INVESTIDURA DEL POPULAR LÓPEZ MIRAS

Choque de trenes: Cs y Vox agotan sus posiciones en el día clave para Murcia

El popular López Miras llega a la votación final de su investidura con pocas certezas. La incompatibilidad de Cs y Vox quedó escenificada y hoy enfrentan la primera gran prueba de fuego

Foto: El candidato a la presidencia de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras. (EFE)
El candidato a la presidencia de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras. (EFE)

Mientras las posturas de Ciudadanos y Vox continúan pareciendo incompatibles e irreconciliables, Murcia se sitúa este jueves como foco de todas las miradas. El candidato popular, Fernando López Miras, se somete a la segunda votación de investidura esta tarde, en lo que será la primera prueba de fuego para el bloque de la derecha tras las elecciones autonómicas del 26 de mayo. Y lo hace con pocas certezas de que tendrá éxito. Al menos, de momento. La guerra fría entre el partido naranja y el que dirige Santiago Abascal parece no tener fin y los cuatro diputados que tiene la formación de ultraderecha en la Asamblea de la Región siguen instalados en el no al acuerdo de PP y Ciudadanos.

Fuentes de la dirección de Vox insisten en culpar al partido de Albert Rivera: "Están empeñados en que no salga nada", aseguran a este diario, mientras que Ciudadanos se defiende entendiendo que los de Abascal no tienen otra opción o volverán a retratarse al lado de PSOE y Podemos. "Si votan que no a un Gobierno de PP y Ciudadanos, está claro que son ellos los que se lo tienen que explicar a sus votantes". Ninguno se mueve de sus posiciones y menos todavía tras el enfrentamiento abierto que mantuvieron ambos este miércoles en las redes sociales, insultos incluidos. Un mensaje de la cuenta oficial de Vox señalaba a Rivera como "sinvergüenza" y le acusaba de "lamerle el culo" a Macron.

En el partido naranja recibieron atónitos el mensaje y decidieron contestar con una canción de Locomía titulada 'Loco Vox'. Miembros de la dirección consideran que en este momento el partido de Abascal "ha perdido los papeles" y que se enfrentan a una encrucijada —tanto en Murcia como en Madrid— en la que "hagan lo que hagan, tienen mucho que perder". Ciudadanos no tiene ninguna intención de ceder. No se sentará con Vox a negociar ni habrá un documento conjunto en ninguna de las dos autonomías. En la cúpula naranja lo resumen claramente: "O tragan y dejan gobernar a PP y Ciudadanos, o nada".

Por su parte, fuentes del PP nacional insisten en que tratarán de "aunar posturas" hasta el último momento, aunque reconocen que la situación parece "muy complicada". El secretario general y número dos de Casado, el murciano Teodoro García Egea, se desplazó en la tarde de este miércoles hasta la Región con el objetivo de pilotar las últimas horas de negociación hasta que López Miras se someta a la votación definitiva, prevista para las siete y media de la tarde.

El portavoz del grupo parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, junto a la diputada Macarena Olona. (EFE)
El portavoz del grupo parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, junto a la diputada Macarena Olona. (EFE)

También en el grupo parlamentario naranja confían en que finalmente Vox, encabezado por Juan José Liarte en la Asamblea, reconsidere su posición. Saben que en la cúpula de su partido no habrá giros de guion. De hecho, algunos de sus dirigentes aseguran que el episodio del miércoles en Twitter sirvió para reforzar la postura de que "no blanquearán" a ese partido "con pactos programáticos ni acuerdos de ningún tipo". Ciudadanos irá hasta el final, en Murcia y también en Madrid, donde no descartan en absoluto unas nuevas elecciones, a pesar de que todavía no hay convocado un pleno con candidato para la investidura.

Choque de trenes: Cs y Vox agotan sus posiciones en el día clave para Murcia

En realidad, la estrategia del partido naranja está clara. Como explica un dirigente de la cúpula de Rivera, "es como el juego del gallina". Se trata de una estrategia en la que ambas partes retrasan a toda costa hacer concesiones hasta que el final de la negociación es inminente. La presión que existe en toda negociación puede obligar a uno de los dos a ceder para evitar un resultado negativo para todos. Si ninguna parte cede finalmente, se produce una colisión. El choque de trenes que parece ya estar instalado entre ambos. El mismo dirigente asegura que Ciudadanos "es el que mejor juega al gallina", eliminando cualquier atisbo de duda sobre un cambio en su postura.

En el lado de Vox también impera la firmeza. Dirigentes del partido de Abascal insisten en que si Ciudadanos continúa por el camino de la "humillación" a su formación y a sus votantes, no habrá nada que hacer. La presión es mayor teniendo en cuenta que lo que ocurra hoy en Murcia se entenderá como la antesala del caso madrileño. Dicho de otra forma: con la negociación de la Comunidad de Madrid abierta en canal, Vox no es partidario de hacer aún concesiones en la comunidad murciana asumiendo un acuerdo del que no forma parte.

Albert Rivera, junto al secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. (EFE)
Albert Rivera, junto al secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. (EFE)

Los números, en todo caso, son los que son. El martes, López Miras no superó la primera votación al contar solo con 21 votos a favor (obtuvo 15 de su partido en vez de 16 por la ausencia de la diputada Sonia Ruiz, capitana de la selección española de baloncesto en silla de ruedas, que se encontraba en una competición oficial, y los seis de Ciudadanos), frente a 23 en contra (de Vox, PSOE y Podemos). Este jueves se repetirá la secuencia y, si vuelve a cosechar una derrota, se abrirá un periodo de dos meses hasta la convocatoria de unas nuevas elecciones en que podrían celebrarse otras sesiones de investidura. Lo previsible en estos momentos —si las posturas continúan inamovibles— sería que a la vuelta del verano hubiera un nuevo intento, como probablemente ocurrirá en Madrid, con la presión añadida de otras elecciones.

La otra opción, si realmente López Miras fracasa y la vía con Vox se declara imposible, pasaría por que Ciudadanos abriera la puerta a una negociación con los socialistas con el objetivo de frenar esa repetición electoral. Su candidata y portavoz en la Asamblea, Isabel Franco, lo llegó a manifestar tal cual hace días, aunque no mencionó la amenaza durante el debate del martes, en el que se dedicó únicamente a exponer el pacto alcanzado con el PP.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios