España en llamas

El fuego arrasa 10.000 hectáreas y dos personas mueren por la ola de calor

El calor y la sequedad del ambiente han facilitado la propagación de más de una veintena de incendios forestales en todo el país, de entre los cuales algunos han sido provocados por personas

Foto: Vecinos de Bovera observan el avance del fuego en las inmediaciones de la localidad de Tarragona. (EFE)
Vecinos de Bovera observan el avance del fuego en las inmediaciones de la localidad de Tarragona. (EFE)

La primera ola de calor de este verano se ha saldado con dos víctimas mortales y más de 10.000 hectáreas abrasadas. Comenzó este miércoles y durante el fin de semana ha dejado múltiples récords de temperatura en muchas provincias. El calor y la sequedad del ambiente han facilitado la propagación de más de una veintena de incendios forestales en todo el país. Los más devastadores han tenido lugar en las provincias de Tarragona, Ávila, Toledo y Madrid.

Durante la madrugada del sábado al domingo las labores de extinción han logrado controlar el incendio declarado en Villanueva de Huerva (Zaragoza) y también se ha conseguido estabilizar el fuego en la Ribera de l'Ebre, Tarragona. Este último ha arrasado más de 6.500 hectáreas, según las últimas cifras facilitadas por las autoridades. Sigue activo, sin embargo, el fuego que ha afectado a la zona de Almorox, Caldalso y Cenicientos, entre Toledo y Madrid, y que ya ha abrasado más de 2.700 hectáreas, según los datos dados por Emergencias. Las autoridades han comunicado que el viento está complicando que el incendio de Almorox sea estabilizado.

Madrid sube a nivel 2 de alerta

El incendio entre Madrid y Toledo ha requerido el desalojo de 40 vecinos residentes en la urbanización El Encinar del Alberche, en Villa del Prado, una zona cercana al incendio. El comité asesor del INFOMA ha tomado esta decisión como medida preventiva mientras se sigue trabajando en la extinción del incendio que está asolando terrenos de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios.

Los desalojados se encuentran ya en el polideportivo municipal. También fueron desalojadas el sábado las personas que se encontraban en el camping de Cadalso. En este momento trabajan en el incendio 450 efectivos de Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, la UME y el Ministerio de Agricultura, junto a otros 40 efectivos de la UME que llegarán esta tarde. Además se está creando un perímetro con maquinaria pesada para evitar el avance del incendio.

Durante la madrugada el principal foco de atención ha estado en Peña Cenicientos, donde aún hay varios focos activos. La Agencia de Seguridad y Emergencias de Madrid ha informado que se está llevando a cabo un "trabajo minucioso" por parte de los bomberos de Madrid y de la Comunidad de La-Mancha junto a los efectivos de la UME y los agentes forestales.

Al amanecer está previsto que se incorporen los medios aéreos para seguir avanzando.

Por el momento, ninguno de los incendios ha dejado víctimas mortales pero, sin embargo, el calor sí. Las temperaturas extremadamente altas se han cobrado ya la vida de dos personas, un joven de 17 años en Córdoba y un hombre de 93 años en Valladolid, mientras que varias personas han sido hospitalizadas en estado grave.

También cinco bomberos que intervenían en el dispositivo para intentar controlar el incendio de la Ribera d'Ebre (Tarragona) han tenido que ser atendidos por golpes de calor, y dos de ellos fueron hospitalizados. El incendio de Tarragona fue el más virulento y fue estabilizado poco antes de la diez de la noche del sábado.

10.000 hectáreas carbonizadas

Tras arrasar unas 6.500 hectáreas y afectar a municipios tarraconenses como Flix o Vinebre, los bomberos de la Generalitat han logrado estabilizar el incendio que se declaró el pasado miércoles en la comarca de Ribera d'Ebre. Este incendio ha sido uno de los más importantes declarados en los últimos años en Cataluña, y ahora los trabajos se centran en que no se reactive ni avance.

La Generalitat mantiene desplegados sobre el terreno 50 dotaciones de Bomberos, con 34 vehículos autobomba y tres helicópteros, entre otros medios, en tanto que ha decidido replegar a sus bases los medios aéreos del Ministerio de Agricultura y a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).


Estos sí siguen trabajando en la Comunidad de Madrid como parte del operativo de 350 agentes, entre bomberos, retenes forestales, del Suma 112 o guardia civil en los municipios madrileños de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos.

A primera hora de este domingo, la comunidad madrileña ha activado el nivel 2 de en una escala de 0 a 3 de peligrosidad que fija el plan de emergencias contra incendios (INFOMA) debido a la evolución del fuego, lo que implica el despliegue de medios extraordinarios.

De esta forma hay operativos 14 medios aéreos, entre ellos tres hidroaviones del Ministerio de Agricultura y un helicóptero de coordinación.

Incendios provocados por "factor humano"

El consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha confirmado que detrás de los dos incendios que han asolado en las últimas horas el sur de la provincia de Ávila está "la mano del hombre" y confía en que ambos se estabilicen.

En la ciudad de Toledo ha quedado controlado a las 8.34 horas de la mañana el incendio forestal iniciado el viernes en las afueras de la capital, tras quemar unas 1.600 hectáreas, según los datos de la administración regional.

El incendio, que ha pasado de nivel 1 de peligrosidad a 0, comenzó en el paraje denominado Cerro de los Palos y obligó a desalojar a los vecinos de la urbanización Montesión durante varias horas.

Abandono en Pedro Bernardo

La Junta de Castilla y León también ha rebajado el nivel de peligrosidad de los incendios que aún permanecen activos en los municipios abulenses de El Arenal, Gavilanes y Pedro Bernardo, todos ellos situados en la vertiente sur de la sierra de Gredos, dentro de la comarca del valle del Tiétar.En el caso del fuego de Gavilanes y Pedro Bernardo, se mantiene el nivel 1 de peligrosidad, si bien la situación "tiende a mejorar considerablemente".

El alcalde de Pedro Bernardo (Ávila), David Segovia, ha denunciado la situación de "abandono" que ha vivido la localidad en las primeras horas del incendio, donde él mismo junto con los concejales del municipio tuvieron que ir a controlar el fuego ellos mismos.

Segovia ha querido poner voz a la "rabia, indignación e impotencia" que se respira en el municipio y que ha llevado a los vecinos a concentrarse en la plaza de la localidad. "Estamos muy cansados, queremos vivir en el pueblo porque no nos gusta la ciudad, pero parece que nos quieren echar", ha insistido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios