TODAS LAS MIRADAS PUESTAS EN MADRID

Casado y Abascal "avanzan" la negociación tras verse y Cs pide a Vox "entrar en razón"

Los líderes de PP y Vox se reunieron durante una hora y media asegurando que las negociaciones "avanzan". Pero Albert Rivera sigue declinando verse con Abascal

Foto: El presidente de VOX, Santiago Abascal (i), y el presidente del PP, Pablo Casado (d). (EFE)
El presidente de VOX, Santiago Abascal (i), y el presidente del PP, Pablo Casado (d). (EFE)

La Comunidad de Madrid sigue acaparando todas las miradas a escasas horas de que tenga lugar el pleno de investidura que sigue sin candidato. A la espera de la reunión que se producirá esta tarde entre los líderes autonómicos, los presidentes de PP y Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal, se encontraron en la mañana de este martes en el Congreso. La reunión, que se prolongó aproximadamente durante una hora y media, finalizó casi a las doce de la mañana y ambos partidos coinciden al afirmar que "las negociaciones continúan avanzando". La urgencia de desbloquear la situación en Madrid hizo al presidente del PP aceptar rápidamente la última condición de Vox: un encuentro a nivel nacional. Albert Rivera, sin embargo, se mantiene firme en su postura. Entiende que las conversaciones deben producirse en el ámbito autonómico e insiste en que no se verá cara a cara con el de Vox. Así lo confirmó él mismo durante una comparecencia en la Cámara.

Casado y Abascal "avanzan" la negociación tras verse y Cs pide a Vox "entrar en razón"

Fue el propio Abascal el que ayer pidió un encuentro con Casado y con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, como nueva condición para desbloquear la situación en ambas comunidades. Vox eleva al plano nacional las negociaciones mientras la formación naranja continúa negándose a pasar de las meras conversaciones sobre un acuerdo cerrado ya entre populares y naranjas. No es a lo único que se niega. Rivera contestó en un mensaje a Abascal que no acudiría a una reunión de líderes y emplazó a los equipos negociadores autonómicos a continuar el diálogo. En todo caso, Ciudadanos entiende que Vox lo que tiene que hacer es "rectificar" ese sentido del voto y "dejar de bloquear" los posibles gobiernos.

El líder naranja insistió en que espera que Vox “entre en razón” y “permita” un Gobierno de PP y Ciudadanos. Asegura que “los que votaron que no” son ellos y que son los que deben replantearse la situación. “En Murcia estuvimos reunidos cinco horas y si tenemos que volver a hacerlo, lo haremos”, zanjó volviendo a recalcar que él ni forma parte de los comités territoriales ni ha estado nunca presente en esas conversaciones.

Por su parte, la portavoz de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ratificaba este lunes las palabras de su líder, dando un paso al lado y confirmando que Madrid solo se desbloquearía si Rivera aceptaba verse con Abascal. En la mañana del martes la situación continúa exactamente igual: insiste en que PP y Cs no cuentan con los votos de sus 12 diputados y, por tanto, avanza ya que una hipotética investidura de Díaz Ayuso no saldrá adelante. En Vox sentó especialmente mal que populares y naranjas cerraran un acuerdo de Gobierno (programático y de estructura del Ejecutivo) sin contar con ellos y, sobre todo, que se enteraran por las publicaciones en prensa. "Parece que no quieren contar con los votos de Vox", se quejó Monasterio.

En Murcia la situación también sigue bloqueada. Más todavía si cabe después de que Abascal sugiriera que si Ciudadanos no puede asumir una negociación a tres, dé un paso al lado y permita entonces un pacto entre PP y Vox con su abstención. El líder de ultraderecha recordó que los votos de PP y Vox en Murcia (20) suman más que PSOE y Podemos (19), por lo que entienden que los 6 diputados autonómicos de la formación naranjan podrían limitar a abstenerse.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

La hostilidad aumenta entre Cs y Vox

Como publica este diario, lejos de acercar posturas continúan con su particular camino hacia la incompatibilidad. Los votos del partido de Santiago Abascal son igual de necesarios tanto en Madrid como en Murcia para sacar adelante los acuerdos de gobierno que populares y naranjas tienen firmados. Sin su apoyo no salen, y el primer ejemplo se escenificó el pasado jueves en la Región. La investidura de Fernando López Miras no salió adelante porque los de Vox votaron en contra.

La hostilidad entre ambas formaciones no deja de aumentar entre ataques y nuevas exigencias políticas. La petición de un encuentro entre líderes no gustó en las filas naranjas. Después de que la portavoz nacional, Inés Arrimadas, inclinara la balanza hacia una negativa sin aclarar exactamente los planes de Rivera, el partido confirmaba en la tarde de este lunes que no se producirá ese encuentro. Ciudadanos considera que las conversaciones deben llevarse a cabo en un marco estrictamente territorial, donde hay designados equipos negociadores. Apuntan además que en el caso de Vox, no habrá más que conversaciones para intentar que los diputados tanto de Murcia como de Madrid "rectifiquen" el sentido de su voto y permitan poner en marcha ejecutivos de PP y Ciudadanos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios