A LAS RESOLUCIONES DE LA JUNTA ELECTORAL

El juez procesa a Torra por desobediencia en su guerra del lazo amarillo

El 'president' colocó lazos amarillos y pancartas en instituciones públicas durante la campaña electoral pese a las resoluciones para que retirara dicho material

Foto: Torra cambia el lazo amarillo en el Palau de la Generalitat.
Torra cambia el lazo amarillo en el Palau de la Generalitat.

Quim Torra, a un paso del banquillo. El magistrado instructor de la causa abierta en la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra el 'president' de la Generalitat, por la querella de Fiscalía en relación con la supuesta desobediencia a resoluciones de la Junta Electoral Central en el episodio de la campaña de las generales sobre la exhibición de lazos amarillos en instituciones públicas, ha finalizado las diligencias acordadas y transforma el procedimiento de diligencias previas a procedimiento abreviado. La decisión equivale al procesamiento y supone un primer paso para celebrar juicio en su contra.

En un extenso auto, el juez determina que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de desobediencia o, subsidiariamente, de denegación de auxilio a la autoridad competente. Abre el trámite para que las partes presenten petición de apertura de juicio oral a través de escrito de acusación o, en su caso, sobreseimiento. Desestima, además, la petición anterior a este trámite de sobreseimiento presentada por el abogado del sucesor de Carles Puigdemont.

A lo largo de 29 páginas, el magistrado Carlos Ramos detalla que la instrucción, en la que se han ido practicando numerosas diligencias de comprobación, ha permitido comprobar que Torra empleó "una argucia" para mantener los lazos en la fachada de la sede la Generalitat pese a conocer que su comportamiento violaba las disposiciones de la Junta Electoral Central. "Con el propósito de disimular su firme designio de incumplir el mandato, decidió solicitar al Sindic de Greuges aclaraciones", dice el auto.

El juez no tiene duda de la "voluntad obstativa del querellado" y se refiere a unas declaraciones de Elsa Artadi en las que esta informó de que Torra les había comunicado "su firme intención de mantener la pancarta con un lazo amarillo y el lema 'Llibertat presos politics" que colgaba del balcón del Palau de la Generalitat. La argucia continuó, detalla el escrito, que se refiere a la sustitución del tradicional símbolo por otro, esta vez de color blanco y con un trazo rojo. El lema se cambió por 'Llibertat d'expressió'.

No solo el edificio principal lucía la simbología. También estaba presente en las 'conselleries' y delegaciones territoriales, menciona el magistrado, que inscribe esta exhibición como parte de una misma estrategia. Considera que el comportamiento del 'president' traslució "una reiterada y evidente pasividad a lo largo del tiempo" en que no dio cumplimiento al mandato. El comportamiento omisivo le lleva a considerar que cometió el mencionado delito de desobediencia, o en su caso, denegación de auxilio. Ambos se condenan con multas y, lo que es más importante, con la suspensión de cargo público por un periodo de hasta tres años.

"Lo que el querellado pretendió al sustituir unos símbolos por otros no fue sino persistir en la desobediencia", indica el juez en otro punto. Califica los lazos como una representación de "los anhelos de independencia de Cataluña respecto de España y su constitución en forma de república". Así, especifica que con estos se identifican legítimamente determinados partidos y una parte de la ciudadanía de Cataluña frente a otros que se oponen a ello "con idéntico afán".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios