SE RETOMAN LAS NEGOCIACIONES EN NAVARRA

El PSN aboga por un gobierno monocolor y Geroa Bai presiona para estar en el Ejecutivo

Los socialistas tratan de llegar a un acuerdo sobre la estructura del Gobierno tras el pacto programático alcanzado antes de los Sanfermines entre la insistencia de GBai en tener consejerías

Foto: Reunión de los representantes de PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E este martes en el Parlamento de Navarra. (EFE)
Reunión de los representantes de PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E este martes en el Parlamento de Navarra. (EFE)

El PSN ha retomado esta mañana las negociaciones con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra tras el parón de Sanfermines para tratar de llegar a un acuerdo sobre la estructura del futuro gobierno después del pacto programático alcanzado el día previo al inicio de las fiestas. Y en esta primera reunión sobre la conformación del Gobierno se han mantenido los planteamientos que los dos principales socios del futuro Ejecutivo liderado por María Chivite han venido defendiendo desde el inicio de los contactos: los socialistas insisten en su pretensión de liderar un gobierno monocolor mientras la formación que lidera el PNV en Navarra reclamar entrar en el futuro Ejecutivo.

En esta primera cita, a la que no ha acudido Chivite, los representantes del PSN han entregado a las tres formaciones con las que aspira a llegar a un acuerdo de gobierno en minoría un documento de trabajo sobre estructura de gobierno. El planteamiento de partida de los socialistas es gobernar en solitario, si bien se muestra “abierto” a llegar a un acuerdo en “otros términos”, según ha señalado el secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz, que, no obstante, ha rehusado concretar detalles de su propuesta en base a la "confidencialidad".

El PSN está abierto a integrar en el Gobierno a consejeros independientes, pero Geroa Bai insiste en estar en el Ejecutivo con algunas consejerías

Entre las fórmulas que maneja el PSN está la de integrar un gobierno monocolor o con la presencia de consejeros independientes, pero Geroa Bai insiste en estar presente con algunas consejerías en su poder. Así lo ha vuelto a dejar de manifiesto el partido por boca de Itziar Gómez, quien ha ejercido de portavoz al término de la reunión, que apenas se ha prolongado por espacio de 20 minutos en el Parlamento de Navarra, al asegurar que “queremos un gobierno de responsabilidades compartidas, que cuente con la experiencia de trabajo de Geroa Bai”.

Geroa Bai no va a ceder en esta cuestión. En las elecciones autonómicas del 26 de mayo obtuvo nueve representantes, dos menos que el PSN, que quiere liderar un gobierno socialista en minoría con 23 de los 50 escaños en el Parlamento –Podemos (2) e Izquierda Ezquerra (1) apenas suman tres asientos tras la debacle de la formación morada en las urnas–. Por ello, apuesta abiertamente por un gobierno en coalición. “El futuro Gobierno de Navarra tiene que contar con la presencia de personas de Geroa Bai”, ha incidido Gómez para elevar la presión sobre los socialistas

La formación que lidera el PNV en la Comunidad Foral sabe que tiene la sartén por el mango y más cuando puede ejercer de interlocutor con EH Bildu, de quien depende la investidura de María Chivite y con quien los socialistas se niegan a dialogar de cara a lograr la necesaria abstención de los parlamentarios ‘abertzales’. El PSN insiste en que no va a hablar ni llegar a ningún tipo de acuerdo con la antigua Batasuna, que cuenta con siete parlamentarios, para no traspasar las líneas rojas impuestas por Ferraz y, en este escenario, el partido de la actual presidenta en funciones, Uxue Barkos, se configura como el gran aliado de los socialistas para recabar el apoyo por acción u omisión de quien ha sido su socio de gobierno en la pasada legislatura.

Ramón Alzórriz, en su comparecencia al término de la reunión. (EFE)
Ramón Alzórriz, en su comparecencia al término de la reunión. (EFE)

La realidad es la que es y el PSN se ha abierto a integrar a Geroa Bai en el futuro gobierno para responder a sus exigencias. Ya lo hizo en primer término cuando cedió la presidencia del Parlamento de Navarra a la formación nacionalista y permitió que EH Bildu entrara en la Mesa de la Cámara foral para atender sus reivindicaciones y allanar así el camino a la investidura de Chivite. "Cuando dialogas con otros grupos estás abierto a llegar a acuerdos en otros términos", ha afirmado Alzórriz para abrir la puerta a un gobierno en el que no sólo los socialistas ocupen carteras. Los cuatro partidos, con el documento que les ha entregado hoy el PSN como punto de partida, volverán a reunirse el jueves para avanzar en las negociaciones para acordar la estructura del futuro Ejecutivo, a expensas de la decisión que adopte EH Bildu.

Lo que sí cierra la puerta el PSN es a "hablar con Navarra Suma" de cara a lograr la hipotética abstención ante la investidura de Chivite de la coalición de derechas integrada por UPN, PP y Ciudadanos, que ganó las elecciones al obtener 20 escaños, nueve más que los socialistas. "No se merece que el PSN hable con ellos, un partido que está insultando y calumniando con mentiras en temas tan sensibles como el terrorismo que hemos sufrido los socialistas", ha aseverado Alzórriz.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios