Detenidas por contratar un sicario para matar a un estafador y vender sus órganos
  1. España
Les estafaron 60.000 euros

Detenidas por contratar un sicario para matar a un estafador y vender sus órganos

Madre e hija fueron estafadas y decidieron vengarse por su cuenta: contrataron a un sicario que se hacía pasar por agente secreto, que resultó ser falso y les volvió a robar 7.000 euros

Foto: Agentes junto a un coche patrulla de la Policía Nacional (iStock)
Agentes junto a un coche patrulla de la Policía Nacional (iStock)

Una doble estafa y un falso agente secreto. Esta es la historia del enrevesado triángulo criminal con el que se encontraron el pasado 14 de junio en Madrid los agentes de la Policía Nacional, que detuvieron a una madre (52 años), a su hija (20 años) y al supuesto agente secreto (29) que contrataron para vengarse de un timador -y expareja de la madre- que les había estafado cerca de 60.000 euros en total en múltiples y continuados timos.

Tras haber sido engañada por su exnovio, la madre y su hija decidieron tomarse la justicia por su cuenta. Todo pareció encajar cuando la pareja sentimental de la joven se declaró jefe de los servicios secretos cuando ella le comentó "la indignación" que sentía por esta situación. Fue él quien, presuntamente, le propuso localizar y asesinar al estafador a través de un sicario y, posteriormente, vender sus órganos para recuperar el dinero que les había robado. Según el novio, este plan permitiría "resarcilas económicamente" de los varios timos.

Ambas partes firmaron un contrato por el que se comprometían a encontrar al estafador y en el que calculaban que tenían que vender siete órganos para recuperar el dinero que les había sido sustraído. En el documento, también se detallaba que si el estafador se negaba, le obligarán mediante el código 341 del Reino de España y que antes de matarlo será llevado a un "tribunal antiterrorista". El plazo de ejecución se fijaba, según el contrato, entre los 60 y los 180 días.

Para llevar a cabo este servicio, el supuesto agente secreto les presentó sus credenciales: Consejero Primero de la CIA y el Mossad, experto en combate y en defensa personal y artes milenarias (nivel "avanzado, muerte"); en eliminación a mano con arma blanca y fuego; y en conducción temeraria, o interrogatorios.

Foto: Detención en Amorebieta del presunto autor intelectual del asesinato del concejal de Llanes. (Jose Mari Alonso)
Un inductor, un enlace y dos sicarios: los 4 detenidos del crimen del concejal de Llanes
José María Olmo José Mari Alonso. Amorebieta (Vizcaya)

También destacaba su amplio dominio de los idiomas. Según el documento, este alto cargo del servicio de inteligencia era capaz de hablar, además del español, 22 idiomas: inglés, alemán, francés, italiano, portugués, finés, ruso, rumano, chino mandarín, árabe, hawaiano, griego, latín, sueco, hindi, bengalí, panyabí, japonés, holandés, turco, noruego y danés.

En su hoja de servicio adjunta detallaba, entre otros resultados, 1.897 objetivos abatidos, 524 capturados, 2 pérdidas en la unidad, además de 352 misiones efectuadas, con 46 medallas obtenidas y 104 países de traslado. Todo resultó ser otra estafa más.

Foto: Breiner Augusto Portilla, el sicario que asesinó al joven empresario, detenido por la Policía de Colombia. (Foto: Policía Colombia)

El trato se selló con una fianza o adelanto de 7.000 euros, una cantidad le dieron al presunto agente secreto para cerrar el compromiso de encontrar al estafador, contratar a un sicario para asesinarle y encargarse de recuperar el dinero.

Sin embargo, el agente secreto nunca cumplió el trato y al pasar las semanas y no consumarse el asesinato, las dos mujeres se sintieron timadas, lo que las llevó, de nuevo, a presentarse para denunciar la doble estafa.

Lo que a lo mejor ellas no imaginaban es que ellas también acabarían arrestadas por su presunta implicación en un delito de proposición para cometer asesinato. Más tarde, el falso agente ambién fue detenido. Los investigadores también han comprobado que el estafador al que pensaban matar se encuentra ileso y en buen estado.

Ninguno de los tres detenidos tiene antecedentes policiales, y ahora se investiga si este hombre, que les aseguró a las dos mujeres que era un alto cargo del CNI y tenía documentos falsificados con el anagrama de ese servicio de inteligencia, ha estafado a más personas.

Sucesos Policía Nacional
El redactor recomienda