones de sufragios (un 14,32%) y 42 escaños, por los 7,51 millones de papeletas del PSOE (y 123 diputados, un 28,67%). Es decir, los socialistas lograron el doble de los votos y casi tres veces más escaños. De un Gabinete hipotético de 15 carteras (ahora hay 17), UP aspiraría a tener cinco, incluida una vicepresidencia para Irene Montero.

Lastra recuerda que la postura del PSOE es conocida: primero programa, luego Gobierno, y es el presidente quien decidirá el equipo

Ayer viernes, Ferraz, en su respuesta a Iglesias, advirtió de que el equipo lo "decidirá" Sánchez tras "escuchar" las propuestas de nombres que le trasladen los de Iglesias. No admitirá "imposiciones". Aunque antes quiere hablar de programas y luego de la estructura de ese Ejecutivo. "Ya saben cuál es la postura del PSOE —recordó Lastra, sin volver a explicitarla, a la pregunta de si el presidente aceptará "la propuesta" de Iglesias—. Vamos a hablar del programa, de las reformas que necesita el país", de los "anhelos" de los votantes progresistas el 28-A, "y también, por supuesto, de la participación de Unidas Podemos en el Gobierno". No concretó más. Ella misma dejó claro este viernes, en una entrevista en RNE, que Sánchez se abría a la incorporación de dirigentes "reconocidos" de la cúpula morada, y no solo a militantes con perfil técnico.

El PSOE, "convencido" de que habrá acuerdo con Podemos y Gobierno en una semana

La vicesecretaria general aludió asimismo a la presión que está llegando por parte de intelectuales y del mundo de la cultura para que haya un entendimiento entre las fuerzas de izquierdas y un Gobierno de progreso. Han mostrado, dijo, la "necesidad" de alcanzar acuerdos, y ella misma ha sido una defensora de que "la izquierda sabe, debe y puede entenderse". "Y no partimos de cero", puntualizó, porque PSOE y Unidas Podemos han impulsado políticas conjuntas en el último año y además firmaron un acuerdo presupuestario que no salió adelante por el voto en contra de la derecha y los independentistas. Ese pacto que firmaron Sánchez e Iglesias es "una buena base", y ahora, añadió, está sobre la mesa el último documento que aprobó la ejecutiva federal de los socialistas [aquí en PDF], el pasado jueves, que acerca posturas con los morados. "A partir de ahí, empezamos a trabajar", concluyó.

La pugna fundamental se dará por los ministerios: Podemos quiere una representación proporcional y aspira a una vicepresidencia para Irene Montero

Puede que la siguiente pisa sobre el curso de las conversaciones la dé esta noche la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, en La Sexta. Por ahora, se impone el silencio en el PSOE, que ya tiene listo a su comité negociador, que encabeza la propia Lastra y que forman también la ministra de Hacienda, María Jesús Montero —que ya cerró el acuerdo presupuestario el año pasado—, y los responsables de Acción Electoral y de Educación de la dirección socialista, Paco Salazar (ex director de Análisis y Estudios de la Moncloa) y Luz Martínez Seijo. La gran batalla se dará por los nombres, porque Iglesias quiere que entren en el Ejecutivo figuras de peso como su portavoz parlamentaria, Irene Montero, o el de Pablo Echenique, secretario de Acción de Gobierno de la dirección. En las quinielas entran también Yolanda Díaz, representante de la confluencia gallega; Alberto Garzón, coordinador federal de IU, o Juantxo López de Uralde, diputado y excoportavoz de Equo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios