difícil encaje en el senado

La recolocación de Maroto se complica en el PP: Mañueco tiene sus candidatos a senador

Casado retrasa los nombramientos pendientes en el parlamento y la anunciada remodelación en el aparato del partido al seguir empeñado en dejarlos hasta después de los pactos

Foto: Javier Maroto. (EFE)
Javier Maroto. (EFE)

Pablo Casado retrasa los nombramientos pendientes en su equipo de oposición parlamentaria y la anunciada remodelación de cargos en el aparato del PP al seguir empeñado en dejarlos hasta después de los pactos autonómicos todavía en el aire. Pero mientras, los ya cerrados como el de Castilla y León, añaden más complicaciones a los planes de la dirección al confirmarse que Javier Maroto tendrá difícil encaje en el Senado por esa comunidad autónoma. El nuevo presidente del gobierno regional y también barón del partido, Alfonso Fernández Mañueco, tiene sus propios candidatos para esa disputada plaza.

Maroto, número tres del Partido Popular como vicesecretario de organización, se quedó sin escaño en el Congreso en las elecciones del 28-A por el desastre electoral general de su formación especialmente duro en el País Vasco y en concreto en su antiguo feudo de Álava. En la sede de Génova tantean desde entonces las posibilidades de que ocupe un escaño en el Senado por el cupo de designación autonómica con vistas a que sea portavoz en la Cámara en sustitución de Ignacio Cosidó, todavía en funciones en el cargo que ocupa desde el final de la pasada legislatura.

La mayoría de los estatutos de autonomía exigen que los senadores de designación propios sean antes diputados regionales y unos pocos se conforman con que el aspirante esté censado en la comunidad, como ocurre en Castilla y León. Además de que en fuentes del PP reconocen que no está claro que el propio Maroto esté dispuesto a cumplir ese requisito de tipo formal de cambiar de domicilio (ahora vive entre Madrid y Vitoria), la organización regional de los populares tampoco cuenta con entrar en esa operación. Ya perdieron en los comicios del 26-M una de las dos plazas que tradicionalmente tenían en el Senado y el sucesor de Juan Vicente Herrera quiere enviar a la Cámara Alta a un dirigente de su región.

Dentro de los equilibrios internos de su organización regional, Fernández Mañueco maneja los nombres de la exconsejera de Hacienda Pilar del Olmo y del exalcalde de León Antonio Silván para ese puesto. La primera formaba parte del equipo de máxima confianza de Herrera mientras que Silván fue el competidor de Mañueco en la pugna por la presidencia regional del PP.

Antonio Silván vota en las pasadas elecciones. (EFE)
Antonio Silván vota en las pasadas elecciones. (EFE)

Según fuentes de los populares, podría haber hasta un tercer aspirante para ir al Senado, pero no Maroto. Para evitar cualquier imagen de desgaste en las relaciones entre el equipo de Casado y la nueva dirección regional, Mañueco ha quedado en aplazar en las Cortes de Castilla y León la elección de los senadores autonómicos hasta finales de mes.

Cosidó, todavía portavoz parlamentario en la Cámara Alta y nombrado como tal por la dirección nacional el verano pasado, ocupa ahora una de esas plazas de designación autonómica y su futuro político es otra de las incógnitas que Casado tiene que aclarar antes de agosto.

El presidente del PP acudió el pasado viernes a la toma de posesión de Mañueco en las propias Cortes regionales y, además de encontrarse en el acto con Mariano Rajoy, fue preguntado por la plaza de senador pendiente de cubrir. "Pregunten al presidente de la Junta de Castilla y León", fue la respuesta de Casado. Javier Maroto, también presente como número tres del partido y responsable de los pactos en el ámbito nacional, no quiso hablar de sus aspiraciones con el argumento de que bastante tiene con ocuparse de las negociaciones pendientes en Madrid o Murcia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios