EN LA CONFORMACIÓN DE LAS COMISIONES

EH Bildu se alía en el Parlamento de Navarra con la derecha y manda un mensaje al PSN

La coalición 'abertzale' vota junto a Navarra Suma y echa por tierra los planes de los socios del futuro Gobierno de Chivite de asegurarse la mayoría en las comisiones parlamentarias ordinarias

Foto: María Chivite (derecha) habla con la portavoz 'abertzale' en el Parlamento de Navarra, Bakartxo Ruiz. (EFE)
María Chivite (derecha) habla con la portavoz 'abertzale' en el Parlamento de Navarra, Bakartxo Ruiz. (EFE)

EH Bildu ha unido sus votos a Navarra Suma en el Parlamento de Navarra para impedir que las cuatro fuerzas que el PSN quiere integrar en el futuro Gobierno tengan mayoría en las comisiones ordinarias de la Cámara foral durante la legislatura. De este modo, la coalición ‘abertzale’ ha lanzado un claro mensaje a los socialistas navarros, que se mantienen en su negativa a hablar con la antigua Batasuna de cara a la investidura de María Chivite a pesar de que la abstención de los soberanistas es imprescindible para su llegada al poder.

El PSN y los tres socios que aspira a reunir en el próximo Ejecutivo de Chivite –Geroa Bai, la formación que lidera el PNV en Navarra, Podemos e Izquierda Ezkerra (I-E) – querían asegurarse la mayoría en las comisiones que van a regir la actividad del legislativo navarro con ocho de sus quince miembros a pesar de ser minoría en la Cámara, con 23 de los 50 escaños del hemiciclo, pero EH Bildu ha enterrado estos planes al votar junto a Navarra Suma para impedir este escenario.

El PSN y sus posibles socios de Gobierno querían asegurarse mayoría en las comisiones con ocho de 15 miembros a pesar de ser minoría en la Cámara

La distribución planteada por los posibles cuatro socios de gobierno correspondía a cinco miembros para Navarra Suma, tres para el PSN, otros tantos para Geroa Bai, dos para EH Bildu y uno para Podemos e Izquierda Ezkerra cada uno de cara a obtener la mayoría. Sin embargo, la antigua Batasuna ha respaldado junto a Navarra Suma la opción que resta a Geroa Bai un representante en beneficio de la coalición de derechas que integra a UPN, PP y Ciudadanos.

La postura de la coalición ‘abertzale’ ha sido clave para que la Mesa, previo acuerdo de la Junta de Portavoces, haya acordado que las comisiones ordinarias de esta legislatura estén compuestas por seis miembros de Navarra Suma, tres del PSN, dos de Geroa Bai, dos de EH Bildu, y uno de Podemos e Izquierda-Ezkerra cada uno. De este modo, a expensas de la decisión que adopte en torno a la investidura de María Chivite, EH Bildu se asegura que el hipotético gobierno liderado por los socialistas tenga que necesitar de su apoyo para sacar adelante las iniciativas de las diferentes comisiones.

"Cuando ellos se unen y llevan propuestas comunes a cabo parece que no pasa nada. Me imagino que no les expedientarán sus partidos", critica el PSN

Consumada la composición de las comisiones, el PSN ha denunciado esta “unión” entre la formación independentista y la coalición de derechas. “Ha quedado claro que cuando quieren se unen y no hay ningún problema para tumbar las iniciativas del resto de los grupos”, ha aseverado su secretario de Organización, Ramón Alzórriz, quien ha dirigido también sus críticas hacia las direcciones de ambos partidos y la política nacional. “Cuando ellos se unen y llevan propuestas comunes a cabo parece que no pasa nada. Me imagino que no les expedientarán en sus respectivos partidos y cuando otros decimos que no dialogamos y hablamos con Bildu parece que estamos todo el día pactando. Los hechos son los que son en unos momentos y en otros”, ha subrayado. También Geroa Bai ha sido muy crítico con esta "pinza" entre la derecha y la coalición soberanista.

Pero ante estas acusaciones, Navarra Suma y EH Bildu han coincidido en rebatir que la configuración de las comisiones obedece a las mayorías políticas del Parlamento. Así, Carlos Pérez-Nievas, de la coalición de derechas, ha preguntado al PSN si le parece “legítimo” que la comisiones “reflejen las mayorías distintas a las del pleno” y ha dado la "enhorabuena" a la antigua Batasuna "si viene a la legalidad". Por su parte, el parlamentario ‘abertzale’ Adolfo Araiz ha replicado que “las mayorías del pleno tienen que tener su reflejo en las comisiones”, tal y como "defiende el espíritu del reglamento".

"No hemos coincidido con EH Bildu, hemos coincidido con la legalidad", replica Navarra Suma

En este sentido, ambas formaciones han querido negar cualquier alianza conjunta. “No hemos coincidido con EH Bildu, hemos coincidido con la legalidad”, ha aseverado Pérez-Nievas para rechazar un pacto tácito con la coalición ‘abertzale’. “Sabiendo que no tienen mayoría en el pleno querían tenerla en las comisiones”, ha replicado, por su parte, Araiz, quien ha dejado constancia de que la configuración de las comisiones acordada da pie a diferentes mayorías. “No solo se produce una mayoría entre Navarra Suma y EH Bildu, sino entre Navarra Suma y el PSN, Navarra Suma y Geroa Bai e incluso entre Navarra Suma y la suma de Podemos e Izquierda Ezkerra”, ha expuesto.

Lo cierto es que más allá del respeto a la mayoría parlamentaria que alega EH Bildu, con su unión de acción con la derecha la izquierda ‘abertzale’ da un serío toque de atención al PSN por su férrea negativa a hablar con la antigua Batasuna para garantizarse la investidura de María Chivite. Lo sucedido este jueves en el Parlamento de Navarra se produce cuando la coalición soberanista ha elevado la presión sobre los socialistas, a quien exige hablar cara a cara para lograr la abstención de sus siete parlamentarios y no “a través de intermediarios”.

Esta mañana, Araiz ha vuelto a denunciar denunciar "la política de exclusión del PSN" a EH Bildu en el proceso abierto para conformar Gobierno en Navarra, algo que es "impropio" del "momento político en el que vivimos", y más cuando los socialistas están en manos de la coalición 'abertzale'. Descartado el sí a Chivite, el parlamentario ‘abertzale’ ha insistido en que el partido aún no ha decidido la postura que va a mantener de cara a la investidura y ha apremiado a los socialistas a sentarse a hablar para obtener su abstención. En todo caso, la decisión final estará en manos de las bases de la coalición 'abertzale' en la Comunidad Foral, que deberán optar entre el ‘no’ al Gobierno liderado por el PSN o la abstención para permitir su llegada al poder.

A la presión de EH Bildu, el PSN suma ahora la de Podemos, que ha exigido consejerías en el hipotético Gobierno de Chivite. De hecho, los socialistas han aplazado la reunión prevista para el mediodía de este jueves con sus tres posibles socios en el Parlamento de Navarra para avanzar en las negociaciones sobre la estructura del futuro Gobierno un día después de que el Consejo de Coordinación de Podemos en la Comunidad Foral acordara por “unanimidad” que es “imprescindible” entrar en el próximo Ejecutivo con consejeros suyos a pesar de contar únicamente con dos parlamentarios autonómicos. “Tenemos que estudiar las propuestas del resto de grupos sobre la estructura del Gobierno”, ha justificado Alzórriz sobre el aplazamiento sin fecha de las negociaciones. De momento, no se ha fijado ninguna fecha para la que sería la segunda reunión sobre la estructura del Ejecutivo tras la primera cita de este martes y después de que las cuatro fuerzas alcanzaran un acuerdo programático el pasado 5 de julio, el día previo al inicio de los Sanfermines.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios