COMPARECENCIA TRAS EL CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno urge a Podemos a "concentrarse" en julio y rebaja la amenaza de elecciones

La portavoz incide en que los socialistas aún esperan una respuesta de los morados, a los que reclama que no piensen en una investidura fallida y empiecen a acordar sobre la oferta del presidente

Foto: Pedro Sánchez y su mujer, Begoña Gómez, a su llegada a la cena de bienvenida con motivo de la cumbre del G-20, en Osaka, Japón, este 28 de junio. (EFE)
Pedro Sánchez y su mujer, Begoña Gómez, a su llegada a la cena de bienvenida con motivo de la cumbre del G-20, en Osaka, Japón, este 28 de junio. (EFE)

El Gobierno intenta modular sus mensajes a Unidas Podemos. Presión, sí, pero sin que ahogue. Por ahora, le sigue demandando que no piense en una investidura fallida en julio y otra viable en septiembre. Que el momento es el próximo mes, y ahí deben "concentrarse" todos los esfuerzos, puesto que España necesita un Ejecutivo "cuanto antes". Ahora, después de 48 horas agitando el miedo a elecciones, aparca relativamente ese escenario, para insistir en que no son las urnas lo que busca, porque los ciudadanos ya hablaron "inequívocamente" en las dos convocatorias consecutivas de abril y mayo.

Se cumplen este viernes dos meses de las generales del 28 de abril y apenas se ha avanzado. La reelección de Pedro Sánchez sigue paralizada y la tensión es indisimulable entre el PSOE y Unidas Podemos tras el fracaso de la cita del pasado martes en la Moncloa. La única decisión clara es que el presidente se verá el próximo martes con la jefa del Congreso, Meritxell Batet, para acordar la fecha de la sesión de investidura, a partir de la cual se activará la cuenta atrás de dos meses hacia nuevas elecciones. Este viernes, la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, no quiso precisar más el calendario, aunque sí trasladó el empeño del Gobierno para lograr "por todos los medios" que la Cámara dé su confianza a Sánchez en julio.

"Ningún buen alumno lleva sus notas a septiembre [...]. Vamos a concentrarnos en julio. Porque no hay otra alternativa. No hay otra alternativa de Gobierno. Vamos a concentrarnos por responsabilidad en julio. Sería frívolo por parte de las fuerzas políticas pensar en que lo que puede ser en julio sea dos meses más allá". El Ejecutivo, pues, no piensa "para nada en un escenario de investidura fallida", el que dibuja Podemos. "¡Vamos por Dios en julio a trabajar por este país!", exclamó. Celaá se mostró convencida de poder lograrlo: lo consiguen otros países europeos de nuestro entorno que también tienen parlamentos fragmentados, así que España debe conseguirlo, más aún por su coyuntura económica "favorable", su "excelente" posición en Europa y el relieve del PSOE como partido "jefe de la socialdemocracia" en el Viejo Continente. "Este es un país que da gusto cuidarlo. Nos sentimos con fortaleza", remachó.

La propuesta a Unidas Podemos es tan "enorme entidad" y "contenido" como para que Iglesias la considere "positiva" para trabajar, dice Celaá


La portavoz defendió que no es necesario esperar dos meses y medio, como quieren los morados, con la esperanza de que Sánchez se abra a su propuesta, que es la de un Gobierno de coalición. Los socialistas plantean un Gabinete "de cooperación", en donde la colaboración con Unidas Podemos afecte a lo programático, lo parlamentario y lo institucional. Una propuesta de una "enorme entidad" e "importancia", de "enorme contenido", que hace referencia a programa y a medidas sociales como las que las dos fuerzas han venido construyendo en el último año. Un planteamiento contundente, defendió, como para que los morados lo consideren "positivo" y trabajen "en contenidos".

"Hagámoslo en julio"

Celaá insistió, como ha venido haciendo partido y Ejecutivo, que el presidente no ha recibido una contestación de Pablo Iglesias a su oferta de cooperación en contenidos y en la "estructura, en la Administración de ese Gobierno". "Necesitamos recibir una respuesta", subrayó, porque esa cooperación "puede y debe llevar a buen término la política española". "Hagámoslo en julio", remarcó.

"¿Por qué las negociaciones tienen que dar siempre una suma cero, en el que uno es sometido y el otro gana. Tenemos que pensar en el 'win-win", esgrime

Es decir, que el Gobierno aspira a que Unidas Podemos comience la casa por los cimientos y acuerde sobre programa, que es el punto en el que están más próximas ambas fuerzas. Esto no quiere decir que el PSOE se apee de su planteamiento firme: la oferta es de un Ejecutivo de cooperación, que no de coalición, porque la suma de los dos partidos no alcanza la mayoría absoluta en el Congreso y "es necesario aportar espacios para que otras fuerzas políticas puedan también incorporar sus propuestas". En ese sentido, la apelación que Iglesias hace al modelo valenciano (o al balear), en el que el PSOE sí cogobierna con los morados y con otras fuerzas, no es "útil" porque allí y en otros territorios la suma sí da.

El Gobierno urge a Podemos a "concentrarse" en julio y rebaja la amenaza de elecciones

Celaá abrió una puerta a la esperanza, pensando en que el acuerdo vendrá si hay una cesión por las dos partes. "No hay que ser tan pesimistas. ¿Por qué las negociaciones en los tiempos contemporáneos tienen que dar siempre una suma cero, en el que uno es sometido y el otro gana? Tenemos que pensar en el 'win-win' [en que todos ganan], en algunas estrategias en las que se pueda llegar a acordar". La ministra llamaba, por tanto, a mirar un punto de encuentro entre las posiciones enconadas de socialistas y morados.

El llamamiento a arrimar el hombro se extiende, naturalmente, a las formaciones de la derecha, a PP y Ciudadanos, ya que, como no hay otra "alternativa", se den cuenta de que no han de obstaculizar la construcción del nuevo Gabinete socialista.

Resultados "inequívocos"

La Moncloa y Ferraz, en los últimos días, han lanzado el aviso a Podemos de que o inviste en julio a Sánchez o el país se pondrá rumbo a elecciones, porque no se someterá a una seguna elección fallida en septiembre. Este viernes, Celaá rebajó un poco el tono de advertencia para proclamar que las urnas no son el escenario preferido ni buscado por el PSOE: "Creo que tiene que quedar claro que el Gobierno no quiere ir a nuevas elecciones. Y no quiere hacerlo a pesar de los sondeos y por respeto a los ciudadanos, porque cada voto vale".

"Tiene que quedar claro que el Gobierno no quiere ir a nuevas elecciones. Y no quiere hacerlo pese a los sondeos y por respeto a los ciudadanos", subraya

La ministra argumentó que los españoles han votado de manera "muy reflexiva", adaptando su voto al tipo de convocatoria —generales, autonómicas, municipales y europeas—, y ahora por tanto "lo respetuoso, lo responsable, es trabajar con los resultados inequívocos del 28 de abril". La portavoz sostuvo lo obvio: que si hay una investidura fallida en julio, se abrirá un plazo de dos meses en el que según el artículo 99 de la Carta Magna, se deben tramitar sucesivas propuestas de candidaturas hasta conseguir presidente. "Y hasta ahí puedo llegar. Más no puedo porque depende del candidato".

El Gobierno urge a Podemos a "concentrarse" en julio y rebaja la amenaza de elecciones

Y es, en efecto, el candidato y secretario general del PSOE el que marca los tiempos y la estrategia. Este sábado habrá ocasión de escucharle de nuevo, en la prevista rueda de prensa con la que cierre la cumbre del G-20 que se celebre en Osaka. Y el domingo se encontrará en Bruselas, en el Consejo Europeo extraordinario, para cerrar el reparto de los 'top jobs' de la UE, a los que, por cierto, como recordó Celaá, el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, sigue optando pese a su renuncia al escaño de eurodiputado.

"La lucha del colectivo LGTBI es la nuestra, su libertad es la de todos"

Este Consejo de Ministros en funciones, presidido por la vicepresidenta, Carmen Calvo, coincide con la celebración del Día Internacional del Orgullo LGTBI. Un día, dijo la ministra Isabel Celaá, de "memoria histórica", la que recuerda a todos aquellos que fueron "sometidos a la persecución y a la clandestinidad" por su orientación e identidad sexual". 

Desde aquella redada en el pub neoyorquino Stonewall Inn, en 1969, hace 50 años, mucho ha llovido, recordó, pero millones de personas siguen luchando en todo el mundo por sus derechos. Una lucha que "continúa". "Por eso el Gobierno quiere reiterar que su lucha es nuestra lucha, que su libertad es la de todos", subrayó la portavoz del Ejecutivo. 

Celaá: "La lucha del colectivo LGTBI es la nuestra y su libertad la de todos"

La recuperación de la memoria histórica del colectivo LGTBI "no solo tiene un valor simbólico para España, sino un sentimiento de justicia, de justicia debida". Máxime, añadió, cuando desde algunos sectores se está proponiendo una "involución en el reconocimiento de la igualdad en este terreno". Se refería, naturalmente, a Vox, con quien están tejiendo acuerdos, de manera directa o indirecta, PP y Cs. 

Este viernes, la imagen gráfica de la Moncloa, de Pedro Sánchez y del PSOE en redes sociales se tiñeron de los colores de la bandera arcoíris, la que identifica al colectivo LGTBI. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios