EL PACTO EN LA COMUNIDAD DE MADRID SE RETRASA

El PP espera cerrar Murcia la semana que viene coincidiendo con el debate de Sánchez

Los populares no ven inconveniente en que los debates autonómicos coincidan con la investidura de Sánchez y dan prioridad a cerrar los acuerdos cuanto antes

Foto: La candidata del PP a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), la candidata de Vox, Rocío Monasterio (c), y el líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado (d). (EFE)
La candidata del PP a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), la candidata de Vox, Rocío Monasterio (c), y el líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado (d). (EFE)

Las negociaciones del PP con Ciudadanos y Vox en Madrid y Murcia avanzan a cámara lenta y sigue sin haber fechas para las dos investiduras pendientes. Sin embargo, fuentes próximas a las conversaciones explican que los mecanismos parlamentarios para elegir a Isabel Díaz Ayuso y Fernando López Miras se pueden poner en marcha la próxima semana. En concreto, la Región murciana iría en primer lugar. No ven inconveniente en que coincida con los días en los que el Congreso acoge el debate de la candidatura de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. Lo previsible es que la primera votación el martes sea fallida, por lo que será necesario una segunda el jueves 25. Entre ese día y el viernes 26 podría celebrarse la investidura murciana. La Comunidad de Madrid, en cambio, se dejaría para después teniendo como fecha probable la semana siguiente, en los días 29, 30 o 31 de julio, antes de empezar el mes de agosto. Fuentes populares insisten en que lo idóneo sería dar luz verde la próxima semana, al menos en una de las dos.

El atasco en las conversaciones amenaza los planes inmediatos de Pablo Casado de consolidar su poder regional antes de agosto, por lo que el objetivo de los populares será intentar hacerlo todo cuanto antes. Los tres partidos sostienen que siguen sus conversaciones a doble y triple banda, incluso que avanzan, pero no adelantan la fecha concreta para las votaciones. Y como no hay convocatorias en las cámaras autonómicas, sigue en el aire la cita de la Junta Directiva Nacional ante la que el sucesor de Mariano Rajoy tiene que presentar esos pactos, los nombramientos de los equipos parlamentarios en el Congreso y el Senado y la prevista remodelación de su comité ejecutivo.

El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

La previsión original que tenían en la sede de Génova la semana pasada consistía en apostar por el cierre de los Gobiernos de Madrid y Murcia "en los próximos días" con el fin de convocar al máximo órgano del partido entre congresos entre el 29 y el 30 de este mes. Como las conversaciones siguen en ambas comunidades, ahora con más discreción, y como a Ciudadanos y Vox parece que no les interesaba sustanciarlas en la semana del pleno debate de investidura de Sánchez (entre el 22 y el 25 de julio), en fuentes de la misma negociación apuntan ahora que las votaciones sobre Díaz Ayuso y López Miras sí pueden ser justo a continuación de ese pleno del Congreso que se espera fallido.

Pero el desconcierto en las filas del Grupo Popular por el panorama de bloqueo de todas las investiduras, la del candidato socialista y las que el PP negocia con los naranjas y el partido de Santiago Abascal, hace que haya dudas sobre la viabilidad de la legislatura y, por tanto, sobre los cambios previstos en la dirección.

Si Sánchez resulta rechazado en primera instancia en el Congreso, e insiste después en cumplir la amenaza de ir a la repetición de elecciones, los nombramientos solo servirían para cumplir el trámite durante el verano al quedar las Cortes disueltas tres semanas después de las vacaciones, apuntan en medios parlamentarios. La prioridad del partido volvería a ser en ese caso preparar los nuevos comicios, no formar equipos en el Congreso y el Senado para hacer oposición.

El candidato a la presidencia de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras (d). (EFE)
El candidato a la presidencia de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras (d). (EFE)

También sería un problema de orden interno para la dirección del PP que las investiduras de Madrid y Murcia quedaran para septiembre, un factor que dejaría a la Junta Directiva Nacional con un orden del día más que cojo al no poder siquiera hacer un balance de situación después de los comicios autonómicos del mes del 26 de mayo.

En el caso de Ciudadanos, fuentes de la cúpula reconocen que la investidura de Murcia se producirá, con toda seguridad, antes que la de Madrid. Al menos, reconocen que el acuerdo está prácticamente cerrado, algo que no ocurre en la Asamblea madrileña donde los naranjas llevan sin intercambiar información desde la semana pasada. La idea en un inicio no pasaba por que ninguna de las investiduras autonómicas coincidieran con la de Sánchez, entendiendo que el foco estará puesto en el Congreso toda la semana próxima. También es cierto que el partido se muestra contrario a llegar a agosto sin gobiernos autonómicos.

Lo que está claro es que los reglamentos de sendas Cámaras no impiden que se celebren los debates en ningún supuesto, y la coincidencia con la nacional no sería un inconveniente formal. Eso sí: todos los parlamentos autonómicos cierran durante el periodo estivo dos semanas y si el bloqueo llega al mes de agosto sí podría haber un problema mayor.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios