La Audiencia Nacional envía a Barcelona el caso Neymar
  1. España
ACEPTA EL RECURSO DEL DELANTERO

La Audiencia Nacional envía a Barcelona el caso Neymar

Treinta meses después de que la Fiscalía presentara acusación la Sección Segunda considera que deben ser los juzgados catalanes los que instruyan las irregularidades en el fichaje

Foto: Neymar. (Reuters)
Neymar. (Reuters)

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha decidido estimar el recurso presentado por Neymar en el procedimiento abierto por presuntas irregularidades en su fichaje por parte del Barça. Treinta meses después de que la Fiscalía presentara acusación en su contra, ordena que la causa se remita a la Audiencia Provincial de Barcelona, informan a El Confidencial fuentes jurídicas. Es previsible que una vez se asuma la competencia en Cataluña la instrucción se reinicie de nuevo.

La decisión se produce en contra del criterio de la Fiscalía que en su última contestación a la enésima solicitud del jugador, ahora en el Paris Sant Germain, dejaba traslucir un hartazgo apenas disimulado. Con el juicio oral ya abierto, cuando parecía atisbarse la luz al final del túnel, un último tirabuzón volvió a retrasar el arranque ya inminente de la vista. La defensa de Neymar pidió que se enviara el procedimiento a Barcelona, donde, asegura, tuvieron lugar la mayor parte de los delitos de los que se le acusa. Tres magistrados le dan ahora la razón.

Los magistrados entienden que los hechos con relevancia penal fueron presuntamente cometidos en Barcelona. En un auto, estiman la declinatoria de jurisdicción solicitada por las representaciones de los investigados, entre ellos el propio futbolista, sus padres, el presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, el expresidente Sandro Rosell o la sociedad N&N Consultoría Esportiva Empresarial. La causa se sigue por delitos de corrupción entre particulares y de estafa a raíz de una denuncia de la empresa DIS, propietaria de una parte de los derechos del jugador.

La resolución, tras examinar las alegaciones de las partes, señala que los hechos con relevancia penal "fueron cometidos en Barcelona, ciudad donde se desplegaron las estrategias y conductas criminales engañosas que dieron lugar a la comisión de aquellas, lugar desde donde se produjeron los desplazamientos patrimoniales, ciudad donde se tomaron las decisiones encaminadas a tal fin y donde se produjeron los efectos delictivos producto de las conductas mencionadas, así como la finalidad de todo el entramado delictivo”.

La Sala entiende que una vez establecida la jurisdicción española para el conocimiento de los hechos, debe señalarse el órgano judicial competente para el enjuiciamiento de la causa, por lo que de acuerdo con el artículo 14 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se indica como competente para el conocimiento y fallo de la causa la Audiencia Provincial de la circunscripción donde el delito se haya cometido. Por tanto, dice la Audiencia Nacional, en este caso los Tribunales de Barcelona.

La opinión del fiscal

Una cuestión de territorialidad que, en opinión del fiscal, ya se ha ventilado en anteriores ocasiones y que, además, se presentó de forma extemporánea. En su escrito, defendido in voce en una reciente vista, José Perals defendía que la cuestión alegada se ha resuelto no una ni dos veces, si no hasta en cuatro ocasiones. El Juzgado Central de Instrucción 5 se declaró en principio competente, después de eso, la instancia superior, la Sala lo de Penal, rechazó los recursos contra la decisión. En otro de los giros de este caso que parece gafado, la cuestión acabó en manos del Juzgado Central de lo Penal, ya que las penas reclamadas por algunas de las acusaciones eran superiores a los cinco años. También se declaró competente. Se rechazaron, cuarta vez, los recursos presentados entonces.

Antes de este intento de cambio de jurisdicción que ha triunfado, las defensas reclamaron que el procedimiento acabara en otros lugares. Las defensas argumentaron que era necesario sacar la investigación de España ya que el presunto delito de corrupción entre particulares cometido por Neymar debía verse ante la Justicia brasileña. Neymar jugaba en el Santos FC antes de su fichaje en el Barça. En Brasil, el ilícito por el que se le persigue no existe. La alusión al presumible archivo fue atendido y los recursos desestimados.

La principal dilación en el arranque del juicio vino provocada por el cambio de tribunal encargado de juzgar los hechos. El procedimiento fue asumido, por la entidad de las penas, por el magistrado José María Vázquez Honrubia, ahora jubilado. Pero en 2018, otra vez cuando el juicio parecía estar a las puertas, el magistrado apreció que las penas que podían imponerse por los hechos eran superiores a las de su competencia y lo envió a la Sala. Y allí descansa desde entonces, recurso va recurso viene.

Los hechos

Los hechos se remontan a 2011. El procedimiento se elevó a juicio en mayo de 2017 cuando el instructor José de la Mata abrió vista oral contra el delantero brasileño, sus padres, el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, su predecesor Sandro Rosell y, como personas jurídicas, al FC Barcelona y al Santos por estafa y corrupción en los negocios. Impuso entonces una fianza conjunta y solidaria de 3,4 millones de euros en concepto de responsabilidad pecuniaria.

En junio de 2015, el fondo de inversión DIS, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del delantero cuando este jugaba en el Santos de Sao Paulo, denunció haber sufrido un perjuicio económico por el contrato de 40 millones de euros que firmó el Barça con él en 2011 para atar su contratación. DIS no recibió nunca cantidad alguna por esa prima previa de contratación. Ingresó únicamente el porcentaje estipulado de los 17.100.000 euros establecidos como precio de transferencia de derechos federativos, es decir, 6.840.000 euros. Según lo cálculos del juez y la Fiscalía, se perdieron por el camino más de cuatro millones.

Por estos hechos la Fiscalía de la Audiencia Nacional pedía dos años de prisión y 10 millones de euros de multa para el futbolista. Ve en el fichaje realizado en dos tiempos toda una serie de irregularidades. Desde la violación del Reglamento FIFA hasta la firma de contratos simulados entre el club de origen y el Barça para inflar la cantidad total del fichaje. Espera poder llegar al fin de este camino lleno de baches este 2019 pero, aún, todo pende de un hilo.

Neymar Audiencia Nacional FC Barcelona Sandro Rosell