PARALIZACIÓN DE LAS NEGOCIACIONES

Podemos mira ya a septiembre tras apuntar una "investidura fallida" de Sánchez en julio

Los socialistas niegan que Sánchez dijera que va a mirar a la derecha. Desde la formación morada confían en reconducir las negociaciones si falla el "plan A" de la abstención de Rivera

Foto: La portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, este 26 de junio en el Congreso. (EFE)
La portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, este 26 de junio en el Congreso. (EFE)

Las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos han quedado paralizadas después del infructuoso encuentro entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias este martes en la Moncloa para desatascar las conversaciones de cara a la investidura. Las posiciones están tan alejadas que desde Podemos se habla ya de "investidura fallida" en julio en espera de si "Sánchez tuerce el brazo a [Albert] Rivera" para la abstención de Ciudadanos, que sería "su plan A", y dar otra oportunidad para las negociaciones de cara a una segunda investidura en septiembre. Mientras, los socialistas se reafirman en la tesis de investidura exitosa en julio o nuevas elecciones. La portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, aseguraba este miércoles que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, habría comunicado este martes a Pablo Iglesias que prefiere "el apoyo de la derecha" para ser investido, negando haber recibido ninguna propuesta en firme del presidente del Gobierno. Algo que negó rotundamente horas después la número dos del PSOE, Adriana Lastra, quien a su vez se preguntó si los morados están dispuestos a votar por segunda vez en contra de un presidente socialista.

"El candidato a la presidencia nos ha comunicado que prefiere de momento buscar el apoyo de la derecha e ir posiblemente a una investidura fallida sin negociar nada", aseguró en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados Irene Montero. La portavoz parlamentaria añadió que no hay "ninguna línea roja" por parte de Podemos, que está disponible a sentarse a negociar con el candidato socialista en cuanto esté dispuesto a "buscar un Gobierno de coalición progresista". Los tiempos los marca el presidente del Gobierno, y en Podemos asumen que habría decidido arriesgar presentarse a la investidura sin apoyos para volver a intentarlo en una segunda vuelta —dentro de los 60 días que marca la Constitución desde la primera—, que se produciría en septiembre.

La máxima de mantener discreción en las negociaciones se ha roto por ambas partes, con acusaciones cruzadas. Si ayer era el PSOE quien ponía sobre la mesa que durante la reunión Iglesias habría amenazado con votar no a su investidura, hoy era Podemos quien trasladaba que Sánchez les habría comunicado su preferencia por buscar el apoyo de la derecha, vía abstención, que pactar un Ejecutivo progresista. "Nos preocupa que Pedro Sánchez busque el apoyo de la derecha. Creemos que lo mejor para España es un Gobierno de coalición progresista. Nos apena que el presidente en funciones busque el apoyo de la derecha, que amenace con repetición electoral y quiera ir a una investidura fallida, sin negociar, como mecanismo de presión", concluía Montero.

"Nos preocupa que Sánchez busque el apoyo de la derecha. Creemos que lo mejor para España es un Gobierno de coalición progresista", señala Montero


Además, reprochó a Sánchez que use la investidura como "una herramienta para amenazar", pero añadió que a Unidas Podemos no le queda otra que aceptar que va a esa cita parlamentaria "sin negociar con nadie", y estar preparados para abrir de nuevo las negociaciones cuando toque. En este sentido, indicó que cuando el PSOE vea que "no le pueden torcer el brazo a Rivera", ellos van a estar ahí para negociar. Montero recordó además que el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos es posible porque "los números son tozudos" y la voluntad de la mayoría social es la de un Ejecutivo progresista. "Aunque estamos un poco tristes porque Pedro Sánchez haya decidido por ahora buscar el apoyo por la derecha e ir a una investidura fallida sin negociar nada con nadie, creemos que los números son tozudos y la voluntad de los españoles será la que prevalezca", mantuvo.

Iglesias ve posible el acuerdo por aritmética

Estas declaraciones contrastan con lo expresado en la mañana de este miércoles por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que aseguró que un acuerdo entre su formación y los socialistas "está más cerca de lo que puede parecer", en referencia a la aritmética y a que, en su opinión, Rivera no parece dispuesto a ceder para permitir con la abstención de su grupo parlamentario la investidura de Sánchez. Así se expresó en la inauguración de unas jornadas en el Congreso de los Diputados, donde señaló que "la preocupación que tienen algunos" es un elemento "revelador" de lo cerca que está el acuerdo, aunque hayan pasado ya dos meses desde las elecciones.

Iglesias fue tajante al afirmar ante los asistentes al acto que no se fíen nunca de la palabra de un político. "Fiarse es lo más imprudente" que se puede hacer en la vida: "No se fíen de ninguno, de nosotros tampoco". El líder de la formación morada incidió en que no están para "creer mentiras ni promesas" y que por eso advirtió al presidente en funciones de que su grupo se moverá "a partir de las garantías", apuntando a que la única válida es un Gobierno de coalición.

Podemos mira ya a septiembre tras apuntar una "investidura fallida" de Sánchez en julio

Iglesias recordó a Sánchez que tiene dos opciones: "El plan A", que es forzar un acuerdo con la derecha, o el B, que es la coalición con Unidas Podemos. Y se mostró convencido de que el pacto con Ciudadanos o el Partido Popular "no lo va a conseguir". Una vez más, el líder de Podemos reiteró que las decisiones importantes de su formación, como sería el sentido del voto en la investidura, las toman los inscritos del partido. Se refería así a la celebración de una consulta a las bases para determinar el voto del partido, como ya se hizo en 2016 tras el acuerdo de legislatura entre Sánchez y Rivera, en el que los inscritos de Podemos votaron masivamente a favor del no frenando esta opción y forzando la repetición de elecciones.

Lastra subraya que el PSOE tuvo claro que su socio preferente es Unidas Podemos y pregunta a Iglesias si volverá a votar contra un presidente socialista

"Desde el minuto cero, desde el día siguiente de las elecciones, hemos dejado claro que Unidas Podemos es nuestro socio preferente", replicó horas después la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. La portavoz parlamentaria recordó que el presidente había ofertado un Gobierno "de cooperación" basado en tres ejes —programático, parlamentario e institucional— "y la respuesta ha sido que no". También el líder morado rechazó una comisión de seguimiento de los acuerdos, incidió. "Es lo único que el presidente ha hablado con el señor Iglesias. No entiendo las declaraciones de Irene Montero porque no es así, no es esa la realidad. Nosotros seguiremos trabajando hasta el último día para que haya un Gobierno cuanto antes en España", siguió.

Podemos mira ya a septiembre tras apuntar una "investidura fallida" de Sánchez en julio

Así, Sánchez irá a la investidura en julio porque "en agosto este país necesita tener un Gobierno que empiece a trabajar desde el minuto cero" para "seguir aumentando" los derechos ciudadanos o revertir los recortes del PP. "La izquierda sabe entenderse, y eso es en lo que está el PSOE. Me gustaría que Iglesias y Unidas Podemos nos aclare si van a volver a votar en contra de la investidura de un presidente de izquierdas y haciéndolo de la mano de PP, Ciudadanos y Vox". Lastra refrescaba así la imagen de 2016, cuando Sánchez fue tumbado por Iglesias. La portavoz insistió en que el PSOE tiene "las ideas muy claras" y "sabe lo que quiere". "Lo sabe toda España. No tenemos nada que ocultar porque todo lo que hemos dicho ha sido público" y ha sido replicado por ella misma, por Sánchez y por el número tres, José Luis Ábalos, sostuvo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios