LA FECHA PROBABLE, EL 23 DE JULIO

La fecha de la investidura se sabrá mañana tras una llamada de Sánchez a Batet

El presidente no regresa a Madrid por el bloqueo en las negociaciones para el reparto de puestos institucionales, que continuarán durante el martes. La fecha se conocerá según lo previsto

Foto: Pedro Sánchez conversa con Meritxell Batet el día de la constitución del nuevo Congreso, el pasado 21 de mayo. (Reuters)
Pedro Sánchez conversa con Meritxell Batet el día de la constitución del nuevo Congreso, el pasado 21 de mayo. (Reuters)

La fecha de la sesión de investidura se conocerá con seguridad este martes. Pedro Sánchez no estará en España porque el Consejo Europeo extraordinario se reanudará mañana, pero contactará telefónicamente desde Bélgica con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y luego ella misma comunicará a los medios la decisión cerrada.

El jefe del Ejecutivo en funciones encadenó su largo viaje a Osaka (Japón), para asistir a la cumbre del G-20, con Bruselas. Hasta allí voló el sábado desde el país asiático para continuar con las negociaciones para el reparto de los principales puestos institucionales —los 'top jobs'— de la UE. La cita, después de varias reuniones bilaterales y a varias bandas, arrancó en la tarde del domingo y continuó durante la madrugada y parte de la mañana del lunes. Pero no hubo fumata blanca. No se logró un acuerdo para la renovación de la cúpula europea, en buena medida por la resistencia de algunos gobiernos conservadores a que el socialista Frans Timmermans encabece la Comisión Europea. El choque sin precedentes en la UE hizo que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, suspendiera las conversaciones y convocara a los líderes de nuevo para mañana martes a las 11 horas en Bruselas.

Sánchez, por tanto, no regresará a Madrid, como estaba previsto. Así que la reunión que tenía programada para mañana con Batet no se hará de manera presencial. El contacto, como informaron fuentes de Ferraz y de la Presidencia del Congreso, se producirá, "como viene siendo habitual en otras investiduras, por teléfono". También le enviará una carta. La fecha "se conocerá mañana", tal y como sí se había fijado. La llamada entre los dos se producirá "a lo largo de la mañana", por lo que no hay una previsión aún de hora. Tras esa llamada, Batet convocará a los medios en la Cámara Baja, "tras haber comunicado su decisión sobre el pleno de investidura a los grupos parlamentarios", según informaron fuentes de su entorno.

Tras su charla con Sánchez, será Batet quien oficialmente comunicará a los grupos el día del pleno, y después informará a los medios


La potestad para señalar la sesión es, de hecho, de la jefa del Congreso, tal y como estipula el artículo 170 del reglamento: "En cumplimiento de las previsiones establecidas en el artículo 99 de la Constitución, y una vez recibida en el Congreso la propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno, el presidente de la Cámara convocará el pleno". Pero una decisión tan estratégica es decidida realmente por el candidato, y más en este caso en el que el presidente y la jefa del Congreso son del mismo partido. Sánchez recibió el encargo del Rey el pasado 6 de junio.

"Pido perdón a los grupos"

No se esperan, no obstante, muchas sorpresas. "Lo más probable", como informaban ayer desde la Moncloa y desde Ferraz, es que el debate arranque el lunes 22 de julio, a fin de que la primera votación, en la que se requiere mayoría absoluta, sea el martes 23. Esta primera votación es la fundamental, puesto que es la que, según el artículo 99 de la Constitución, activa el reloj. Transcurridos dos meses desde esa fecha, si no ha habido ninguna investidura exitosa, las Cámaras se disuelven y se convocan de manera automática nuevas generales. La reforma de la Ley Electoral que se introdujo en 2016, cuando el bloqueo político hacía presagiar que España podría conducirse a terceros comicios, impone que si hay repetición las urnas se abran a los 47 días, y no a los 54. Así, el proceso electoral se acorta.

El presidente pretende encajar otra ronda, por lo que dilatará la fecha de la primera votación hasta el 23, lo que permite evitar elecciones en puente

Si finalmente la fecha elegida para la primera votación es el martes 23 de julio, habría tiempo hasta el lunes 23 de septiembre para elegir nuevo presidente del Gobierno. De lo contrario, el Rey firmará el decreto de disolución de las Cámaras y de convocatoria de elecciones al día siguiente con el refrendo de Batet. Las segundas generales se celebrarían el 10 de noviembre, seis meses después de las primeras, las del 28 de abril.

El 23 de julio es la fecha más plausible porque no es demasiado inminente y permite salvar el puente de Todos los Santos. La semana próxima, el lunes 8 y el martes 9, queda demasiado cercana en el tiempo, y el presidente quiere intentar buscar apoyos con una nueva ronda de contactos con los líderes políticos. Otra toma de temperatura que se prevé infructuosa, puesto que Unidas Podemos reclama, para negociar, entrar en el Consejo de Ministros, idea que rechaza Sánchez y de la que no se moverá. Al menos por ahora. El 16 de julio conduce a elecciones el 3 de noviembre, en pleno puente, por lo que la participación probablemente se contraería. Y el último martes de mes, el 30, llevaría a que las urnas se abrieran el 17 de noviembre.

La fecha de la investidura se sabrá mañana tras una llamada de Sánchez a Batet

Sánchez también confirmó a los medios desde Bruselas que llamará a Batet mañana para informarle de la fecha. Y "hay plazo" para que la investidura tenga lugar en julio". "Mañana se conocerá la fecha y pido perdón a Batet y a los grupos parlamentarios por no poder hacerlo físicamente”, indicó. Sánchez esgrimió que su deber es estar en el Consejo Europeo y defender los intereses de España. Por esta razón "sobrevenida", añadió, ha preguntado a las Cortes cuál es el hábito parlamentario para respetarlo al máximo. "Parece que lo habitual no es que vaya el candidato al Congreso", explicó.

La fecha de la investidura se sabrá mañana tras una llamada de Sánchez a Batet

El bloqueo persiste porque Unidas Podemos insiste en pactar un Gobierno de coalición. PP y Ciudadanos, mientras, recalcan que no facilitarán la investidura del presidente en funciones. Pablo Casado dijo este mismo lunes desde San Lorenzo de El Escorial que no cooperará "ni activa ni pasivamente" en su reelección. La vicepresidenta, Carmen Calvo, reiteró que el propósito del Ejecutivo es firme, y es que la investidura prospere este mes y no se piense ni en agosto, ni en septiembre, ni en octubre. Pidió a todos los grupos que afronten "la responsabilidad de manera madura y generosa por España".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios