aprobada en octubre de 2018

El Constitucional tumba por unanimidad la reprobación del Parlament al Rey

El pleno del TC ha declarado contrarios al ordenamiento jurídico algunos puntos de la resolución, aprobada por la cámara autonómica, que pretendía "abolir" la monarquía

Foto: El Rey Felipe VI saluda al presidente del Tribunal Constitucional. (EFE)
El Rey Felipe VI saluda al presidente del Tribunal Constitucional. (EFE)

El Tribunal Constitucional ha tumbado por unanimidad parte de la resolución con la que el pasado 11 de octubre el Parlament de Cataluña reprobaba al rey Felipe VI.

El órgano, máximo intérprete de la Ley Suprema, ha declarado nulas las letras c) y d) del apartado 15 del epígrafe II del documento, en el que la cámara autonómica "condena el posicionamiento (del monarca) en su intervención en el conflicto catalán y su justificación de la violencia ejercida por los cuerpos policiales el 1 de octubre" de 2017, fecha en la que se celebró el referéndum independentista ilegal.

Vista general del Parlament. (EFE)
Vista general del Parlament. (EFE)

En ese mismo texto, el Parlament mostraba su "compromiso con los valores republicanos" y su "apuesta por la abolición de la monarquía", a la que califica como una institución "caduca y antidemocrática".

Dos días después de la votación del 1-O, Felipe VI leyó un discurso apelando al cumplimiento del orden constitucional, lo que incrementó la animadversión del independentismo hacia la Corona.

La iniciativa, impulsada por los 'comuns', contó con el apoyo de JXCat y ERC

Por su parte, la asamblea autonómica alega que lo dispuesto en esos apartados es "una declaración política amparada por la libertad de expresión", a lo que el Tribunal responde en su sentencia indicando que "tal decisión constituye la expresión de la voluntad de una institución del Estado”, por lo que no supone la merma de “un derecho fundamental, sino el de una competencia, atribución o función”.

Antecedentes

La iniciativa, impulsada por el grupo de los 'comuns' y más simbólica que efectiva en la práctica, contó con el apoyo de JuntsXCat y Esquerra Republicana, así como con la abstención de los cuatro diputados de la CUP. En contra, los 57 'noes' de Ciudadanos, PSC y PP.

Un par de días antes, el parlamento autonómico votaba una propuesta similar, promovida por JXCat, pero que no salía adelante al no gozar, como esta última, del apoyo de Catalunya En Comú Podem. Esta primera proposición reivindicaba la vía unilateral -que Cataluña se separe de España sin acuerdo de por medio-, algo que los 'comuns' no comparten con los nacionalistas.

Una vez aprobada la resolución, el presidente del Gobierno, a través de su perfil en la red social Twitter, calificaba esta votación como "inadmisible" y anunciaba que el ejecutivo emprendería las acciones legales oportunas para tumbarla. Y así lo hizo: a finales de noviembre de 2018, el TC admitía a trámite la impugnación presentada por el ejecutivo central contra la reprobación.

Según el Gobierno, la decisión del Parlament vulneraba el Estatuto de Autonomía de Cataluña -al tomar una decisión ajena a sus competencias y al continuar el proceso soberanista-, así como los artículos 1.2, 1.3, 2, 9.1 y 168 de la Carta Magna, postura que ha quedado ratificada por el Tribunal Constitucional.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios